Monreale, el esplendor del arte normando

Visitar Sicilia es un gran placer. Se puede uno dedicar dos semanas para descubrir. Uno de sus grandes tesoros es la catedral de Monreale.

¿Me acompaña?


La catedral es uno de los mayores logros del arte normando. En ella se produce la fusión con el arte árabe que imperaba en Sicilia antes de la conquista de la isla por parte de los normandos. La iglesia fue fundada en el año 1172 por Guillermo II de Sicilia. Al lado se levantó un monasterio benedictino. La catedral es famosa por los impresionantes mosaicos dorados que cubren todo su interior, en los que se pueden contemplar escenas tanto del Antiguo Testamento, como del Nuevo Testamento.

En julio del año 2015, la catedral de Monreale fue incluido en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

f20

Esta catedral supone otro de los momentos culminantes del arte árabe-normando. Es el estilo que se desarrolló a partir de que la dinastía normanda, procedente de Francia y que dirigirá Sicilia tras su conquista.

La grandeza de un estilo es la mezcla de las distintas civilizaciones que habían pisado Sicilia en los siglos anteriores y se denomina como arte árabe-normando o árabe-normando-bizantino.

La nave lateral derecha de la Catedralf12

Fue el monarca Guillermo II quien impulsó la construcción de este templo. Guillermo era nieto de Roger II, el más importante de los monarcas normandos que gobernaron Sicilia y no quería ser menos que su abuelo, por eso mando construir la Catedral de Monreale.

Hay una leyenda que relata que fue la mismísima Virgen María quien se le apareció en sueño a Guillermo para pedirle que construyera un templo en su honor, a cambio de que le fuese rebelado la localización del tesoro paterno.

Su fachada no es nada espectacular comparada con algunas de las más bellas catedrales católicas u ortodoxas. La de Monreale es más bien austera. Tiene dos torres, una de ellas inacabada, más robustas que esbeltas y dominan gran parte de la fachada occidental.

Hay una gran portada diseñada mediante tres arcos sustentados por columnas. Por detrás de la balaustrada que corona dicha fachada, encontramos un tipo de decoración en cenefa, que también podemos contemplar en algunos edificios normandos de Palermo.

La Catedral es de planta basilical y tiene 102 metros de longitud. Está decorada, prácticamente por completo, por maravillosos mosaicos que nos recrean distintos episodios del antiguo y nuevo testamento.

f19Parece que no haya quedado en la Catedral un solo metro cuadrado sin que las teselas decoren el templo. La superficie total de mosaicos alcanza la friolera de 6.430 metros2. La decoración es espectacular y las fotografías no pueden hacer honor a la grandeza de la construcción.

Las tres naves de la catedral están separadas por un conjunto de nueve columnas aparentemente monolíticas y de granito, una de ellas es de mármol y están decoradas con capiteles corintios. Todo lo que queda por encima de las columnas, ya sea en la nave central o en las laterales y tanto en el presbiterio como en los ábsides laterales, está completamente decorado.

El interior del templo fue terminado en el año 1184 y, aunque el estilo general es conocido como árabe-normando, se podría considerar que el interior está realizado en estilo bizantino. De aquí que nos recuerde a algunas de las más extraordinarias iglesias de Rávena, Estambul o Venecia.

Hasta cuarenta y dos episodios del Antiguo Testamento pueden reconocerse en la decoración en mosaico de la Catedral. Una de las mejor logradas es el que hace referencia al Arca de Noé. Hay que destacar el bellísimo Pantocrátor, que decora el ábside central, uno de los más bellos del estilo bizantino.

f18

Se reconocen varios episodios de la vida de Cristo, como Jesús lavando los pies a sus discípulos, o f2varios milagros, como la curación del leproso o el famoso milagro de la multiplicación de los panes y los peces.

La Via Arcivescovado con su antiguo empedrado. Se ven los ábsides y el pasadizo de la Via degli Angeli

En el techo hay un espectacular artesonado que nos muestra la delicadeza del arte árabe normando.

La construcción de la catedral fue muy rápida, ya que en solo diez años las obras fueron acabadas. No se sabe como fue la financiación de esta catedral.

Los del interior necesitaron 2.200 kg de oro para cubrir sus 6.430 metros2 de superficie. Participaron artistas griegos, bizantinos sicilianos y algún artista veneciano por el Papa para los mosaicos posteriores de la nave y muros.

Los transeptos contienen los cuerpos de los Reyes Guillermo I y II en la lado derecho y de Margarita, Roger y Enrique, la mujer e hijos de Guillermo I al norte en el transepto izquierdo.

f17
Guillermo II entrega la Catedral a la Virgen María

El interior de la Catedral se caracteriza por una planta de cruz latina con tres naves de las cuales la central se sostiene sobre ocho arcos apuntados que descansan sobre nueve columnas. El transepto, cuyas dimensiones son considerables, se halla dividido en tres partes debido a la presencia del coro y del órgano.

A cada uno de los tres sectores del transepto le corresponde uno de los tres ábsides, visibles en conjunto solo desde el exterior. En la semi-cúpula del ábside central se halla la famosa representación del Cristo Pantocrátor de Monreale.

