viernes 06.12.2019
ENTREVISTA A PALOMA LÓPEZ, EURODIPUTADA DE IU

“Podemos tiene que demostrar que quiere una convergencia real con Izquierda Unida y no simplemente tapar un agujero electoral”

Confluir, sí, pero respetando la identidad de IU. Así lo defiende Paloma López, cuya candidatura se enfrentará a la encabezada por Alberto Garzón en la Asamblea Federal de junio.

Desde hace semanas, Paloma López compagina su trabajo como eurodiputada en el Parlamento de Estrasburgo con el de la candidatura que encabeza para liderar IU. Su ponencia,‘IU sí, con más fuerza’, respaldada por los firmantes de la Declaración de Zamora y por Cayo Lara, competirá con la del diputado Alberto Garzón y con la impulsada por la corriente de Gaspar Llamazares, Izquierda Abierta, que lideran Tasio Oliver y Teresa Aranguren. López defiende la supervivencia de IU, como “única fuerza que tiene un programa y un proyecto de izquierdas” y aboga por una confluencia con Podemos que no diluya la trayectoria y la siglas de la federación: “tenemos madurez, mochila, recorrido” y, por ello, "tenemos que salir orgullosos precisamente de lo que somos”, afirma en esta entrevista.


paloma-lopez2Isabel García | ¿Qué le ha llevado a dar este paso?

Paloma López | Iniciamos el proceso presentando una ponencia. Habíamos sido críticos con algunas decisiones y cómo se estaban llevando algunas cuestiones y decidimos hacer una ponencia cara a la Asamblea donde planteamos cambios. Se tenía que someter a la recogida de avales, eran 400 y nos hemos llevado una sorpresa porque hemos recogido 800 avales en un periodo tan corto de tiempo y, al tener una respuesta tan positiva, es lo que nos ha llevado a presentar esta candidatura.

¿Qué cambios plantea su candidatura en el seno de IU?

Hay que reforzar la posición de IU. Izquierda Unida no es un instrumento que haya agotado su ciclo. IU es absolutamente necesaria porque es la única organización que tiene claramente en sus planteamientos y en sus posiciones la defensa de los intereses de los trabajadores y esto no lo vemos reflejado en otros partidos que están concurriendo a las elecciones. Somos la única fuerza que tiene un programa y un proyecto de izquierdas. Queremos una izquierda transformadora, no sustituir un partido político por otro sino transformar la sociedad. IU es una organización madura, lleva treinta años…, con sus luces y con sus sombras, pero tiene mochila, ha sido partícipe de todos los movimientos y movilizaciones, tenemos una trayectoria municipalista con fuerza y tenemos que mantenerla. En resumen, que IU es necesaria: madurez, mochila, recorrido, una apuesta por un modelo de sociedad y de economía y, por tanto, pensamos que tenemos que salir orgullosos precisamente de lo que somos.

Vuestra candidatura también está pidiendo que se aplace la Asamblea ante la repetición de elecciones.

Somos la única fuerza que tiene un programa y un proyecto de izquierdas

Es necesario tener un debate sereno, con tiempo, que nos posibilite acertar bien en el diagnóstico, que haga que podamos crecer y podamos avanzar. Todo esto desde el punto de vista de qué es lo que tenemos que cambiar en nuestro trabajo, no desde el punto de vista de superar a IU, que no sabemos muy bien qué significa, nos sabemos el cómo, ni para qué, ni con quién, pero en cualquier caso este debate, que además requiere altas dosis de lealtad porque hay posiciones que están claramente diferenciadas, no puede coincidir con un periodo electoral.

IU se encuentra en pleno debate interno sobre su política de confluencia con Podemos. ¿Cuál es su posición? ¿Qué fórmula es la idónea?

