sábado 18/9/21
DEFIENDE EL BAGAJE DEL PCE Y DE IU

Cayo Lara rompe su silencio y carga contra Podemos

En un artículo publicado en ‘Mundo Obrero’, el dirigente de IU reprocha a la formación de Pablo Iglesias sus “calificativos de desprecio”, su oposición a forjar alianzas y su negativa a facilitar un grupo parlamentario.  

cayo-lara

Lamenta que IU haya recibido de los dirigentes de Podemos una OPA hostil en toda su dimensión

El coordinador general de Izquierda Unida ha cargado contra Podemos por sus “calificativos de desprecio y oposición a forjar alianzas electorales en el Estado o negativas a facilitar un grupo parlamentario”. Así se pronuncia Cayo Lara en un artículo publicado en ‘Mundo Obrero’ bajo el título “PCE e IU: orgullo de una izquierda soberana”, donde hace un análisis de la situación de IU cara a su Asamblea Federal de junio y reflexiona sobre el papel del PCE con vistas a su Congreso que se celebrará el próximo 9 de abril.

Lara asegura que “el fuego amigo también existe” y lamenta que IU haya recibido de los dirigentes de Podemos “una OPA hostil en toda su dimensión”, pese a que desde Izquierda Unida se valoró a dicha formación desde el resultado de las elecciones europeas “como una fuerza amiga facilitándole su entrada en el grupo del GUE” (del Parlamento Europeo).

El dirigente de IU explica que la irrupción de Podemos y el ascenso como líder de Pablo Iglesias obedeció a las "alfombras" que le puso "el sistema", que "no podía permanecer cruzado de brazos" ante la posibilidad de que una fuerza de IU, con gente del Partido Comunista en su seno, superara porcentajes electorales del 10 por ciento. "Se pusieron alfombras de comunicación a otra fuerza que las aprovechaba convenientemente y que nos entraba por la izquierda para adelantarnos por la derecha", afirma. Para Lara, es “curioso” que al igual que en 1982 y 1996 haya vuelto a producirse “lo que llegamos a llamar transfusión de sangre roja”, siempre “por el cambio” pero con escenarios y actores diferentes, aunque “mucha gente, hoy como ayer, no se ha dejado seducir por lares más cálidos”.

Pese a estas críticas, Lara también reconoce errores internos propios de IU, problemas que empezaron en las Europeas con la dimisión del cabeza de lista, Willy Meyer, y que siguieron con la crisis de Madrid, (Federación disuelta por la dirección de IU) “en la que se juntó la tormenta perfecta”, señala. “Solo transmitíamos a la sociedad acusaciones mutuas y conflicto. La gente no nos quiere ni nos necesita en la bronca sino en la movilización y en la propuesta”, defiende.

Lara saca pecho de la trayectoria tanto de IU como del PCE como las fuerzas políticas “que más han combatido las políticas del bipartidismo en la calle y en las instituciones” y reflexiona sobre la situación actual, con un 3,67% de voto y sin grupo parlamentario propio. En este sentido, recuerda que IU se presentó a las Generales de 2011 y las Europeas de 2014 en la coalición de Izquierda Plural. En las municipales y autonómicas de 2015 se presentó con marcas diversas y en las últimas Generales como IU-Unidad Popular, “con una marca decidida a dos meses del proceso electoral, cuando la profusión y cambios frecuentes de siglas confunden al electorado y es especialmente negativo para quienes no disponemos de recursos y medios de comunicación para publicitar nuestras marcas”, dice.

Somos soberanos. Que no somos muleta de nadie, ni de partidos viejos ni de nuevos, afirma Lara

En su opinión “una organización o coalición que se presenta a elecciones tiene que tener un mensaje claro, una marca reconocida y sobre todo un proyecto de Estado que se reconozca perfectamente en cualquiera de los territorios. Y eso no es uniformidad, es coherencia de una fuerza que se identifica como Federal. Diluir el mensaje, devaluar o enaltecer la propia marca en función de la coyuntura, o no ser reconocibles como proyecto de Estado, nos debilita para pedir confianza a los ciudadanos”.

Por ello, llama a reflexionar a los afiliados del PCE e IU y a algunas organizaciones sociales y sindicales “sobre si hay que crear alguna nueva estructura más no vayamos a pasarnos la vida reuniéndonos de estructura en estructura y no estemos a la altura de las circunstancias del momento”, afirma en alusión a las voces que piden que IU pase de partido a movimiento político.

Por último, Lara apuesta por seguir defendiendo el proyecto de IU como “referente histórico ideológico”, plural y diverso. Y hacerlo desde la “fraternidad” resolviendo los problemas internos “con diálogo y respeto”. “Creyéndonos de una vez por todas –continúa-, que somos soberanos. Que no somos muleta de nadie, ni de partidos viejos ni de nuevos. Que es la correlación de fuerzas y los programas los que tienen que determinar las alianzas”.

Cayo Lara rompe su silencio y carga contra Podemos
Comentarios