lunes. 20.05.2024

La larga sombra de Rajoy oscurece las expectativas de un acuerdo entre empresarios y sindicatos. El empresario Arturo Fernández, -presidente de la patronal madrileña CEIM y, según algunos empresarios, punta de lanza de Esperanza Aguirre en la patronal- encabeza la pinza surgida en el seno de la patronal CEOE en contra del pacto sobre negociación colectiva. Todo ello en pos del “anhelado despido libre y gratuito”, según acusó hoy la federación madrileña del sindicato Comisiones Obreras (CCOO).

El acuerdo sobre negociación colectiva está en peligro. Largos meses de negociación podrían terminar en el cubo de la basura después de la revuelta que ha emergido en el seno de la patronal, jaleada por una parte de la prensa, y en contra del preacuerdo alcanzado por los líderes sindicales, Ignacio Fernández Toxo (CCOO), Cándido Méndez (UGT) y de la patronal Juan Rosell (CEOE).

Las confederaciones (estatales) sindicales guardan silencio. Pero, en Madrid, CCOO tildó este jueves de “malintencionadas” las propuestas llevadas ayer miércoles a la junta directiva de la gran patronal por CEIM. La Unión sindical de Madrid que lidera Javier López repasó los términos del explosivo documento, que retrocede a terrenos que fueron superados hace meses en la negociación, como el contrato único con indemnización mínima en caso de despido.

La Unión de Madrid acusa a la patronal madrileña de preparar el camino a sus “aliados políticos”, en clara referencia a una hipotética victoria del líder ‘popular’ Mariano Rajoy en las elecciones del año próximo. Así, algunos medios recogen este jueves que Rajoy ha pedido a los patronos que no firmen un documento que pueda aguar la reforma laboral que preparan los ‘populares’ en su eventual regreso al poder central.

La patronal presidida por Arturo Fernández presentó ante la junta directiva celebrada el miércoles en CEOE un documento que recoge sus propuestas. El informe –un auténtico programa de máximos, en opinión sindical- asegura que el preacuerdo alcanzado “no alcanza en modo alguno los niveles mínimos de exigencia (…) que exige nuestra situación económica”.

Para CCOO de Madrid, la patronal madrileña pretende lograr el “poder absoluto” en la gestión de las empresas “al margen de la participación de los trabajadores”. En concreto, CEIM insiste en que debe prevalecer el convenio colectivo de empresa –en detrimento del convenio de sector-, lo que, en opinión sindical, supone olvidar que el 90 por ciento de las empresas españolas son microempresas y no disponen de capacidad para redactar su propio convenio.

Otros asuntos recuperados por la patronal madrileña son las prórrogas de los convenios la llamada ultraactividad, que CEIM quiere suprimir pasados 8 meses desde el fin de vigencia del convenio, lo que supone dejar luego “desprotegidos” a los trabajadores, insiste CCOO-Madrid.

La organización que preside Arturo Fernández pretende además, continúa CCOO, que los empresarios puedan modificar los convenios firmados por ellos “sin ninguna negociación ni control por parte de los trabajadores”.

Contratos formativos sin formación

En materia de contratación, CEIM defiende que se amplíe el contrato temporal de fomento del empleo por espacio de dos años con una retribución igual al salario mínimo interprofesional (SMI), poco más de 640 euros.

Asimismo, la patronal madrileña quiere eliminar la vertiente formativa de los contratos de formación y pide además que se eliminen también las actuales indemnizaciones por fin de contrato, informa CCOO.

En materia de absentismo, CEIM quiere que la Seguridad Social pague todos los gastos por incapacidad temporal, afirma el sindicato que pide, finalmente, a la patronal liderada por Arturo Fernández que deje de “entorpecer” la negociación estatal.

Taguas pide atención a los mercados

Entre las voces que se mostraron críticas con el preacuerdo destaca, según recogen algunos medios, la del exasesor del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, David Taguas. El hoy presidente de la patronal de las grandes constructoras Seopan defendió que el acuerdo recoja un nuevo modelo salarial, más ligado a la productividad que el actual, y justificó su petición en que, en caso contrario, los mercados podrían encontrar poco creíbles el acuerdo sobre negociación colectiva.

Además de la opinión de Taguas, estos medios señalan entre los líderes del frente abierto en CEOE contra el pacto entre empresarios y sindicatos las figuras del presidente del Consejo Intertextil, Ángel Asensio, el vicepresidente de CEIM, Juan Pablo Lázaro, y la del exministro Jaime Lamo de Espinosa.

Por su parte, el Gobierno se ha limitado a fijar un nuevo plazo para que empresarios y sindicatos concluyan la negociación iniciada tras la firma del acuerdo de pensiones, en el mes de febrero de este año. El nuevo plazo fijado por el Ejecutivo concluye el próximo 10 de junio. A lo largo del jueves, empresarios y sindicatos preveían celebrar una nueva reunión, con el concurso de los máximos líderes de las organizaciones, Ignacio Fernández Toxo, Cándido Méndez y Juan Rosell. 

El ‘aguirrista’ Arturo Fernández encabeza la reacción en CEOE