miércoles 21/10/20
ENTREVISTA A TERESA ARANGUREN

“Durante demasiado tiempo la actitud de IU hacia Podemos ha sido de sumisión”

Isabel García | La periodista Teresa Aranguren encabeza junto a Tasio Oliver la candidatura de Izquierda Abierta para liderar IU. Lo hace –dice- desde el respeto al candidato a las elecciones Alberto Garzón y con la voluntad de ayudar a recuperar un proyecto, el de IU, que “está en riesgo”.

3aranguren-550
Teresa Aranguren, en la entrada de la sede del Foro de Izquierda Abierta en Madrid.

Aranguren habla en esta entrevista de algunos de los errores que, a su juicio, ha cometido la federación de izquierdas en los últimos tiempos, pero ve llegado el momento de “restañar heridas internas”, de “agrupar fuerzas” y lanzarse a recuperar el espacio perdido 

Militante del PCE durante la clandestinidad, Teresa Aranguren ha estado siempre estrechamente unida a IU desde su fundación. Periodista de profesión, cubrió algunos de los conflictos bélicos de las últimas décadas del siglo XX como corresponsal de guerra. Su compromiso, a día de hoy, con el partido impulsado por Gaspar Llamazares, Izquierda Abierta (IzAb), le ha llevado a dar el paso de encabezar una candidatura para liderar la federación de izquierdas en la XI Asamblea Federal prevista en principio para junio y ante la incertidumbre de la repetición de elecciones. Aranguren alaba la tarea desempeñada por Alberto Garzón y subraya que nadie pone en cuestión su papel como candidato de IU a las generales cuando, contra todo pronóstico, IU logró un resultado honroso. Defensora de la alianza con Podemos, no obstante considera que la confluencia debe hacerse de igual a igual y que IU debe retomar las negociaciones defendiendo su posición de fuerza y rechazando todo posible intento de sumisión. En su opinión, la fraternidad y la lealtad deben ser dos principios irrenunciables en política, así como el respeto a la militancia. La máxima ‘revolución democrática’ encabeza el documento político de su candidatura junto a Tasio Oliver con propuestas novedosas para fomentar la democracia interna y crear mecanismos que salvaguarden el peso de las minorías en IU frente a los intentos de construcción de liderazgos en exceso carismáticos y autoritarios.


Isabel García | ¿Por qué han decidido dar este paso presentando una candidatura alternativa a la de Alberto Garzón?

Nuestra candidatura no cuestiona al candidato a las elecciones Alberto Garzón

Teresa Aranguren | La candidatura tiene el sentido de mantener, defender o promover la pluralidad que siempre ha habido en IU. No es una candidatura que cuestione al candidato a las elecciones Alberto Garzón, ni mucho menos, sino que promueve e intenta defender que la dirección de IU sea plural y no de tipo aclamatorio. Por eso se presenta esta candidatura, como otras que se han presentado, para mantener una seña de identidad de IU que ha sido el que haya dentro de un pensamiento común y una actitud y una opción política común, matices y diferencias de planteamientos. Creo que ese valor de IU está en riesgo y es importante defenderlo. Soy partidaria de que haya contrapesos al poder, especialmente al nuestro y veo un riesgo dentro de esta euforia que un poco se emborracha de grandes frases. No nos damos cuenta de que hay que defender determinadas conquistas de la experiencia política y entre ellas una importante es esta, crear mecanismos que frenen e impidan una tendencia que es my común en la política si no la frenas que es buscar líderes carismáticos y que decidan todo sin contrastar con opiniones diversas.

Entre esos mecanismos de los que habla, IzAb plantea propuestas novedosas para fomentar esa democracia interna.