Hemos notado un cambio en el discurso de Alberto Garzón

Para los que formamos la candidatura ‘IU sí, con más fuerza’, hemos notado un cambio en el discurso de Alberto Garzón. El que tenía el 20D no es el discurso que está teniendo ahora. Con lo cual, hay una aproximación a nuestro discurso de no perder nuestra identidad ni nuestra visibilidad, no diluirnos, al fin y al cabo, en otra fuerza política. El objetivo que tiene que quedar claro en cualquier confluencia es que tenemos que tener esa visualización de nuestro perfil propio, sobre todo porque vamos a ser la única fuerza de izquierdas en el Parlamento, y se tienen que ver esas políticas, tiene que aparecer con claridad que hay un programa de izquierdas y que lo defiende la voz de la izquierda. Cuando sepamos negro sobre blanco el contenido del informe hay que llevarlo a consulta de las bases.

paloma-lopez6¿Y cómo debe ser esa consulta?

No puede ser una consulta de ratificación para decir sí o no que es un poco lo que se hecho por parte del PSOE y de Podemos con sus consultas: yo te doy la pregunta y tú ratificas lo que te estoy preguntando. Nosotros queremos una consulta de debate, participativa, en las asambleas, con un debate presencial que deje aflorar lo que piensa y lo que siente la organización, teniendo en cuenta además que nuestra militancia ha estado muy vapuleada, se le han dicho cosas verdaderamente desagradables y hay que recuperar otra vez la confianza. Pero volver a construir esos elementos es costoso y ahí pensamos que los militantes tienen que tener toda la voz y no tiene que ser una voz de ratificación sino de participación real o que simplemente se está haciendo por interés electoral, no porque se piense verdaderamente en una confluencia. Cada militante tiene que tener elementos para poder debatir, primero, sobre lo fundamental: si vamos a un acuerdo o no con Podemos independientemente de la fórmula que tuviera. No puede ser una ratificación meramente del acuerdo, sino un proceso mucho más participativo, sin oscurantismos, sin acuerdos de mesas camilla, sin acuerdos copulares y que tenga una valoración debatida del conjunto de la organización.

Me decía hace un momento que ha notado un cierto cambio en el discurso de Garzón. En los últimos días Garzón ha insistido en que no aceptará una confluencia que lleve a la liquidación de IU. Entiendo que interpreta sus palabras en ese cambio de tono de discurso, pero ¿cuál sería la formula?, ¿una coalición electoral?

Aquí no se trata de que Pablo articule y el resto nos sumemos

Sí, una coalición, se puede tener una campaña conjunta en algún acto que sea necesario pero campañas separadas, coalición de partidos, planteamientos jurídicos de antemano, programa pactado para que no haya dudas de cuál es la visualización del programa y, por supuesto, repartido todo lo que implican los tiempos y la visualización de IU. De hecho ahora estamos viendo cómo Ada Colau y el resto de los grupos en Cataluña están planteando una situación completamente distinta de cómo fueron al 20D. No cometamos los mismos errores, que se visualice, que se puede confluir en un momento determinado en unas elecciones pero que los proyectos son completamente distintos y que IU no puede aparecer diluida. He oído una frase que dice que ‘Pablo Iglesias articulará la confluencia’. Aquí no se trata de que Pablo articule y el resto nos sumemos, se trata de que articulemos de forma conjunta y que realmente caminemos desde el respeto y no por dar el sorpasso el PSOE, sino con un objetivo muy claro, que es que no se vuelvan a hacer políticas de derechas y que la voz de la izquierda y la voz de los trabajadores esté en el Parlamento.

¿Y cree que Podemos es ahora más proclive a llegar a un acuerdo con IU que antes de las elecciones del 20D en el que se respete la identidad de la federación?¿Cree que se ha dejado atrás esa etapa de cierto hostigamiento que se ha denunciado desde IU?, (el propio Cayo Lara llego a hablar de “opa hostil”). ¿Observa un cambio de talante en este sentido?

Podemos tendrá que dar muchas pruebas de que efectivamente quiere una convergencia y no simplemente tapar un agujero electoral

