#TEMP
viernes. 01.07.2022

A propósito de la invasión de Ucrania por parte de Putin y su aparato militar tres breves apuntes.

1. No estamos ante una guerra entre dos partes, sino frente a una invasión militar injusta y terrible de una nación soberana, con un gobierno democrático y legítimo quien junto al pueblo ucraniano le esta plantando cara, pese al desigual potencial militar. Putin y quienes le secundan son los únicos responsables de tanto sufrimiento, de tanta destrucción y de tanta muerte. Deben pagar por ello.

2. Me parece totalmente imprescindible que el gobierno y el pueblo ucraniano reciban todo tipo de ayuda, incluida la armamentista, para hacer frente a la invasión. Y por eso estoy totalmente de acuerdo con la decisión de muchos países europeos, incluida España, de remitir armas ofensivas a Ucrania. La unidad de la UE es un paso importantísimo para hacer frente a Putin y su locura.

Me parece infantil, irresponsable, y muy peligrosa la oposición a tal decisión que algunas formaciones de izquierda de España están orquestando, que únicamente refuerza al invasor, al causante principal de esta catástrofe. Vaya desde aquí mi apoyo y aplaudo sin dobleces la sensata actitud de la Vicepresidenta 2ª del gobierno, Yolanda Díaz.

Al margen de ello, me parece innecesario e incluso peligroso, toda la información pública que con toda suerte de detalles está dando el gobierno de España sobre  el envío de ese material militar a Ucrania. No creo que sea necesario informar ni la hora, ni el lugar, ni lo que transportan los aviones. En estos temas tan delicados la discreción debe ser algo fundamental.

3. Es algo delicado lo que voy a decir, pero que me veo en la obligación de manifestarlo públicamente, porque así lo pienso en estos momentos: ante la actuación de un "dictador loco" con tanto poder destructivo como tiene, la única forma de poner fin a esta sinrazón a corto plazo, al margen de toda la presión internacional,  es que el pueblo ruso se oponga públicamente a esta invasión y la cúpula militar rusa de un Golpe de Estado y destituya a Putin y lo entregue para ser juzgado por delitos de lesa humanidad. Ver como a esa jóvenes rusos, se les manda a matar a sus iguales y a morir sin justificación y sin saber porqué, es algo que nos debe revelar a cualquiera. Debemos a hacer un llamamiento expreso a la deserción de estos miles de jóvenes que Putin está utilizando para sembrar el terror y la muerte al pueblo ucraniano y al mundo entero.

Tres apuntes sobre la invasión de Ucrania