A la militancia de Madrid se la equiparó al mundo de Bankia y eso es una infamia

Precisamente por eso planteamos que se promuevan dos portavocías, por ejemplo. Todos son mecanismos que tienden a eso, a promover, a dar cabida a las opciones minoritarias dentro de una organización, porque la democracia no solo se define por las mayorías sino también por el respeto a las minorías. Los mecanismos que proponemos en esta candidatura van en esa dirección y también en el respeto a la militancia. Creo que en IU se ha producido un cierto maltrato a alguna militancia como la de Madrid, no cierto, mucho maltrato, y eso es romper un pacto que debería ser prioritario en una organización política de izquierdas, que es la lealtad a lo que son tus compañeros. Y eso también es algo que esta candidatura quiere poner en primer término: las garantías para que nadie se pueda sentir como ha se ha sentido la militancia de Madrid, acusada falsamente, a la que se ha equiparado al mundo de Bankia. Eso es una infamia y ese tipo de actitudes hay que combatirlas.

¿Contempla IzAb la posibilidad de una bicefalia, es decir que Garzón no sea el coordinador general de IU sino que se dedique a asumir al cien por cien su labor como parlamentario?

Estamos hablando de una separación de competencias y creo que es sano. No es nuevo, ha estado ocurriendo hasta ahora con Cayo Lara. Es importante crear mecanismos que hagan difícil las derivas demasiado autoritarias o demasiado carismáticas, del líder que decide todo. Está muy bien tener líderes carismáticos, con tirón electoral, pero eso no quiere decir que esa persona tenga que acumular todo el poder de decisión de una organización.

aranguren-300¿Tampoco descartáis la posibilidad de alcanzar un acuerdo para una candidatura unitaria antes de la Asamblea Federal?

No solo no lo descarto sino que creo que sería el mecanismo real y que además responde un poco a la trayectoria de IU, el buscar el acuerdo para una candidatura única y plural y representativa de esa pluralidad. Realmente, es por lo que IzAb y yo apostamos abiertamente, que se llegue a una candidatura unitaria y que convine estas distintas opciones, sensibilidades, tendencias, como se quiera llamar, que hay dentro de IU. Por eso me he embarcado en esto, para respaldar una opción que creo que es importante respaldar en este momento.

¿Qué errores cree que ha cometido IU en cuanto a su relación con Podemos?

Podemos me parece un fenómeno importantísimo y son nuestros aliados, aunque ellos se definiesen como no de izquierdas (ahora ya no), son naturalmente la gente con la que tenemos que ir. Lo que me preocupa no ha sido la actitud de Podemos (muy clara desde el primer momento), sino la de IU que yo calificaría de sumisión, de entrega, en la que por mucho que Podemos te daba calabazas, el tono de las declaraciones, de las actitudes era ‘sin ellos no podemos hacer nada’. Ahí se creó y se lanzó un mensaje que caló: decir que IU no tenía sentido. Y lo grave de ese mensaje es que se estaba lanzando desde IU, no simplemente desde fuera. Ese fue el grandísimo error que se cometió durante un tiempo demasiado largo, un error que finalmente se intenta restañar, diría yo, cuando Podemos ha dado a un portazo claramente; y, en ese sentido, valoro cómo fue la campaña a las elecciones por parte de Alberto Garzón, que teniendo un terreno muy minado, con muy poca cancha, se consiguió mucho, porque se recuperó la defensa de ‘IU tiene sentido’ y sobre todo que tiene un bagaje que hay que reivindicar. A partir básicamente de la campaña electoral es lo que cambia en el tono de la actuación de la dirección de IU y eso fue importante pero no podemos olvidar que previamente se había minado la credibilidad de IU de forma muy grave. El otro gran error fue, como ya te he comentado, lo que se hizo con la federación de Madrid.

Un asunto que derivó en el transfuguismo de algunos dirigentes, entre ellos Tania Sánchez.

Lo que hizo Tania Sánchez fue desleal

En política hay valores que hay que defender, como la lealtad. Yo no tengo ningún problema en que la gente cambia de idea, pase de un partido a otro, porque ha evolucionado en su planteamiento, eso forma parte de la normalidad en la vida y no tiene que ver con la deslealtad, con dejar colgada a una organización. Pero lo que hizo Sánchez fue desleal y lo grave de eso fue la actitud condescendiente con la que se aceptó eso que contrasta mucho con la dureza con la que se trató sin embargo a la militancia de Madrid, que no había hecho nada, que no había hecho ningún gesto que mereciese el tratamiento que se le dio entonces. Sin embargo, se aceptó como si formase parte de una trayectoria normal dentro de IU, se dejó pasar sin más y en momentos clave, siendo por ejemplo la candidata a las autonómicas.

