miércoles 20.11.2019

Taormina, la joya siciliana

El famoso escritor alemán Goethe decía de Taormina que era “un paraíso en la Tierra”.

Taormina, la joya siciliana

Os invito a pasear por algunos de sus numerosos y empinados callejones, para ir de sorpresa en sorpresa, nos encontraremos una pequeña galería de arte, una curiosa y decorada puerta, restos arqueológicos o unos muy particulares rostros que se usan para decorar y suelen decir que son para atraer la buena fortuna.

¿Me acompaña a descubrir Taormina?


Ha sido, y sigue siendo un refugio de reconocidos escritores, famosos artistas, ricos anónimos y miembros de la realeza. Se sitúa en la cima del Monte Tauros, y permite tener unas panorámicas inolvidables.

Taormina se le conocía en el mundo griego como Naxos en el año 736 a.C. También se le denominaba como la colonia Tauromerion. Está localizada geográficamente en el este de Sicilia, entre las ciudades de Messina y Catania.

Durante la segunda guerra púnica, Taormina fue conquistada por Roma y obtuvo el estatus de ciudad federada y aliada, lo que le permitió disfrutar de cierta independencia.

t9

Tras la caída del Imperio romano, se convirtió en la capital de la Sicilia bizantina. Tras dos años de asedio, en el año 902, fue totalmente destruida y conquistada por los árabes.

Llega posteriormente el rey normando Roger I de Sicilia quien la dominó y reconstruyó en año1079. Fue cuando Taormina comenzó un extenso período de paz, ya que hasta el siglo XVIII no era más que un apacible pueblo costero.

Escritores como Goethe y Barlett descubrieron Taormina y sus impresionantes vistas con el Etna de fondo, su historia, sus monumentos, o su entorno natural. Si algo terminó de impulsar a esta pequeña ciudad como una de los más valorados refugios de quienes buscaban la inspiración, pero también algo de tranquilidad, fue la red ferroviaria con Messina, que facilitó la conexión con el norte de Europa.

Durante el siglo XX, se convirtió en el lugar de vacaciones favorito de importantes escritores como Truman Capote, Tenessee Williams, Thomas Mann; de estrellas del cine como Greta Garbo, Cary Grant, Audrey Hepburn, Orson Welles o Rita Hayworth; y de artistas como Salvador Dalí.

EL TEATRO ÁNTICO

Es el gran símbolo de la ciudad. Fue construido en el siglo III a.C. y es uno de los teatros griegos mejor conservados de Sicilia, el segundo más grande de la isla y uno de los más bonitos. Uno de sus mayores atractivos es la panorámica de la bahía de Naxos y el volcán Etna y fue construido aprovechando la geografía cuneiforme de la colina.

t7

Se construyó en la época helenística y se reconstruyó casi en su totalidad en los tiempos de la dominación romana. Fue en esa época cuando el recinto se utilizó para la práctica de la lucha de gladiadores.

El teatro consta de nueve secciones, y está rodeado por un doble pórtico. Originalmente tenía una capacidad para unos 5.000 espectadores y 109 metros de diámetro, construidas en ladrillo y están divididas en nueve cuñas, a similitud del teatro griego de Siracusa. Todavía se mantienen en pie algunas de las columnas de orden corintio, que se alzaban en el muro situado tras el escenario.

A pesar de que el origen del teatro es helenístico como se comprueba por las inscripciones grabadas en las piedras, donde se recuerda a Hierón II, su visión actual nos muestra las modificaciones y ampliaciones realizadas en épocas imperiales romanas, destacando la estructura de la escena.

La orquesta semicircular está un poco más baja que el escenario y tiene dos salidas laterales para el coro. Sobre estas se aposentaba el escenario con dos pisos y con tres salidas para actores en el primero y se encuentra decorado por columnatas y un pórtico superior. Las paredes del fondo conservan nichos cuya decoración consistía en esculturas, así como columnas de mármol.

Detrás de la escena hay bastidores desde donde los actores accedían a la escena. En época romana fue reconvertido en anfiteatro, preparado para la organización de espectáculos de gladiadores pues podemos ver todavía las estructuras del muro de protección de las gradas para la seguridad de los asistentes, y podemos comprobar el desnivel existente entre la orquesta y el escenario.

