miércoles 17.07.2019
¿Me acompañas a conocerlo?

Erice, un pueblo siciliano

Erice es un pueblo siciliano que tiene una belleza especial y con unas vistas increíbles. Es recomendable su visita.

¿Me acompaña a conocerlo?


Erice está situada al oeste de la isla a unos diez km de Trapani y a tres km de la costa. Tiene una montaña que se llama monte Ericus que da la sensación de más altura de la que tiene pues solo tiene 666 metros. La ciudad se llamó Monte San Giuliano hasta 1934.

Había en la cima de la montaña un templo de Venus o Afrodita que la leyenda decía que había sido fundado por Eneas; la diosa era Venus Erixina. Diodoro Sículo atribuye la fundación del templo y la ciudad al héroe epónimo Érix, quien habría recibido a Heracles cuando fue a visitar la isla y habría luchado con él siendo derrotado. 

Érix era hijo de AfroditaButes, el rey del país, y Virgilio le hace hermano de Eneas. Por indicaciones de Tucídides se supone que Érix y Segesta fueron ciudades de los sículos y en concreto de la tribu de los élimos. No parece que recibiera nunca una colonia griega pero sí es seguro que fue helenizada.

f10

Fue posiblemente aliada de Segesta y después de la expedición ateniense entre los años 415 a. C.-413 a. C. a Sicilia, se alió con Cartago. Se libró en el año 406 a. C. en su costa una batalla entre cartagineses y siracusanos, que estos últimos ganaron.

Con la expedición de Dionisio I al oeste de Sicilia en el año 397 a. C., Erice se sometió al siracusano, pero al año siguiente fue recuperada por los cartagineses. Hacia el año 370 a. C., la recuperó Dionisio poco antes de morir, pero los cartagineses la volvieron a recobrar, y seguramente quedó en sus manos hasta la expedición de Pirro I de Epiro el el año 278 a. C.En este año una fuerte guarnición se opuso al rey de Epiro, pero este entró en la ciudad por asalto dirigido por él mismo.

Volvió en la primera guerra púnicaa estar en manos de los cartagineses y en el año 260 el año a. C., el general Amílcar Barca la destruyó y trasladó a sus habitantes al promontorio de Drepanum, donde fundó la ciudad de este nombre. 

La ciudad vieja siguió estando poblada por algunos ciudadanos que se opusieron al traslado. Pocos años después fue ocupada por el cónsul romano Lucio Junio, que también se apoderó por sorpresa del templo de la cima de la montaña, que estaba fortificado, y el templo fue saqueado por los mercenarios galos.

Amílcar se dirigió a Erice para instalarse en la cima, aunque ocupó la ciudad, los romanos resistieron en la parte alta del monte. Amílcar conservó la posesión de la ciudad y finalmente la abandonó con el resto de sus habitantes, hacia Drepana, donde fue asediado por los romanos, y resistieron hasta la victoria naval de Cayo Lutacio Cátulo, que derrotó a los cartagineses y forzó la paz en el 241 a. C.

Después de eso, Erice se convirtió en un lugar insignificante. Es mencionada más tarde como deshabitada. El santuario dependía de Segesta que fue la ciudad que pidió al emperador Tiberio la restauración. Los habitantes de Erice que pudieron haber quedado se establecieron en la zona del templo en la cima de la montaña donde está el centro histórico de la moderna San Giuliano.

f1

El templo de la montaña era reverenciado por los romanos y fue visitado por los diversos gobernadores romanos de Sicilia. Se creó para el templo una guardia de honor formada por voluntarios de diversas ciudades, y diecisiete ciudades pagaban entre todas una cantidad al año para los adornos de la diosa.

Decayó al final de la República romana y los habitantes de Segesta pidieron la restauración a Tiberio, que se comprometió, pero que no lo llevó a término, y fue Claudio el que lo restauró posteriormente. Después ya no volvió a ser mencionada y no se sabe cuando se destruyó o fue abandonada. 

Modernamente allí había un castillo que fue prisión. El templo aparece en una moneda de Considio Noniano del siglo I a. C.que muestra el templo con un períbolo fortificado que incluía una buena parte de la montaña.

