domingo. 03.03.2024

“Me niego a que el peronismo arruine el motor económico de España”, dijo ayer la presidenta de la Comunidad Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante el debate en el Pleno de la Asamblea. “Sánchez nos va a llevar a la ruina”, había dicho instantes antes de soltar la frase que en Argentina ha generado la respuesta inmediata de todo el arco que constituye el Peronismo.

Díaz Ayuso advirtió además que está dispuesta a recurrir la reforma fiscal que promueve el gobierno ante el Tribunal Constitucional al considerarla una subida de impuestos encubierta que viola la autonomía de su región, y posteriormente calificó el plan de Sánchez de “populismo fiscal”.

Vale decir que la postura de la referente del Partido Popular tiende a la defensa de los intereses de las clases dominantes, en detrimento de la facción de la sociedad española más vulnerable; un hecho que no ha pasado desapercibido por quienes salieron a responder a estos dichos desde la Argentina.

Uno de ellos fue el Secretario de Relaciones Parlamentarias y líder del Movimiento Evita que no dudó en apuntar contra Ayuso por cuestionar a la fuerza política que, aún con sus desaciertos y claroscuros, a lo largo de su historia ha sacado de la pobreza a millones de argentinos impulsando la justicia social. Fue el peronismo, de la mano de Evita, quien con la gira solidaria Arcoiris ayudó a paliar el hambre en Europa tras la segunda guerra”, escribió en su Twitter el referente de la economía popular y funcionario de la Jefatura de Gabinete, en relación con el viaje que en 1947 realizó la entonces primera dama, Eva Perón, a España para representar a la Argentina. “Un gran abrazo al pueblo español y en especial al de Madrid, que tienen que soportar semejantes representantes”, remató Navarro en alusión a Ayuso para cerrar su mensaje.

Una fuerza política que, aún con sus desaciertos y claroscuros, a lo largo de su historia ha sacado de la pobreza a millones de argentinos impulsando la justicia social

Por su parte, la portavoz de la presidencia da la Nación, Gabriela Cerruti, dijo que “si Isabel Díaz Ayuso cree que es mejor para España tener macrismo que peronismo, le recordamos que el macrismo en la Argentina nos dejó con una deuda de 40 mil millones de dólares". Cerruti expresó además que "la señora se refirió al peronismo después de haberse reunido con Mauricio Macri” que dejó a la Argentina una deuda por los próximos 100 años, inflación del 50% y desempleo en tasas históricas.



Es obvio que el peronismo no tiene nada que ver con lo que Ayuso desea para España. Para la portavoz del Gobierno Argentino se debe a que “el peronismo defiende el derecho de los trabajadores, de las mujeres y de los que menos tienen, y quiere un país donde todas y todos puedan alcanzar su bienestar en base a lo que se proponen, y que no dependan del lugar donde nacieron".

Gabriela Cerruti recordó además que "La señora Ayuso tiene buena relación con Macri, entonces, le recordamos que él está siendo investigado porque durante su gobierno, muchos de los negocios se dieron para su familia y, si no entiendo mal, Ayuso está siendo investigada por la fiscalía europea porque el negocio de los barbijos en el peor momento de la pandemia, que aquí en la Argentina llevó adelante el CONICET, en España lo llevó adelante el hermano de la señora. Tal vez esta cuestión de dejar todo para los ricos y quedarse con los negocios del estado para la familia sea algo que tiene en común la señora y Macri".

Isabel Díaz Ayuso, la antiperonista