<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
lunes. 03.10.2022
EL GOBIERNO PRIMARÁ EL CONVENIO DE EMPRESA

La ‘temida’ reforma laboral de Rajoy, con cuentagotas

Varios ministros salieron este martes a la palestra para quitar hierro a la polémica confesión hecha por Rajoy en Bruselas. Mientras la CEOE se muestra muy comprensiva con los temores del presidente, los sindicatos exigen que se convoque con urgencia a los agentes sociales.

"El Gobierno está para hacer lo que hay que hacer"

Varios ministros del Ejecutivo tuvieron que responder este martes a las palabras de Mariano Rajoy en Bruselas captadas por un micrófono indiscreto asumiendo que su reforma laboral le va a costar una huelga.

Santamaría advierte de que se hará “lo que hay que hacer”

La primera en dar la cara ha sido la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que ha defendido que el Ejecutivo pondrá en marcha reformas "profundas", "de calado" y "decididas" para sacar a España de la crisis y buscará el "consenso" para aprobarlas, aunque ha avisado de que el Gobierno "está para hacer lo que hay que hacer".

"En este Gobierno no hay cálculos electorales, ni suspensión de obligaciones, ni aplazamiento de responsabilidades", ha explicado la número dos del Ejecutivo. Sáenz de Santamaría ha recalcado que este Gobierno "tiene la tarea de sacar adelante" un país "con cinco millones largos" de parados, y ha explicado que aunque pretende buscar el "consenso", también va a "trasladar el respaldo" que obtuvo el PP en las elecciones del pasado 20 de noviembre. Para ello, pondrá en marcha "reformas eficaces, que puedan hacer que este país pueda volver a crear empleo".

Báñez, segura del respaldo ciudadano

Más optimista se ha mostrado la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, al afirmar que está "segura" de que la reforma laboral que el Gobierno aprobará "en próximas fechas" contará con el respaldo "de todos los ciudadanos".

Preguntada por las palabras del presidente del Gobierno, Báñez ha subrayado que la reforma que tiene en mente el Ejecutivo será "completa y equilibrada" y va a ayudar, "sin duda", a cortar "la sangría" del desempleo que padece España y a crear nuevos puestos de trabajo.

Gallardón da algunas pistas

Pero el que ha precisado un poco más ha sido el titular de Justicia, Alberto Ruiz Gallardon, quien ha asegurado compartir los temores de Rajoy, ante una posible huelga, consciente de que la próxima reforma laboral irá más allá de lo acordado por los agentes sociales sobre negociación colectiva, para dotar de más "flexibilidad" a las empresas en una situación económica "extraordinaria" como la actual.

Gallardón confía en que cambios en esta dirección den sus frutos, y se mira en el espejo de países como Alemania

En declaraciones a TVE ha explicado que CEOE-Cepyme y CC.OO. y UGT "han alcanzado preacuerdos positivos, pero insuficientes, de mínimos", con lo que el Gobierno debe ser quien de un paso más. Así, preguntado por la causa de los temores de Rajoy, el ministro de Justicia ha despejado que uno de los temas que más conflicto podría despertar sería la apuesta del Gobierno por el convenio de empresa. "Porque probablemente uno de los aspectos de la reforma consistirá en que tienen que desaparecer determinados mecanismos que en estos momentos alejan de los centros de trabajo la adopción de decisiones, y que lo que hacen es, con carácter sectorial o territorial, llevarlos a organismos de decisión que no son directamente los directos representantes de los trabajadores en cada uno de los centros de trabajo", ha señalado.

Además, ha recalcado que el mercado de trabajo presenta "multiplicidad de contratos" y "confusión en la legislación". En su opinión, muchos empresarios prefieren no realizar algunas inversiones ni contratar por el "temor" a no tener después "flexibilidad" para adaptar a cada momento sus "necesidades de contratación".

Asimismo, ha añadido que con la modificación de la limitación de encadenamiento de contratos realizada el pasado verano por el Gobierno socialista, "lo que hay es prácticamente un contrato único temporal". "Eso es lo que no puede ser", añadió, para apostillar que, en este sentido, el Gobierno quiere una reforma "que apueste por la simplificación".

Gallardón confía en que cambios en esta dirección den sus frutos, y se mira en el espejo de países como Alemania, en los que "tienen mecanismos más flexibles para abordar situaciones extraordinarias", que les han permitido enfrentar la crisis "mejor que España".

Dicho esto, Gallardón ha manifestado que "nadie desea que haya una huelga", pero que España "está en una situación de gravedad tal que ni siquiera el temor a un desencuentro con los agentes sociales puede frenar la adopción de medidas que son necesarias para España". "La responsabilidad de gobernar no es siempre agradar, sino hacer lo que necesita el país, buscando siempre el máximo consenso", ha añadido.

CEOE afirma que el país no está para huelgas

La patronal, contenta, porque Rajoy porque "llama al pan, pan, y al vino, vino"

Por su parte, la patronal considera “razonables” las palabras de Rajoy. El vicepresidente primero de la CEOE y presidente de la patronal madrileña CEIM, Arturo Fernández, ha dejado claro que España "no está para huelgas", porque entiende que al país no le conviene y que lo que toca ahora es arrimar el hombro y "hacer piña" para salir cuanto antes de la crisis.

"No es el momento de hacer huelgas, los sindicatos no están para hacer huelgas. Yo entiendo su postura, pero no creo que sea lo mejor ni lo que convenga al país. Yo espero que todos razonemos y empujemos todos", ha subrayado.

El vicepresidente de la CEOE ha asegurado que los empresarios llevan "montones de años" esperando una reforma laboral, porque la legislación laboral es "arcaica" y procede de la época de los sindicatos verticales. En este sentido, ha denunciado que con el gobierno socialista se hicieron "pequeñas reformitas" que "no han valido para nada", pues no se acometió realmente la reforma laboral que pide el país.

Para Fernández, Rajoy está demostrando que va "en la línea correcta", porque "llama al pan, pan, y al vino, vino". En este punto, ha coincidido con él en que no se avecinan buenos tiempos y en que 2012 va a ser un año "extremadamente duro".

Sindicatos piden una reunión urgente de la mesa tripartita

Las polémicas declaraciones del presidente también han sido objeto de réplica por parte de los sindicatos. Desde CCOO, se tacharon sus palabras de “temerarias” y desde UGT se pidió una reunión urgente con los agentes sociales.

"Respecto a las declaraciones de Mariano Rajoy, al especular sobre la posible convocatoria de una huelga por parte de los sindicatos a causa de la reforma laboral que proyecta su Gobierno, el sindicato le exige que convoque inmediatamente a los interlocutores sociales para explicar los contenidos de la reforma", dice el sindicato que dirige Cándido Méndez.

UGT afirma que la convocatoria de la mesa tripartita es un "derecho constitucional" que tienen los agentes sociales a ser informados y una "obligación" por parte del Gobierno.

La ‘temida’ reforma laboral de Rajoy, con cuentagotas
Comentarios