Tenemos entre los muchos monumentos de importancia la Iglesia Matriz del siglo XIV, y con los interiores rehechos en el último siglo. El Castillo Medieval, del siglo XII y XIII, con los restos del Templo y el Ayuntamiento, sede de una biblioteca y del Museo CORDIC, rico con monedas arqueológicos de la necrópolis ericina donde destaca una cabeza de Afrodita del siglo IV a. C.

f3

CASTELLO DI VENERE

Es un castillo de construcción normanda del siglo XII, que se encuentra en un acantilado aislado en la esquina sureste de la cima del monte Erice, construido sobre las ruinas de un templo eremita-fenicio-romano dedicado a la Venus Erycina, que era la diosa de la fertilidad. Los normandos utilizaron las piedras del templo para construir el castillo.

Aquívivían las sacerdotisas que practicaban el arte de la prostitución sagrada con los peregrinos, que iban a la cima rocosa para rendir homenaje a la diosa. 

En Erice, en el antiguo santuario, el culto a la divinidad femenina de la fertilidad tomó diferentes nombres a lo largo de los siglos y los pueblos. Primero el culto fenicio de la diosa Astarté, adorado por los Elimi. 

Para la construcción de la fortaleza medieval, por parte de los normando, también se utilizaron fragmentos del antiguo santuario y del templo romano. La fortaleza fue una“plaza real”para los virreyes aragoneses hasta el siglo XVI. 

Se convirtió con los Borbones en una prisión. En las primeras décadas del siglo XIX pasó al municipio, que a finales del siglo lo otorgó en concesión al Conde Agostino Pepoli a cambio de una restauración.Hizo reconstruir la torre pentagonal después de haber sido destruida en el siglo XV, y creó un hermoso jardín inglés.

f9

Las excavaciones arqueológicas se llevaron a cabo en busca del templo de Cultrera en 1934-36. La mayoría de los hallazgos se conservan en el conservado Museo Pepoli en Trapani.

El castillo estaba conectado al resto de la cumbre por un puente levadizo, que luego fue reemplazado por la escalera actual. La fachada del castillo, orientada hacia el oeste, está dominada por merlones gibelinos, y la pared del complejo sigue, con hendiduras y protuberancias, el contorno del acantilado. 

Se puede ver la entrada a una galería secreta, que estaba bajo tierra con respecto a los edificios faltantes y que salió del castillo. En la empinada pared rocosa, en el viento del norte, se levanta una pared, atribuida a Dédalo, compuesta por doce filas horizontales de piedras cuadradas y superpuestas sobre el opus rectum.

Los principales representantes de la autoridad real residían en el castillo, incluido el Castellano, que administraba la justicia penal, que incluía entre sus tareas principales la administración de la prisión y el mantenimiento de la fortaleza. El área, que rodea el castillo, recibe el nombre de Balio de la figura del Bajulo del reino.

PORTA TRAPANI

f7A lo largo de las murallas de la ciudad aún se pueden ver tres puertas llamadas Trapani, Carmine y Spada.

Porta Trapanillamada así porque mira hacia Trapani. Tiene una forma ojival y se coloca entre dos bastiones sólidos.

Porta Spada está situada en la parte norte. Su nombre se debe a la masacre de los angevinos que ocuparon Erice durante la Guerra de las Vísperas en el siglo XIII.

Porta Carmine se encuentra en la plaza opuesta a la Iglesia del Monte Carmelo y en ella hay un gran nicho con una estatua sin cabeza calcárea de San Alberto.

Porta Trapani nos muestra la organización defensiva de la ciudad que, a través de las diferentes épocas históricas, siempre desarrolló un importante papel estratégico-militar. Esto viene confirmado por las majestuosas murallas de la ciudad, de la época élimo-púnica, denominadas ciclópeas por su extraordinaria dimensión

Habiendo entrado ya en la ciudad debemos destacar las estrechas calles empedradas, que siguen recorridos tortuosos entre casas de piedra, claustros y arcos inesperados. Debemos f2destacar la gracia de los patios interiores de las casas, embellecidos con esmero por flores y plantas, que de alguna forma nos recuerdan a los patios cordobeses.

Podemos contemplar entre las callejuelas hasta sesenta iglesias y admiraremos las fachadas de las casas patricias, en una superposición de estilos que van desde el gótico, al renacentista y barroco.

