domingo 1/8/21
EL SECTOR DE LLAMAZARES RECHAZA PACTAR CON PODEMOS

El choque entre las dos 'almas' de Podemos estanca un posible acuerdo con IU

Alberto Garzón espera a que la formación de Pablo Iglesias resuelva sus contradicciones internas antes de estudiar la opción de una coalición electoral.

iglesias-garzon
Pablo Iglesias y Alberto Garzón en una imagen de archivo.

El candidato de IU no pone plazos a este proceso y su único tope son las fechas legales para registrar las coaliciones electorales

El diputado de IU-Unidad Popular, Alberto Garzón, no se plantea la opción de concurrir junto a Podemos en unas eventuales elecciones generales el día 26 de junio hasta que el partido de Pablo Iglesias no resuelva sus "contradicciones internas" sobre el modelo de confluencia que está dispuesto a negociar.

Según han explicado a Europa Press fuentes próximas al candidato de IU, ellos están asistiendo como espectadores al debate abierto sobre una posible coalición para las próximas elecciones, ya que creen que Podemos debe antes tener claro qué camino quiere seguir.

En IU señalan las dos "almas" que conviven en el partido morado. Según indican, por un lado está el sector de su secretario general, Pablo Iglesias, que esta misma semana constató la necesidad de hablar con IU para explorar las posibilidades de un acuerdo; y por otra parte está su portavoz parlamentario, Íñigo Errejón, que insiste en que Podemos debe ser un partido "transversal" y se opone a unir fuerzas con un partido de izquierdas.

Este debate ya tuvo lugar antes de las elecciones del 20 de diciembre, cuando IU y el propio Garzón salieron muy desgastados del proceso de negociación. Entonces, el candidato de IU mantuvo hasta el último día su oferta de formar una coalición y, después de conversaciones formales e informales, se encontró con el 'portazo' de Podemos, que se limitaba a ofrecerle a él que dejara IU y se pasara a sus listas.

Ahora Garzón afronta con otro espíritu esta probable nueva cita electoral, ya que cree que la pelota está en el tejado de Podemos, que debe decidir si de verdad quiere intentar unir fuerzas en torno a un programa pactado para intentar superar al PSOE en las urnas o, en cambio, insiste en su idea de rechazar pactos estatales con otras fuerzas.

El candidato de IU no pone plazos a este proceso y su único tope son las fechas legales para registrar las coaliciones electorales. Eso sí, insiste en las líneas marcadas por la organización para cualquier acuerdo, que debe hacerse con un programa negociado y desde el respeto a la identidad de cada cual.

Sin embargo, los dirigentes de Podemos no son los únicos con los que Garzón tendrá que negociar en caso de que avance esta posibilidad de acuerdo, ya que, en pleno proceso de reorganización interna, también encontrará posturas encontradas dentro de la propia IU.

LLAMAZARES RECHAZA PACTAR CON PODEMOS

El excoordinador federal y líder de la corriente interna Izquierda Abierta, Gaspar Llamazares, ya avisó la pasada semana de que rechaza cualquier acuerdo con Podemos para el 26 de junio, ya que considera al partido de Pablo Iglesias responsable de tener que repetir las elecciones, junto al PSOE, y no cree que sea bueno para IU vincularse a él. Llamazares cree que seguir pidiendo la confluencia a Podemos, que ha rechazado siempre a IU hasta ahora, es "un error político y una forma de masoquismo en campaña", y además no ha visto en el partido morado ni un "gesto generoso" que "permita confiar en una confluencia con dignidad". "No soy partidario de paliar el desgaste del mismo Podemos que hasta ayer ha apostado por nuestra eliminación. No asumo su gestión", ha explicado en uno de los numerosos mensajes sobre este asunto que ha publicado en su cuenta personal de Twitter durante la última semana.

El tercer sector fuerte que opera ahora en IU es el de la denominada 'Declaración de Zamora', apoyada por el aún coordinador federal, Cayo Lara. En su propuesta de resolución para la Asamblea Federal del mes de junio, este sector ya marcaba su idea sobre la confluencia: acuerdos sí pero respetando la identidad de IU. Cayo Lara ha subrayado numerosas veces durante los últimos meses que la política de unidad constituye el "AND" de IU, pero también ha acusado a Podemos de lanzar una "OPA hostil" contra la organización e intentar captar a sus militantes. "El primer paso para cualquier proceso de convergencia es el mantenimiento de la pluralidad y la unidad de los que ya estamos en IU --sostienen los firmantes de la Declaración de Zamora--. IU debe seguir apostando por la convergencia social con los sectores populares y de izquierda, pero será imposible realizarla si con algunos con quien queremos hacerla no proyectan hacerla con nosotros, sino que pretenden nuestra desaparición como fuerza política".

El choque entre las dos 'almas' de Podemos estanca un posible acuerdo con IU
Comentarios