En un reciente artículo, Cayo Lara, hablaba de “fuego amigo” y cargaba contra la formación de Pablo Iglesias por el trato que está dando a IU, ¿cree que en este sentido IU ha sido en cierta forma ‘maltratada’ por Podemos? 

El problema no está en las actitudes de Podemos sino en la actitud durante un tiempo de IU. El artículo de Lara me parece excelente, creo que refleja lo que está pasando en IU, decir que ese camino que se había tomado hay que frenarlo, sin dañar lo que es un valor, el tirón y el prestigio y capacidad de convocatoria que tiene nuestro candidato a las elecciones. Los matices son importantes en política. Hay un riesgo, una realidad que se fomenta, de hacer el discurso de ‘esto es la vieja IU frente a los impulsos renovadores de la nueva política’. Ese discurso es falso y yerra en el foco de lo importante. Aquí no estamos ante una situación de los jóvenes frente a los veteranos, o la vieja IU que se aferra a sus…, ¿a qué? No se puede decir que se aferra a los puestos de poder cuando se enfrenta a una crisis, ante un problema económico y con dos diputados en el parlamento.

Garzón plantea transformar IU en un “movimiento político y social” que trascienda las propias siglas de la federación, una propuesta que cuenta con el apoyo de importantes dirigentes. ¿Cuál es la posición de IzAb al respecto?

Izquierda Unida tiene que restañar las heridas internas

Hay un discurso que hace demasiado hincapié en superar la marca IU. Si es una cuestión de siglas a mi no me importa, pero para empezar una transformación hay que partir de lo que se tiene y uno transforma lo que tiene, lo mejora, lo renueva y esa es la idea de las propuestas que hay en las candidaturas que se han presentado pero partiendo de que IU tiene un sentido y eso es lo que no está muy claro, porque si tú te asimilas tanto al discurso del partido, que en ese momento es el partido triunfante, no va a ser fácil que se te distinga y sobre todo después de pasar lo que ha pasado. En este momento, la posición de IU tiene que ser de restañar las heridas internas, de agrupar fuerzas y de lanzarse a hacer lo que está en el sentido de IU, que es movilizar a la gente para defender sus derechos y promover cambios sociales importantes, no solamente tener gente para ir a las tertulias, sino movilizar a la gente, y eso requiere colaboración con las fuerzas sindicales, con las asociaciones de vecinos, las culturales, con el tejido organizativo social que está en peligro y que hay que reforzarlo. No se trata solamente de tener presencia mediática, que es importante, sino que hay otra tarea que es mucho más diversa, difusa, pero que está ahí.

aranguren-550

Pero, cuando Garzón habla de superar IU, ¿puede entenderse como un intento de desahuciar o liquidar IU?

No diría un intento, diría que hay un riesgo y que IU está en riesgo. No tengo datos para pensar que hay una posición malintencionada. El problema no es que IU como tal siga existiendo. Lo que me preocupa es que vivimos un momento que hay como cierta euforia que puede dejar paso en muy poco tiempo a un decaimiento, a una decepción y que nos encontremos con un erial en el terreno político, con una desaparición, no me importa decir de la izquierda tradicional, con bagaje, con experiencia de gestión, y que nos encontremos con muchos menos instrumentos para promover una sociedad mejor.

¿Hay entonces un espacio electoral por el que IU puede batallar diferente al de Podemos?