Sí, lo que pasa es que el cambio de talente me gustaría que fuera por el convencimiento de la necesidad de una confluencia y no por el convencimiento de que van a tener una pérdida electoral y quieren compensar una pérdida electoral simplemente sumando una posición, en este caso la de IU. Aunque no se puede hacer una suma de votos, ya lo hemos visto con otras confluencias, no necesariamente el millón de votos de IU tiene que pasar a una confluencia, tampoco los 5 millones de votos de Podemos evidentemente. Aquí no cabe una suma simple, esto es una ecuación compleja y, en ese sentido, lo que nos gustaría es que ese cambio no fuera por intereses de carácter meramente electorales sino porque efectivamente tienen un cambio de proyecto, aunque eso lo tendrán que definir ellos. En cualquier caso es muy fácil romper la confianza a través de menospreciar a la persona o a la organización que tienes en enfrente y luego construir otra vez esa confianza resulta muy costoso y difícil. Podemos tendrá que dar muchas pruebas de que efectivamente quiere una convergencia y no simplemente tapar un agujero electoral.

paloma-lopez4

¿Ve posible dar el sorpasso al PSOE como proclama Pablo Iglesias?

Nosotros tenemos muy claro cuál es el objetivo: desalojar al PP y a las políticas de derechas del gobierno

Pueden pasar cualquier cosa. El escenario es muy complicado. Lo que me hubiese gustado es haber tenido ahora mismo un gobierno y no someter otra vez a los electores a un nuevo proceso electoral. La gente no se equivoca cuando vota y lo que votó el 20D fue una pluralidad partidista en el seno en la composición del Parlamento. Se tendría que haber hecho un esfuerzo de madurez para llegar a un acuerdo de Gobierno, para desalojar al PP y a las políticas de derechas de este país. Vamos a ver qué es lo que pasa, nos podemos encontrar con variaciones pero también con unas situaciones muy similares y ahí, evidentemente, todo el mundo tiene que hacer un ejercicio de madurez. El objetivo para la izquierda no puede ser quién queda mejor posicionado en la parrilla de salida o en la parrilla de llegada, sino quién va a tener la capacidad de hacer una política de izquierdas, que represente los intereses de los trabajadores y no los de las finanzas, los de las grandes multinacionales, los del gran capital y del sistema en su conjunto. Nosotros tenemos muy claro cuál es el objetivo: desalojar al PP y a las políticas de derechas del gobierno.

¿Y a quién achaca más responsabilidad en el fracaso?

El PSOE se ha hipotecado con un acuerdo con Ciudadanos absolutamente innecesario

Es complicado. Ha habido equivocaciones por todas las partes. Creo que el PSOE se ha hipotecado con un acuerdo con Ciudadanos absolutamente innecesario. Después se ha producido una precipitación, en la decisión de cerrar un acuerdo, la ansiedad ha primado por encima de estos intereses. C’s ha hecho su papel, lo cual es bastante triste, y creo que se tendría que haber intentado hacer una apuesta mucho más decidida por todos los partidos que podemos tener un interés conjunto de hacer otras políticas, se tendrían que haber hecho muchos más esfuerzos, no haberse precipitado en haber cerrado un acuerdo que ya hipotecaba. Creo era un momento para mucha más valentía política que la que se ha tenido.

Vistas las tres candidaturas que confrontarán sus propuestas en la Asamblea, ¿contempla alguna posibilidad de llegar a un acuerdo?

Pues ni acuerdos ni desacuerdos ni con una ni con otra. Habrá puntos en los que sea más fácil ponerse de acuerdo en el terreno de lo político, habrá otros puntos, por ejemplo en el tema organizativo, que va a ser más difícil o complicado. Hay que buscar síntesis en algunos puntos de la ponencia, sobre todo para no volver loco a todo el mundo con tantos documentos, propuestas, etc. Y luego, cuando se celebre la Asamblea, debatir con lealtad los puntos en los que no estamos de acuerdo. En cuanto a nosotros, llegar a una posición previa de acuerdos sin saber cuál es el documento que se va a aprobar nos resultaría muy complicado porque lo que queremos es que se propicie el debate.

Bueno, el debate ya está produciendo…

Hay que buscar una situación de integración y no de exclusión

El debate se está produciendo ahora y hay 4 documentos que han pasado y hasta que esos documentos no hayan sido debatidos y discutidos en la Asamblea, para nosotros sería muy difícil poder llegar a un acuerdo. Ni decimos que sí, ni decimos que no, porque tiene que ser fruto de la política. Lo que no nos sirve bajo ningún concepto es dejar a nadie fuera. Hay que buscar una situación de integración y no de exclusión, de dejar a las minoría en una posición irrelevante y que sus opiniones no cuenten, no computen. Aquí no sobra ninguna mano, es más faltan muchas y, salga el resultado que salga el día siguiente de la Asamblea, que sea absolutamente integrador, donde todo el mundo pueda trabajar y se sienta reflejado.