PORTA MESSINA

Es la puerta por donde se inicia la visita al corazón de Taormina por la zona norte de la ciudad. Su nombre original era Porta Ferdinanda, en honor al rey Fernando IV de Borbón.

Un poco antes de entrar por la Porta Messina es bueno que descendamos unos metros por la Viale San Pancrazio, donde verás la Iglesia de San Pancrazio, santo patrón de la ciudad, que se levantó sobre los restos de un templo dedicado a las deidades greco-egipcias de Isis y Serapis.

Porta Messina es la entrada norte del centro histórico de la ciudad, mientras que Pota Catania es la entrada sur y ambas puertas unen la principal calle de Taormina y ambas puertas formaban parte del entramado fortificado de la ciudad.

Hoy solo se puede admirar esta puerta de entrada al Corso Umberto y la placa en la parte superior de la puerta colocada en memoria de su inauguración, encargada por Fernando IV de Borbón en 1808.

t6
Porta Messina

PALACIO CAROVAJA

La Plaza Vittorio Emanuelle II, construida sobre el antiguo foro romano, alberga el palacio Corvaja o Corvaia, que fue la sede del primer parlamento de Sicilia en el año 1410. Es un palacio siciliano medieval que fue construido en el siglo X.

Este palacio medieval fue construido originalmente por los árabes que en ese momento gobernaban Taormina, pues la habían conquistado en el año 902. El palacio está ubicado justo al lado de la Iglesia de Santa Catalina de Alejandría.

Una vez que los árabes dejaron la ciudad, la estructura original fue cambiando y se le fueron agregando partes, especialmente durante el siglo XV. La parte principal de la estructura sigue siendo árabe, fundamentalmente la torre. Además, hay un patio interno de influencia árabe con ventanas y puertas arqueadas. Se le sumó una escalinata en el siglo XIII, que sube al primer piso y un balcón ornamental que mira directamente al patio.

Al Palacio Coravaja también se lo conoce como el Edificio del Parlamento porque albergó al parlamento siciliano en el año 1410 y siempre ha sido una de las joyas más preciadas de Taormina.

t5

Se llama Corvaja por una noble y rica familia de la ciudad. Ha sido restaurado en la década de los cuarenta del siglo pasado. Hoy es sede de la Oficina de Turismo pero también funciona en él un museo.

Justo enfrente, verás la Iglesia de Santa Caterina, construida en el siglo XVII sobre los restos de un mini-teatro romano con aforo para unas 200 personas.

LA NAUMACHIE

Podemos contemplar una larga pared de ladrillo con varios arcos, pero resulta que este es uno de los tesoros arqueológicos de la ciudad y una auténtica obra de ingeniería civil de su época, ya que fue construida en el siglo II a.C.

Las naumaquias en la Antigua Roma eran edificios que albergaban piscinas, en las que se representaban batallas navales. En este caso, se utilizaba como una cisterna gigantesca para almacenar las aguas procedentes de la montaña, y así abastecer a la ciudad y regar los campos de cultivo. (Vía Naumachia).

La llamada Naumachia es una gran construcción formada por un muro de ladrillos de 122 metros de largo y cinco metros de altura. La larga pared de ladrillos interrumpida por nichos es la perspectiva de un ninfeo, que se superpone a un pórtico de stoa o helenístico, utilizando la base de la cual aún es visible en el extremo sur.

La stoa como el ninfeo se enfrentaba a una escuadra, o ágora, delimitando un lado y sosteniendo la terraza superior. Las estatuas probablemente se colocaron en los nichos del ninfeo, como se documento en el descubrimiento del torso de mármol de Apolo, y se encuentra en el Museo Badía Vecchia.

Las excavaciones realizadas durante los trabajos de construcción en un edificio de arriba, han establecido un gran tanque de agua detrás de la fachada en nichos.

EL ODEÓN ROMANO

Mucho más pequeño que el teatro griego, el Odeón romano fue construido por los romanos cuando Taormina se convirtió en una colonia militar en el año 21 a. C., bajo el mandato de César Augusto Octavio.