Todo está lleno de tiendas artesanales que exponen cerámicas variopintas y alfombras tradicionales, trabajadas aún en viejos telares. Las continuas subidas y bajadas de callejuelas nos conducen a la gran plaza centras, la plaza de Umberto I, en la que encontraremos el Palacio Municipal y la rica biblioteca Vito Carvani, siendo el verdadero centro de la ciudad.

La plaza Umberto I también tiene el museo Cordici y en su entrada nos encontraremos con una preciosa Anunciación de Antonello Gagini. Un poco más alejada nos encontraremos con el Centro de cultura científica Ettore Majorana fundada por el científico Antonino Zichichi, que ha hecho de Erice una ciudad de la ciencia. Erice recibe a científicos de fama internacional que se reúnen en esta sede para discutir sobre emergencias meteorológicas, ambientales y tecnológicas.

f8

La Torretta Pepoli 

Este castillo tiene raíces sarracenas, pero su forma actual es el resultado de las obras de reconstrucción y remodelación llevadas a cabo en el siglo XIX por el Conde Agostino Pepoli. Gracias a su lejanía y aislamiento natural del ruido y la vida agitada de la ciudad, era su lugar favorito para reuniones privadas con amigos, estudiosos, artistas, científicos.

El castillo se ha sometido recientemente a un serio cambio de imagen y ahora está abierto al público, pero hasta ahora el poco espacio disponible en su interior estaba vacío. Además de las impresionantes vistas desde las galerías y torres del Monte Cofano y el Mar Tirreno, también ofrece la sensación única de entrar en el mundo de los cuentos de hadas.

Se ha estableció en su interior un museo multimedia interactivo que permite al visitantes hacer una excursión ideal por la historia, cultura y tradiciones de la ciudad de Erice y sus personajes, con la voz original del conde Pepoli como narrador.

f6

Miradores

Desde muchas de las calles exteriores de Erice se puede admirar el paisaje, pero hay puntos especiales por sus vistas. 

Mirador sur de Giardino del BalioDesde aquí divisarás los campos al sur de Sicilia, la costa de Trapani a tu derecha con las islas Egadasal fondo y el Castillo de Venere recortado a tu izquierda.

Castillo di Venere. Con una posición y altura privilegiadas, sus murallas ofrecen el mayor campo de visión de Erice: norte, sur y este en una misma foto panorámica.

Mirador junto a la torre del Balio. Si continúas por el jardín y rodeas la torre del Balio te encontrarás con la preciosa costa noroeste de la isla y el fotogénico monte Cofano recortado sobre el mar. Sigue el sendero que va pegado al balcón y verás cómo el paisaje se abre dando paso a la curiosa Torreta Pepoli.

Quartiere Spagnolo y Porta Spada. Si quieres disfrutar de unas vistas igual de espectaculares pero sin tantos turistas a tu alrededor, debes acércate al Quartiere Spagnolo y alucina.

LOS JARDINES DEL BALIO

Son el lugar más sugestivo de Erice. Toman el nombre de Baiuolo pues es el nombre de gobernador normando que residía en el castillo y circunda este parque. Extraordinarias son las torres vecinas del Balio que se hicieron para reforzar las defensas.

Desde aquí, se puede disfrutar de una vista impresionante. Podemos contemplar en los días nítidos el Monte Cofano, las islas Egadi, las salinas y todas las localidades de los alrededores, lo que hace un lugar ideal por sus vistas.

f5

LA IGLESIA DE SANTA MARÍA DELLA ASUNTA

Santa María della Asunta, del siglo XIV, levantada bajo reinado de Federico de Aragón. Su particular campanario, separado de la iglesia es en realidad una torre de vigilancia aragonesa del año 1315,que permitía a los aragoneses, bajo cuyo dominio se edificó para controlar la zona. El maravilloso pórtico de la iglesia pese a ser gótico, algo inusual en la barroca Sicilia, data del 1426. Sin embargo, el gótico del interior es un “parche” de 1852.

f4

Este impresionante templo conserva numerosos elementos de estilo gótico en su exterior, como la portada. Esta arquitectura gótica es bastante extraña en Sicilia, donde el estilo mayoritario es el barroco y el normando bizantino.

Debemos destacar el campanario de la iglesia que se encuentra separado del edificio del templo. Su finalidad era ser una torre de vigilancia. Les invitó a subir a la misma porque podrá disponer de unas magníficas vistas de los alrededores.

Comentarios