viernes. 24.05.2024

El decreto-ley aprobado hoy establece, para los años 2011-2013, el porcentaje de cálculo de los pagos fraccionados que realizan las grandes empresas en el Impuesto sobre Sociedades se va a ver incrementado más allá del 21% actual. Así, según ha explicado Salgado, para las empresas que facturen entre 20 y 60 millones de euros, el porcentaje de cálculo pasará al 24%, mientras que para las que facturen más de 60 millones, será del 27%.

Salgado ha subrayado que estos anticipos no supondrán un "perjuicio sustantivo" para las grandes empresas, pues las compañías que facturen de 20 a 60 millones sólo tendrán que anticipar unos 59.000 euros y las que facturen al menos 60 millones deberán adelantar unos 255.000 euros.

"Son cifras muy limitadas y asumibles", ha apuntado la vicepresidenta, que ha insistido en que a ella no le parecen cantidades "exorbitantes", al tiempo que ha recordado que los ciudadanos ya anticipan sus pagos a Hacienda a través de las retenciones en el IRPF.

La norma también establece límites, con carácter temporal, a la compensación de las bases imponibles negativas procedentes de ejercicios anteriores. Actualmente, las compensaciones pueden llegar a alcanzar el 100% de las bases imponibles, pero a partir de la entrada en vigor de esta norma y hasta 2013, las empresas que facturen entre 20 y 60 millones sólo podrán aplicar el 75% de las bases imponibles negativas pendientes, mientras que las que facturen al menos 60 millones se aplicarán el 50%.

En paralelo y para asegurar la compensación futura de las bases, el plazo para compensar bases imponibles negativas se extenderá desde los 15 años actuales a 18 años. Esta medida será estructural, no temporal, y afectará a todo tipo de empresas, con independencia de su facturación. Por último, la norma limita, también hasta 2013, la deducción del fondo de comercio financiero, que pasará desde el máximo actual del 5% al 1%.

Cambios en el Impuesto de Sociedades