jueves. 22.02.2024
Mauricio Marci y Mariano Rajoy
Mauricio Marci y Mariano Rajoy

Mauricio Macri y Mariano Rajoy hicieron públicas sus respectivas preocupaciones por lo que el primero de ellos denominó “el regreso de los populismos en países de Europa y América Latina”. Lo hicieron a cara descubierta y durante la apertura del décimo tercer Foro de Negocios ABECEB que tuvo lugar esta mañana en el Faena Art Center de la Ciudad de Buenos Aires bajo el lema “Abre los ojos a un nuevo mundo de negocios. Despertó un nuevo orden mundial”.

El evento en el que ambos ex mandatarios atacaron duramente al “populismo” de izquierda -evitando de esta manera mencionar nada respecto de la peligrosidad de los populismos de derecha a los que ambos suscriben- está considerado uno de los más importantes sobre liderazgo, nuevos negocios, geopolítica, economía, innovación y cambio social de Iberoamérica.  

Ambos ex mandatarios atacaron duramente al “populismo” de izquierda, evitando mencionar nada respecto de la peligrosidad de los populismos de derecha

Impunes respecto de los entramados de corrupción y espionajes ilegales en los que estuvieron inmersos en sus respectivos gobiernos, los ex presidentes dejaron firmes sus posturas respecto de la nueva ola progresista que, a fuerza de destructivos y malogrados procesos neoliberales, parecen volver a ocupar un lugar preferencial entre el electorado que sabe hasta qué niveles de miseria puede conducir a un país un gobierno que ajusta a quienes menos tienen, que favorece a las minorías acomodadas, que recorta derechos, que saquea los recursos y que endeuda, como lo han sido los de Mauricio Macri en Argentina y Mariano Rajoy en España.  

Según Macri, la continuidad de un gobierno peronista en Argentina está vinculada a la coyuntura política actual. “El populismo se inventó en la Argentina. No por nada es uno de los pocos países del mundo que en los últimos años sólo aceleró su retroceso. Está claro que así no podemos seguir y por eso la única opción en el ballotage tiene que ser el cambio. Con Javier Milei compartimos una dirección en ese sentido. A Sergio Massa ya ni lo votan en el municipio de Tigre, será que lo conocen bien”, señaló ex presidente que en 2015 llegó al poder con la promesa de “Pobreza Cero” y en 2019 culminó su mandato triplicando los niveles de pobreza, y dejando la pesada herencia de una deuda con el Fondo Monetario Internacional que pagarán varias generaciones de argentinos. 

Mariano Rajoy no dudó en apoyar a su colega y amigo Mauricio Macri en la campaña a favor del libertario de la motosierra

Coincidiendo con Macri, su par español sostuvo que “Dominado por la incertidumbre acerca del futuro próximo de Estados Unidos y el papel de China, el nuevo orden mundial muestra un juego de alianzas. De un lado, están las democracias liberales que respetan la libertad y los derechos humanos, mientras que del otro avanzan populismos y teocracias, con un claro desprecio por la ley. En tanto que los BRICS avanzan en paralelo, con cierto tufillo anti-occidental y una apertura hacia más países, la Argentina incluida. Esperemos que el país no tome finalmente ese camino y vuelva a insertarse en cambio en el camino de democracias que hacen reformas para que la gente pueda mirar adelante y vivir bien. Ya está comprobado que la demagogia barata solo sirve para hacer daño”.

Es sabido que para Mariano Rajoy es fundamental pensar antes de hablar y no hablar tras pensar, tal como dijo durante el debate de moción de censura en su contra. Quizás debido a esto, en Buenos Aires no dudó hablar sin pensar para apoyar a su colega y amigo Mauricio Macri en la campaña a favor del libertario de la motosierra a quien mima y protege en pos de un triunfo que lo libre de las causas que la justicia acumula en su contra. 

Al finalizar sus respectivas exposiciones -en las que dejaron en claro que son ellos, los neoliberales, la única esperanza para detener al progresismo- ambos mandatarios estrecharon sus manos e intercambiaron elogios y lisonjas. Horas más tarde se los vio conversando en uno de los más coquetos barrios porteños. Una estampa que invita a reflexionar acerca de aquello de que Dios los cría y que ellos se juntan.  

Dios los cría: Rajoy y Macri, juntos y en campaña