miércoles 21/10/20
EN LA DIPUTACIóN PROVINCIAL DE OURENSE

Baltar, el “cacique bueno, condenado por las 104 contrataciones “a dedo” en la Diputación de Ourense

Por Juan Martínez García | El otrora todopoderoso expresidente de la Diputación orensana, José Luis Baltar, ha sido condenado a 9 años de inhabilitación especial por prevaricación continuada.

baltar

Desgraciadamente, la condena no va tener efecto alguno, ya que el propio Baltar dimitió hace 2 años de las presidencias de la Diputación y del PP orensano

El otrora todopoderoso expresidente de la Diputación orensana, José Luis Baltar, ha sido condenado a 9 años de inhabilitación especial por prevaricación continuada. Ese es el fallo dictado por el juzgado de lo Penal orensano, sobre el caso de las 104 contrataciones en la Diputación en los tres primeros meses de 2010 en el que se señala que Baltar actuó “con conciencia de que faltaban los principios básicos de cualquier contratación pública como es la publicidad de dichos contratos para cualquier persona pudiera acceder, privando el acceso a la función pública de acuerdo con los principios de mérito y capacidad”.

Desgraciadamente, la condena no va tener efecto alguno, ya que el propio Baltar dimitió hace 2 años de las presidencias de la Diputación y del PP orensano (“..a mí no me echa nadie, ya me inhabilito yo…” declaró entonces a EL PAIS), y en la actualidad disfruta de su jubilación. Su hijo, José Manuel Baltar, “heredó” ambas presidencias, y parte del proceso de la “herencia” de la presidencia del PP orensano parece que se demuestra que son estas 104 contrataciones, con las que Baltar “padre” quisó “pagar” el apoyo a la elección de su hijo.

Durante el juicio Baltar fue señalado por el secretario y el responsable de personal de la Diputación como “único responsable de los 8 decretos de contratación y de la selección de los contratados”. Mientras que el expresidente alegaba que él se limitaba a hacer una “primera criba” entre las solicitudes, pero que al final, la selección era responsabilidad de los técnicos y de los jefes de servicio.

Baltar siempre mantuvo en el juicio que nunca nadie le advirtió de la obligación de dar publicidad a los procedimientos de selección para las 104 contrataciones, y que resolver esos procesos con contratos temporales por procedimiento de urgencia fue lo indicado por el jefe de Personal de la Diputación. Hay que recordar que el centenar largo de contrataciones públicas fueron realizadas pocas fechas antes de la celebración del congreso provincial del PP de Ourense, en que fue elegido presidente del mismo su hijo, José Manuel Baltar.

La sentencia no duda del desconocimiento planteado por el secretario y el jefe de personal de la Diputación sobre las contrataciones y de las advertencias que le hicieron a Baltar sobre las irregularidades del proceso. Y es totalmente clara la conclusión de que Baltar actuaba de forma «plenamente consciente», y se le advierte en la sentencia que “ser presidente de Diputación no es una propiedad de la que pueda hacer el uso que bien le parezca a su titular”, y también destaca que “parece que la Diputación era una empresa privada que se contrataba a quien le parecía oportuno al acusado”.

En su alegato final, Baltar insistió en su inocencia y en la tranquilidad de su conciencia, mientras que aprovechaba para afirmar que los auténticos responsables, el secretario y el jefe de personal de la Diputación, estabán pidiéndole que asumiera la culpa del fraude en los procesos de selección.

En cualquier caso, la defensa del Baltar ya anunció que van a recurrir la sentencia  ante la Audiencia Provincial de Ourense.

La fiscalía y las acusaciones populares (PSOE y Manos Limpias), mantuvieron sus peticiones de condena de 10 años de inhabilitación para cargo público y electo. Además, el PSOE también concretó una petición de responsabilidad civil de casi 700.000 euros, para compensar el coste de las 104 contrataciones, que fue rechazada.

Baltar, el “cacique bueno, condenado por las 104 contrataciones “a dedo” en la...