No creo que estemos ante un momento revolucionario

Sí, y además que creo que va a ser necesario, para Podemos en igual medida que para IU, y es un elemento positivo que Podemos exista. Yo parto de esa idea, que necesitamos el espacio de una izquierda clara como lo es IU a la izquierda del PSOE y que tendrá que buscar la alianza, la colaboración con otras fuerzas y por supuesto con Podemos. Y para eso es necesario que este no se subsuma en Podemos. Y además creo que dentro del panorama político de dentro 2-3 años nos podemos encontrar con que si no está ese tipo de izquierda tampoco está el Podemos que ahora estamos viendo con esa fuerza, nos podemos encontrar con un globo que se desinfla y no queda nada. Esperemos que no, pero me temo que puede ocurrir eso, como ha pasado en Italia con el movimiento de Grillo. No creamos que tenemos la verdad absoluta, ni en IU ni en Podemos, ni que estemos tan al borde del gran momento histórico. No creo que estemos en un momento revolucionario y por lo tanto soy más modesta en las pretensiones de lo que es la acción política. Debemos plantearnos el cambiar los usos de la política, cambiar la vida en el paso a paso, en el que estamos con medidas parlamentarias legislativas, con movilizaciones en la calle, pero eso no quiere decir que de hoy al año que viene nos encontremos con un panorama que no tiene que ver con nada anterior, el peso de la realidad es otro y no estamos ante un momento en que vayamos a dar por zanjado todo lo anterior, la derecha tiene mucha fuerza y las actitudes de la derecha no son simplemente las de los políticos de la derecha sino socialmente. Si pensamos que estamos en el momento en el que vamos a irrumpir como un vendaval y va a desaparecer todo el peso de lo que existe en este momento nos equivocamos.

¿Qué tipo de confluencia habría que buscar con Podemos?

Hay que plantearla y con lo más que encontremos en la izquierda. Lo importante de la confluencia es que se suman fuerzas que van hacia un objetivo común pero son diversas, lo importante de sumar es que sumas 1, 2, 3, no sumas 1, 1, 1… La coalición electoral sería lo que la mayor parte de la ciudadanía con sensibilidad de izquierdas pide. Para reforzar la idea de la confluencia es importante también reforzarte a ti mismo. A una negociación tienes que ir con una cierta fuerza, sino te comen. IU tiene que ir reforzada a esas conversaciones y negociaciones. Ahora mismo lo está por como fue la campaña electoral y por el casi millón de votos que nos respaldan y con las perspectivas de que eso podría ir a más.

En este proceso de debate interno también está inmerso el propio PCE. ¿Cómo valora lo planteado por José Luis Centella para que el PCE recupere competencias?

Yo que he militado en el PCE en las épocas de la clandestinidad prácticamente no reconozco a este partido en algunas actuaciones

Yo que he militado en el PCE en las épocas de la clandestinidad prácticamente no reconozco a este PCE en algunas actuaciones, no en la gente. Esto último de anunciar a bombo y platillo que el PCE retiraba las competencias que había delegado en IU, ¿qué sentido tiene ese planteamiento? Creo que habría que preguntárselo a la dirección del PCE actual. Lo que transmite ese mensaje es que se quiere salir de lo que significa IU, no sé si es presentarse bajo las siglas del PCE dentro de otra cosa y que IU ya no tenga sentido, pero es lo que transmite ese mensaje, y por tanto yo pediría claridad.

Precisamente, Izquierda Abierta instaba hace unos días a la dirección del PCE que aclarase si lo que pretende es desahuciar a IU.

Sí. Es muy contradictorio y creo que por responsabilidad política la dirección del PCE tendría que aclararlo. Primero a quien se le debe aclarar por una cuestión de lealtad política es a la gente de IU, qué significa eso, en que se traduce la acción política si hay convocatoria de elecciones. En política no puedes ir lanzando globos sonda y mensajes que puedes interpretar en un sentido cuando te conviene y en sentido contrario dos días después. El PCE tiene que aclarar qué es lo que significa esto por un mínimo de lealtad con IU, con la gente de IU y con sus militantes, también gente del PCE que tampoco sabría responder a esta pregunta.

“Durante demasiado tiempo la actitud de IU hacia Podemos ha sido de sumisión”
Comentarios