#TEMP
jueves 19/5/22
DEFIENDE QUE EL ACUERDO ERA FIJARLO EN EL 0,4%

El PSOE rechaza el déficit cero impuesto por Rajoy

El Congreso dio este jueves luz verde a la Ley de Estabilidad Presupuestaria con menos apoyos de los que recibió la reforma constitucional que impulsó el anterior Gobierno. La norma salió aprobada con los votos a favor de PP, CiU, UPyD, Foro y UPN, la abstención del PNV y el rechazo de los grupos de la izquierda.

El Gobierno y el PSOE no consiguieron ponerse de acuerdo sobre el eje central de la norma: el límite de déficit estructural que se permitirá a partir de 2020

El Congreso de los Diputados aprobó este jueves, en el segundo pleno ordinario del día, la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera con el voto a favor de PP, CiU, UPyD, Foro y UPN, la abstención del PNV y el rechazo de los demás partidos de la oposición, con lo que la norma recibe menos apoyo (192 votos) que la reforma constitucional acometida por 'populares' y socialistas el pasado verano y que, con el apoyo de 316 diputados, dio lugar a esta normativa.

Así, mientras el PSOE apoyó la reforma del artículo 135 de la Constitución acordada por el anterior presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, ahora ha optado por votar en contra; y la no participación en la votación de CiU se ha tornado en respaldo y la del PNV ha pasado a ser una abstención. UPyD, que rechazó la reforma constitucional, también ha votado a favor de la norma del Gobierno, lo mismo que UPN.

Finalmente, los avisos del PSOE de que no respaldaría la ley si el Ejecutivo no "recuperaba el acuerdo político" de agosto han acabado verificándose en la votación en el plenario. Y es que los responsables del Gobierno y del principal grupo de la oposición no han sido capaces de ponerse de acuerdo sobre el eje central de la norma: el límite de déficit estructural que se permitirá a partir de 2020.

Y es que los socialistas defienden que el acuerdo era fijarlo en el 0,4 por ciento, pudiendo elevarse hasta el 1 por ciento en casos excepcionales, el Ejecutivo insiste en que la estabilidad presupuestaria exige tener equilibrio en las cuentas, susceptible de excepciones únicamente en casos de catástrofes o reformas estructurales.

Tras todo un día de declaraciones cruzadas e intentos de negociación hasta el último minuto, las diferencias no han podido ser superadas y los socialistas han acabado votando en contra lo que, a su juicio, anula el efecto positivo de credibilidad y compromiso con la austeridad que se pretendía conseguir en primer lugar.

Así, el diputado del PSOE Pedro Saura ha acusado al PP de haber "roto el espíritu constitucional en materia de estabilidad presupuestaria" y ha avisado de que la limitación al cero por ciento supone una "pérdida adicional de credibilidad internacional". En este punto, ha asegurado que el Gobierno está perdiendo credibilidad "por un chorro" y de ahí las "prisas" para aprobar la Ley. Además, ha asegurado que "el enemigo para el PP es el PSOE, aunque el enemigo importante es la crisis".

Por contra, la portavoz de Hacienda del PP, Ana Madrazo, ha recriminado que el PSOE "haya cambiado de opinión en unos meses" y ha pedido a la bancada socialista que actúe "con sentido común, con sentido de Estado", apelando a su "responsabilidad hasta el último minuto". "Lo que está en juego es España y su futuro. Esta ley pone los cimientos para recuperar la confianza y la senda del crecimiento", ha zanjado.

Sin embargo, el Gobierno sí se ha granjeado el apoyo del grupo nacionalista catalán, cediendo en su principal reivindicación: que las comunidades autónomas que hayan cumplido con los objetivos de déficit en 2020 puedan amortizar la deuda, cuando hayan dedicado recursos a potenciar el crecimiento, en un plazo de 20 años a partir de 2012, hasta 2032.

En opinión del diputado Josep Sánchez Llibre, el acuerdo alcanzado permitirá que, cuando se retorne a la senda del crecimiento, las comunidades autónomas que cumplan con el objetivo de equilibrio presupuestario puedan dedicar una parte "importante" de sus recursos para inversiones y potenciar el crecimiento económico.

CiU -que ha pasado de presentar una enmienda a la totalidad a votar a favor del texto gracias a los cambios acordados con el PP- considera que los cambios permiten superar el "ataque frontal al corazón del autogobierno" y ha propuesto al Gobierno flexibilizar el techo de déficit para poder acordar con el PSOE.

El PSOE rechaza el déficit cero impuesto por Rajoy
Comentarios