#TEMP
domingo. 26.06.2022
ABIERTAS A MILITANTES Y SIMPATIZANTES

El PSOE baraja celebrar las primarias entre las elecciones europeas y las autonómicas

A falta de fijar un día concreto en el calendario, la dirección federal del PSOE baraja que las primarias se celebren entre las elecciones europeas de junio de 2014 y las autonómicas y municipales de mayo de 2015.

Lo que está claro es que la Ejecutiva de Rubalcaba no quiere que sean en 2013

El PSOE baraja la fecha de las elecciones primarias para elegir a su candidato a la Moncloa y ha delimitado ya un periodo: entre los comicios europeos del 2014 y los municipales y autonómicos de 2015, una idea que, sin embargo, no es del agrado de todos los dirigentes socialistas.

Según diversas fuentes consultadas por Efe, a falta de fijar un día concreto en el calendario, la dirección federal del PSOE baraja que las primarias, abiertas a militantes y simpatizantes, se celebren entre las europeas de junio de 2014 y las autonómicas y municipales de mayo de 2015.

El debate sobre las primarias es recurrente dentro del PSOE casi desde que Alfredo Pérez Rubalcaba fue elegido secretario general del partido en el congreso federal del pasado febrero, en el que se comprometió a que el candidato para las generales se elija mediante un proceso abierto, similar al de los socialistas franceses.

Desde entonces, las especulaciones sobre hipotéticos candidatos no han hecho más que crecer, y a la lista de los "habituales" como Carme Chacón o Patxi López se han sumado en los últimos tiempos otros nombres como el de Eduardo Madina.

En paralelo, de forma más o menos regular surgían voces aisladas reclamando que se acelerara el calendario de primarias, una corriente que ha ganado adeptos en los últimos meses con motivo del descalabro electoral en el País Vasco y Galicia, al que un mes después se sumó Cataluña.

La Ejecutiva que lidera Rubalcaba ha dicho siempre que las primarias se celebrarán cuando toca y muchos miembros de su núcleo duro han recordado en varias ocasiones que en Francia, por ejemplo, se realizaron seis meses antes de las elecciones presidenciales. Una tesis que repitió el propio Rubalcaba el pasado martes, cuando dijo que serán cuando "se vislumbren" las elecciones generales.

También el secretario de Organización, Óscar López, especificó el lunes pasado que serán "meses antes" de las generales, sin concretar cuándo. Lo que no van a hacer los socialistas "es tener abiertas las primarias cuatro años", precisó.

Dado que las elecciones generales son, en principio, en noviembre de 2015, muchos cuadros socialistas se han quejado de la falta de concreción que supone remitir las primarias a unos "meses antes".

Ahora, la dirección federal tiene una idea más precisa y ha delimitado el calendario a un periodo de un año, el que va desde las europeas hasta las autonómicas y municipales.

Esa opción, sin embargo, no ha sido bien acogida por todos los dirigentes consultados por Efe y algunos se han quejado de que precisamente en ese periodo es cuando tienen que celebrarse las primarias para elegir candidatos a las municipales y autonómicas, en este caso circunscritas exclusivamente a militantes.

Su argumento es que es contraproducente hacer que coincidan ambos procesos internos en el partido, habida cuenta de que el debate sobre el candidato nacional solaparía el de los autonómicos y municipales, cuando precisamente las primarias son también un trampolín que sirve para dar a conocer a cada aspirante antes de que empiece la campaña electoral. Así, temen que los candidatos autonómicos y municipales queden eclipsados por la discusión nacional, y más si esta última es reñida, como se prevé.

Junto a esa pega, otros dirigentes consultados se quejan de que al unir en el tiempo los dos procesos de primarias se obligaría a los posibles aspirantes a optar por uno u otro, cuando quizás alguno pretenda aspirar primero, por ejemplo, al cartel federal y, en caso de no conseguirlo, al de alguna comunidad autónoma o ayuntamiento.

Y un inconveniente más: las primarias podrían acabar coincidiendo también con la anunciada consulta independentista en Cataluña, pactada por CiU y ERC para antes de 2015.

Lo que está claro es que la Ejecutiva de Rubalcaba no quiere que sean en 2013, porque aún faltarían dos años para las generales y el candidato estaría demasiado tiempo expuesto en un escenario de mucha incertidumbre, que podría acabar por "quemarle" ante la ciudadanía, pero tampoco después de las municipales y autonómicas, porque es demasiado tarde.

Otros dirigentes, como el secretario general del PSOE en Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, prefieren otra alternativa, que pasaría por disputar las primarias a últimos de 2013 o primeros de 2014.

Sea como sea, Rubalcaba tendrá ocasión de pulsar este sábado la opinión de los secretarios generales regionales y de muchos alcaldes en la reunión del Consejo Territorial.

Aunque las primarias no figuran en el orden del día, el asunto saldrá a relucir porque varios dirigentes territoriales ya han avanzado que quieren conocer un calendario cuanto antes y preguntarán a Rubalcaba sobre sus planes.

El PSOE baraja celebrar las primarias entre las elecciones europeas y las autonómicas
Comentarios