Fue un escenario para presentaciones musicales y literarias, que se realizaron solo para la elite de la ciudad. El Odeón era un teatro cubierto con una capacidad de menos de doscientas personas. Tras excavaciones arqueológicas fue encontrado a mediado del año 1892.

El odeón se dirige hacia el noreste. Fue construido con ladrillos de arcilla y se divide en tres partes principales: la escena, la orquesta y la cavea.

La escena del odeón consistió en el stylobate y el peristilo de un templo griego y se dice que está dedicado a Afrodita. Al lado de la escena hay una sala reservada a los actores.

La cavea se divide en cinco zonas diferentes. El odeón se encuentra detrás de la iglesia de Santa Catalina. Cerca del palacio Corvaja.

EL PALACIO DE LOS DUQUES DE SANTO STEFANO

Está situado justo al lado de la Porta Catania, en la vía De Spuches. Construido a finales del siglo XIII e inicios del XIV, el palacio era parte de las murallas medievales de Taormina.

Es una obra maestra de estilo románico y gótico siciliano, unido a elementos árabes-normandos. El edificio tiene un hermoso jardín frente a sus fachadas principales, donde todavía hay un pozo para la recolección de agua de lluvia, que fue el suministro de agua de todo el palacio.

t4

Se compone de tres secciones cuadradas superpuestas. La entrada a la planta baja es un arco ojival construido con ladrillos cuadrados de basalto negro y granito blanco que es una piedra existente en Taormina.

En el segundo piso hay cuatro ventanas hermosas, dos hacia el este y dos hacia el norte. Las cuatro ventanas tienen una estructura elaborada con rosetones y pequeños arcos trilobulados, así como también tiene tres cordones que enmarcan los arcos ojivales.

En la parte superior del palacio, hay un friso ancho que recorre a lo largo de la fachadas este y norte formadas por una decoración ondulada en piedra lúgica alternada con incrustaciones en forma de rombo en la piedra blanca de Siracusa, que forman un magnífico encaje de marquetería.

t3

EL PALACIO MUSULMÁN DE TAORMINA

Está situado en una posición elevada sobre la ciudad a unos 397 metros de altura. Fue el lugar donde se encontraba la antigua acrópolis de la ciudad griega de Taormina. Los romanos y posteriormente los bizantinos fortalecieron este lugar.

La ciudad fue conquistada, como ya hemos visto, por los musulmanes en el año 902, después de dos años de asedio. Reconstruyeron el castillo en su forma actual. Tiene una planta trapezoidal adaptada, a la forma de la roca y las paredes almenadas.

Se puede llegar al castillo por una escalera que se encuentra en la iglesia de la Madonna della Rocca y que nos lleva hasta la puerta del castillo. Los restos de este castillo están formados por una gran torre, cuyas paredes sobre la piedra y además tiene una cisterna que surtía de agua la fortificación y un corredor subterráneo.

t2

PIAZZA 9 APRILE

Es uno de los lugares más animados de la ciudad y un espectacular mirador que nos permite entender, porque tantos autores y artistas venían aquí en busca de inspiración.

En dicha plaza nos encontramos la antigua Iglesia de San Agostino construida en el año 1486, que hoy en día se utiliza como biblioteca pública. También encontraremos la iglesia barroca de San Giussepe y la Torre del Reloj, que decora la Porta di Mezzo, que nos lleva al barrio más antiguo de Taormina, donde podemos ver las iglesia del Varó y del Carmine, el Palazzo Ciampoli y la Puerta Catania.

LA CATEDRAL DE SAN NICOLÁS

A diferencia de las catedrales de Palermo o de Lipari, el Duomo de Taormina es bastante sobria, por dentro y por fuera. Se construyó en el año 1400, en honor a San Nicolás de Bari, y se levanta en la Piazza Duomo, donde también se encuentra el Ayuntamiento de Taormina.

Hay una fuente del años 1635 en el centro de la plaza, decorada con una escultura de un minotauro, emblema de la ciudad. Las columnas de la nave principal son monolitos de mármol rosa de Taormina, pero, sin duda, el gran atractivo de este templo es el gran rosetón renacentista sobre su portal principal y fue reconstruido en 1636.

t1

Taormina, la joya siciliana
Comentarios