De la Asamblea también podría salir una bicefalia, es decir que el coordinador general no fuera el ahora candidato de IU a la presidencia del Gobierno…

Nosotros no creemos en las direcciones unipersonales y en los hiperliderazgos

El problema no es ese, sino cómo funciona y cómo ha funcionado ese modelo, no tener direcciones paralelas, no tener discursos, unos en una dirección y otros, en otra, y que hacía que la militancia, en un momento determinado, no supiera muy bien en qué posición estaba. Esas son las cosas que nosotros decimos que hay que corregir, no se trata de reducir el número de componentes de los órganos, sino que funcionen bien esos órganos. Hay que reforzar las estructuras intermedias para la toma de decisiones y creemos que hay que buscar elementos mucho más ágiles para que toda la militancia tenga una actuación y una actividad mucho más productiva en todas las tomas de decisiones. Nosotros no somos partidarios del modelo organizativo que propone Alberto de varias patas que al final supone menos presencia en los órganos pero más órganos. No somos partidarios de trabajar en esa dirección y esos son los elementos que tendremos que debatir y discutir. El problema no es tanto si el coordinador es el candidato o se conjugan los dos papeles, sino que la dirección tenga muy claro a qué obedece. No creemos en las direcciones unipersonales y en los hiperliderazgos sino en la toma de decisiones colectivas y de mucha más participación en las bases.

El peor escenario del que también se habla es el de de la ruptura, que IU quede dividida e incluso que se presenten dos candidaturas. ¿Hay riesgo de que se produzca esa ruptura?

No es en absoluto deseable. En términos políticos sería un desastre, en términos organizativos también. No quiero ni plantearme esa situación, no debemos plantearlo ni siquiera desde el marco teórico de la hipótesis porque creo que todos los esfuerzos que hay que hacer deben ir encaminados a trabajar para evitar esa situación.

paloma-lopez5Usted fue una de las expulsadas de IU Madrid, ¿cómo ve el futuro de la federación?

Hay que recuperar a la gente que se ha quedado fuera y volverles a ilusionar con un proyecto. En este momento no sirve ponernos en un escenario de ‘tú eres el culpable’, ‘la responsabilidad es de no sé quién’. Creo sinceramente que las cosas se han hecho mal pero no es el momento de volver otra vez al punto de partida, estamos en otra situación, hay una IU de Madrid que ha salido con los órganos que ha salido y que tenemos por delante en IU de Madrid un trabajo enorme de recuperar a la gente que se ha quedado por el camino, que es gente que necesita volverse a ilusionar con el proyecto y tenemos que trabajar con mucha humildad y voluntad para recomponer una federación importante y recuperar a una militancia y a mucha gente que a lo mejor no milita pero que su trayectoria de vida, sus opciones, su vida política están ahí.

El PCE es otra pieza importante en el tablero de juego sobre el futuro de IU ¿Cómo valora las últimas decisiones que se han tomado?

No sé muy bien cómo valorarlo. Es muy complicado. En algunos documentos aparece una clara desvinculación, en otros no está tan clara. Para mí es un proceso muy complejo. En cualquier caso el PCE es una parte nada desdeñable de IU pero no es la única, también hay otras corrientes y, sobre todo, hay un montón de gente que no pertenece a ningún partido. Hemos trabajado durante 30 años con las diferencias de lo que suponemos cada uno y lo que tenemos que hacer es gestionar bien esas diferencias, no agrandarlas, que parezca que hay diferencias insalvables, muy al contrario, sino ver cómo trabajamos en una dirección. El PCE ha tenido su debate, han hecho su resultado, lo cual no significa que en un momento determinado sea -como no es en ninguna parte- todo absolutamente uniforme.  No seré yo quien le diga a ningún partido qué es lo que tiene que hacer o no. Respeto mucho las decisiones que se toman en la militancia y en los órganos.

Fotografías: Parlamento Europeo

Comentarios