#TEMP
jueves. 11.08.2022
EN SU REUNIÓN CON PATRONAL Y SINDICATOS

Rajoy descarta un pacto de Estado anticrisis

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha rechazado este jueves un pacto nacional que englobe a agentes sociales y fuerzas políticas, así como un pacto por el empleo que han reclamado los sindicatos alegando que el Gobierno "tiene un rumbo fijado" y hay que fijarse "objetivos realistas".

"Hemos hablado de las grandes reformas que tiene pendiente la sociedad española y si avanzamos en algunos temas, me daré por muy satisfecho"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha rechazado este jueves el pacto por el empleo que han reclamado los sindicatos alegando que el Gobierno "tiene un rumbo fijado" y hay que fijarse "objetivos realistas". Sin embargo, ha saludado el hecho de que estén de acuerdo en temas relativos a Europa o en materia de moderación salarial, así como que vayan a dialogar sobre pensiones o medidas de protección social para los más desfavorecidos.

Así lo ha asegurado en una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa tras la entrevista de tres horas que ha mantenido con los líderes sindicales, Ignacio Fernández Toxo (CCOO) y Cándido Méndez (UGT); el presidente de la CEOE, Juan Rosell; el presidente de la Cepyme, Jesús Terciado; y la ministra de Empleo, Fátima Báñez.

Al ser preguntado por qué no ve posible ese gran pacto de Estado que reclaman sindicatos y oposición, el jefe del Ejecutivo ha pedido no dar "tanta importancia a las palabras" y ha dicho que hay que fijarse "objetivos realistas". En este punto, ha puesto el acento en el hecho de que ahora sean capaces de llegar a "entendimientos" en aspectos concretos como las pensiones, Europa o la moderación salarial. "Desde ese punto de vista yo estoy contento", ha enfatizado.

A renglón seguido, ha afirmado que el Gobierno es el que dirige la política económica y toma las decisiones, aunque eso le suponga un "desgaste". "Hemos hablado de las grandes reformas que tiene pendiente la sociedad española y si avanzamos en algunos temas, me daré por muy satisfecho", ha apostillado.

El presidente del Gobierno ha criticado el plan económico que le ha enviado el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, un documento que, según ha dicho, implica subir el gasto en todas las partidas y es "imposible" aplicar porque "no hay dinero". "Tengo que hacer políticas realistas y equilibradas, con respeto a todo el mundo", ha subrayado.

HARÁN FRENTE COMÚN EN LA UE

Por su parte, Toxo y Méndez, han constatado en primera persona que el presidente del Gobierno ve "poco probable" que se pueda producir un pacto nacional que englobe a agentes sociales y fuerzas políticas porque "no hay condiciones para ello", si bien han recogido el guante de alcanzar acuerdos puntuales y, de entrada, han aceptado hacer frente común en la UE para pedir estímulos al crecimiento económico.

Entre los asuntos en los que se podrían alcanzar acuerdos puntuales se encuentra la búsqueda de un nuevo cauce para garantizar la protección de los más de tres millones de parados que actualmente se encuentran completamente desprotegidos, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

"No se está hablando de un pacto de Estado a la vieja ausanza, sino de buscar formulaciones en estos ámbitos para hacer un camino común", afirma Toxo

En este encuentro, los sindicatos han presentado al resto de las partes un documento de 13 folios de propuestas para salir de la crisisMéndez ha asegurado que en la reunión se ha hablado de forma "clara"  y ha revelado que Rajoy les ha trasladado que "no hay condiciones para adentrarse en el camino de un consenso social, político y constitucional" para salir de la crisis, pese a que los sindicatos le han planteado que "no se está hablando de un pacto de Estado a la vieja ausanza, sino de buscar formulaciones en estos ámbitos para hacer un camino común".

Toxo ha ahondado en que el presidente del Gobierno les ha dicho de forma "muy amable" que ve "poco probable" que se pueda dar un pacto nacional para salir de la crisis, pese a que, según ha indicado, los sindicatos han acudido con un documento de propuestas en el que han hecho un "esfuerzo sincero de desprendimiento de posiciones maximalistas" con la idea de "atender lo urgente pasando por lo posible". Dicho esto, ha recalcado que "España necesita altura de miras y liderazgo" por parte del Gobierno.