Todas las paredes quedan recubiertas por unos mosaicos creados, entre finales del siglo XII y principios del XIII, por artistas locales y venecianos. Los mosaicos de las tres naves relatan e ilustran escenas del Viejo y Nuevo Testamento. Los del transepto muestran episodios de la Vida de Cristo. El sector central de la catedral relata su juventud, en el brazo derecho su vida pública y en el izquierdo su Pasión.

f16
El sector central del transepto se funde con el presbiterio

f15
La contra-fachada de la Catedral

Las naves laterales y la central son como un libro explicativo, siguiendo el hilo de los relatos escenificados por los mosaicos.

f14
Los mosaicos de la nave central muestran escenas del Viejo Testamento

La nave central de la iglesia resalta la presencia del Cristo Pantocrátor que, representado en lo alto de la semi-cúpula del ábside central, con los brazos abiertos bendiciendo y sosteniendo las Escrituras.

f13
La nave central de la iglesia

En el proyecto original de la Catedral se preveía construir solamente dos capillas, situadas entre la pared sur del edificio y el claustro del Convento Benedictino, la Capilla de San Castrese y la Capilla de San Cataldo, sucesivamente transformada en la Capilla de San Benedetto.

f11El transepto norte

La principal de ellas accesible desde el portal sur de la iglesia, fue creada para hospedar en su interior las reliquias de San Castrese que era el patrono de Monreale. La otra capilla en principio dedicada a San Cataldo, fue reformada en el año 1561 con la instalación del altar de San Benito. Se encuentra situada entre la anterior capilla y el brazo derecho del transepto, ocupando el lugar que fue utilizado en origen para dar sepultura a los frailes del convento.

Se custodian en el transepto sur las Tumbas reales de Guillermo I y de su hijo Guillermo II. Las tumbas se hallan dispuestas a lo largo de la pared divisoria que mantiene separada el área central del transepto, sobre la cual se halla la estructura del monumental órgano de 1960 que substituyó el anterior. En el ábside se encuentra la Capilla de la Virgen, a la cual está consagrada esta Catedral.

El transepto norte está enteramente despejado, lo que permite observar detenidamente los mosaicos del suelo. En su interior se halla un altar-reliquiario dedicado a San Luis de Francia que estuvo sepultado en esta Catedral. En el ábside derecho se halla la Capilla del Crucifijo con su altar barroco. Más arriba, frente a la semi-cúpula del ábside cuyo mosaico representa San Pablo, puede verse una Cruz de tamaño natural.

Uno de los releves que representan escenas bíblicasf5

El presbiterio y del ábside no se pueden visitar pero se pueden ver desde la nave central o desde la abertura del transepto frente a los ábsides laterales. El presbiterio, está situado sobre una escalera en forma piramidal y puede verse el altar mayor barroco y fue diseñado en el año 1771.

En la nave lateral derecha, cerca de la contra-fachada, se encuentra el portal de acceso a la escalera que, pasando a través de la torre izquierda del campanario, conduce hasta los tejados del edificio y nos permite tener una inmejorable vista del Claustro Benedictino.

EL CLAUSTRO

Forma parte del monasterio benedictino y está adosado a la catedral. Los arcos porticados contienen 228 columnas ricamente decoradas con capiteles románicos del siglo XII realizados por maestros borgoñeses y provenzales, Tienene iconografías que combinan lo religioso, con lo pagano, los elementos clásicos y la mitología popular. En ellos también se nota mucho la influencia árabe

f10
El Claustro Benedictino visto desde los techos de la Catedral

El Claustro Benedictino de Monreale es una estructura arquitectónica de planta cuadrada de 47 metros de lado, enteramente rodeada por un pórtico que se sostiene sobre 104 arcos apuntados, siendo 26 en cada lado. El exterior de los arcos está decorado por unas taraceas de piedra negra de volcán sobre piedra ocre caliza, el mismo tipo de decoración presente en los ábsides de la Catedral de Monreale y en otros monumentos árabe-normandos de Palermo.

f9
Un detalle de los arcos que se halla en el rincón suroeste del Claustro

En el rincón suroeste del claustro se encuentra un loggiato, que encierra una característica fuente con forma de tronco de palmera. Es el lugar preferido de los visitantes para hacer una foto recuerdo. Lamentablemente la fuente, cuyos chorros reproducirían las ramas de la palmera, está apagada.

Los arcos descansan sobre unas columnas emparejadas que pueden ser lisas o decoradas con mosaicos árabes. Los capiteles, que descargan el peso del arco sobre ambas columnas, están todos finamente cincelados con unos relieves que relatan escenas bíblicas.

f7
Un detalle del claustro visto a través desde la fuente

Al centro de cada lado del claustro se hallan los cuatro pasajes que permiten pasar al patio a través de unos caminos que llegan hasta el círculo del centro, donde se encuentran unas palmeras chicas. Los caminos delimitan cuatros áreas del patio.

f8
El patio del Claustro

Algunas columnas están decoradas con mosaicos, con sus respectivos capiteles, todos finamente cincelados, algunos con escenas inspiradas en la Biblia, otros con representaciones de criaturas mitológicas o decoraciones floreales.

f6
Un capitel decorado con figuras mitológicas, y los mosaicos de su columna

Las representaciones bíblicas, que son una constante del arte árabe-normando, despiertan la admiración al visitar este Claustro.

Como vemos, una catedral magnifica pero lo que a mí más me impresiono fue su claustro que es uno de los mejores que yo he contemplado. Es visita imprescindible ver Monreale.

f4

f3

f1
La fachada sur de la Catedral vista a través del Claustro Benedictino