#TEMP
miércoles 18/5/22
CONTESTA CARLOS CRUZADO | GESTHA

¿Cómo van a tributar las cláusulas suelo?

Desde Gestha hemos realizado una ejercicio práctico para orientar a los afectados sobre su tributación con datos reales.

clausula_suelo_0

El Gobierno ya ha aprobado un Real Decreto para que se ejecute la devolución de las cláusulas suelo de las hipotecas, después de que el Tribunal de Justicia de la UE obligara a los bancos a devolver a los clientes la parte de sus hipotecas abonada por este concepto. Así, las entidades tendrán que devolver a los afectados por estas abusivas cláusulas las cantidades de los últimos cuatro años –ya que los ejercicios prescritos no entran en el Real Decreto-, o bien en metálico o amortizando parte de la hipoteca pendiente.

En el caso de que se decida cobrar en metálico, el contribuyente tendrá que devolver una parte a Hacienda si incluyó su hipoteca en la deducción por vivienda de la declaración de la renta en los últimos cuatro ejercicio, ya que estas cantidades pierden los derechos de deducción una vez sean devueltas. Si bien el Ejecutivo no ha incluido los intereses de demora, dando así un pequeño ‘salvoconducto’ a los afectados.

¿Pero qué significa esto a efectos reales? Desde Gestha hemos realizado una ejercicio práctico para orientar a los afectados sobre su tributación con datos reales. En concreto, una persona que contratara una hipoteca por valor de 110.000 euros a un plazo de 15 años con una cláusula suelo del 3% y un interés variable sobre el Euríbor del 0,5% recibiría una devolución por parte del banco de 5.268,35 euros. Además, la entidad tendría que abonar al cliente 542,80 euros en concepto de intereses.

De este modo, el contribuyente tendría que pagar a Hacienda 423,27 euros por la pérdida de los derechos de deducción por vivienda de los últimos cuatro años. Si se hubieran incluido los intereses de demora, habría que devolver al fisco 35,73 euros más, pero finalmente el gobierno ha ‘perdonado’ esa cantidad, así como los 103,13 euros que debería pagar por el interés legal del dinero que abone el banco.

Así, vemos por tanto que el Real Decreto aprobado para que se lleven a cabo estas devoluciones no supone una gran ventaja a efectos fiscales, pues solo los intereses de demora y los recargos, en su caso, y los intereses legales que abone el banco se libran de tributar. Por lo tanto, el Ejecutivo aprovecha una nueva oportunidad para ‘hacer caja’ a costa de lo que fue un clamoroso abuso por parte de la banca para miles de contribuyentes.

Contesta Carlos Cruzado

Presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)

¿Cómo van a tributar las cláusulas suelo?
Comentarios