Si bien, el presidente del Gobierno ha invitado a los agentes sociales a desarrollar un proceso de conversaciones sobre temas en negociación abiertos ya, como es el factor de sostenibilidad de las pensiones o las cotizaciones en la contratación a tiempo parcial, y a abordar otros como la búsqueda de un nuevo cauce para garantizar la protección social, que, según Toxo, "ha saltado por las costuras".

Según Toxo, la propuesta del Gobierno ha sido "genérica para hablar de los déficits de protección", frente a la propuesta sindical de establecer una renta mínima garantizada, en la que además se considera como colectivos desprotegidos no sólo a los desempleados, sino también a los afectos por los desahucios o las preferentes.

Otro de los puntos comunes encontrados durante la reunión ha sido el de trasladar un mensaje común a la UE -el Gobierno en las instituciones europeas y los sindicatos a través de la Confederación Europea de los Sindicatos- sobre la necesidad de que se pongan en marcha políticas de estímulo económico para que se reactive la actividad y el empleo, en las que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) tendría un papel fundamental.

En el caso de la necesidad de movilizar el crédito a la economía, Rajoy ha admitido que "no está llegando el crédito", a lo que le han sugerido que se utilice la red capilar de la banca nacionalizada y el Instituto de Crédito Oficial (ICO) para hacer llegar ese crédito a empresas y familias.

Si bien, según ha señalado Toxo, "El Gobierno está convencido de que las medidas adoptadas en el sistema financiero van a dar resultado en plazo y no se plantea un cambio radical", a lo que ha añadido: "Ahí tenemos un desencuentro importante".

En este punto, los sindicatos también han planteado al presidente del Gobierno la necesidad de que el Banco Central Europeo (BCE) intervenga de manera directa en los mercados.

"Se puede desprender de la reunión de hoy una cierta expectativa y todos somos corresponsables de que se confirme o se diluya y se genere una nueva frustración", ha dicho Méndez

Otra de las recetas sindicales contra la crisis es la necesidad de incrementar la financiación del Estado para poder desarrollar políticas sociales, para lo que han propuesto un plan de choque para incrementar los ingresos fiscales en un 1,5% del PIB en 16 meses, que incluiría una redistribución de las cargas fiscalesAl respecto, Toxo ha dejado claro que los sindicatos no plantean "una subida concreta de impuestos", sino una redistribución de las cargas fiscales, una lucha decidida contra el fraude, hacer emerger la economía sumergida  o conseguir que se tribute a los tipos legales en el Impuesto de Sociedades.

Por otro lado, preguntados sobre si la reunión de este jueves supone el relanzamiento del diálogo social, ambos líderes sindicales han confiado en que así sea, aunque han querido dejar claro que este encuentro llega "16 meses tarde", en palabras del líder ugetista, quien le ha echado en cara que no lo hiciera antes de aprobar la reforma laboral por decreto.

Por su parte, Toxo le ha reprochado que el Gobierno respondiera a la petición de los sindicatos para celebrar esta reunión una vez remitido a Bruselas el Plan Nacional de Reformas 2013-2016 y el nuevo cuadro macroeconómico, pese a que la situación es de "emergencia nacional".

Dicho esto, el líder de CCOO ha asegurado que "ha merecido la pena la reunión y no ha sido una mera foto", y ha confiado en que "tenga continuidad", pero ha dejado claro que "sigue habiendo conflicto". "Ahora hay que ver qué intensidad se le da a las medidas que hemos acordado negociar y en que dirección se camina", ha sentenciado.

"Se puede desprender de la reunión de hoy una cierta expectativa y todos somos corresponsables de que se confirme o se diluya y se genere una nueva frustración", ha sentenciado Méndez.

Por su parte, los presidente de CEOE y Cepyme no han comparecido ante los medios de comunicación para dirigirse a la Junta Directiva que la patronal celebra este jueves para abordar la reforma de sus estatutos y el Código de Buenas Prácticas.

Rajoy descarta un pacto de Estado anticrisis
Comentarios