viernes 03.04.2020
DEBE DEDICARSE A POLÍTICAS SOCIALES

Attac pide a Rajoy la implantación del ITF

El 7 de febrero pasado, nueve jefes de Estado o de Gobierno dirigieron una carta a la Presidencia Danesa de la Unión Europea, pidiendo la pronta implantación del Impuesto a las Transacciones Financieras.

Durante la última semana, dirigentes de organizaciones de la sociedad civil de estos nueve países han dirigido una carta a sus respectivos líderes nacionales, pidiéndoles que en el Consejo de Jefes de Estado y de Gobierno del próximo día 23 defiendan, junto al establecimiento de este impuesto, que la recaudación producto de su aplicación se dedique a reducir el impacto de los recortes a las políticas sociales, y no solo al pago de la deuda.

"Sr. Mariano Rajoy,

Gracias por su reciente carta a la Presidencia Danesa de la Unión Europea de 7 de febrero pidiendo la pronta implementación del Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF).

Nos dirigimos a usted, y a los ocho líderes que también le escribieron a la Presidencia Danesa, para urgirle a que demuestre la seriedad de su compromiso. Específicamente, le pedimos que contacte con otros estados afines en la próxima Cumbre del Crecimiento, y acuerden avanzar en la implementación del ITF en el marco del proceso de Cooperación Reforzada. El ITF ofrece una oportunidad única para combatir los recortes en el gasto social en Europa, y a la vez financiar prioridades globales como la lucha contra la pobreza, las pandemias, la desigualdad y el cambio climático en los países pobres.

Le pedimos que, cuando asista al Consejo de Jefes de Estado y de Gobierno de la UE el 23 de mayo, defienda la asignación de los recursos generados por el ITF a prioridades globales, y que se asegure de que su potencial global no quede limitado por el debate sobre el estímulo económico en Europa. Un ITF asignado enteramente a la reducción de la deuda y a inversiones en la UE, sin un reparto significativo de la recaudación para la lucha contra la pobreza y el cambio climático, supondría la pérdida de una oportunidad histórica.

El FMI, la Comisión Europea y estudios independientes han probado que el ITF es un impuesto creíble, efectivo y generador de crecimiento, con un sólido sentido económico. Más de 40 países han aplicado impuestos a las transacciones - no sólo 10 Estados Miembros de la UE, como el Reino Unido y Francia, sino también las economías de mayor crecimiento del mundo, como Brasil, India o Sudáfrica. Nuevos análisis de la Comisión Europea muestran también que el ITF podría incrementar el crecimiento.

Además de frenar la especulación que desestabiliza los mercados financieros, y de recaudar dinero muy necesitado para el gasto social en Europa, un ITF podría ayudar a superar la injusticia a la que se enfrentan las familias pobres que siguen sufriendo una crisis económica de la que no son responsables. El Banco Mundial estima que 64 millones de personas han sucumbido a la pobreza a causa de la crisis financiera. Figuras prominentes como Bill Gates y Jeffrey Sachs han ejercido de portavoces del llamado a la acción urgente para aplicar este impuesto, para recaudar dinero para los habitantes de los países más pobres. Recientemente el Presidente de Francia, François Hollande, ha dejado clara su intención de invertir parte del dinero recaudado por el ITF en el desarrollo global y el cambio climático. El mundo necesita una solución audaz pero viable, que es exactamente lo que el ITF supondría.

Como uno de los nueve líderes que reclamó una actuación rápida en relación con el ITF, le pedimos que se asegure de que Europa alcanza un acuerdo antes del fin de la Presidencia Danesa de la UE. Cualquier acuerdo sobre el ITF debería estar alineado con las propuestas de la Comisión Europea, tener un alcance exhaustivo, incluyendo como mínimo la aplicación sobre acciones, bonos y derivados para generar una recaudación máxima y frenar la especulación de tipo casino en los mercados financieros. Un 60% de los ciudadanos europeos están a favor del ITF, y sólo estarán satisfechos si las ambiciones permanecen elevadas, como se demostró con la reacción negativa ante la propuesta del ex-Presidente Sarkozy, mucho menos ambiciosa.

Si usted y sus ocho colegas Jefes de Gobierno son serios en su apoyo a un ITF europeo, es crucial que, juntos, se comuniquen con otros Estados Miembros afines, y que progresen inmediatamente bajo el proceso de Cooperación Reforzada. Un impuesto apoyado únicamente por esta coalición generaría cerca de 40.000 millones de euros al año, mientras que análisis hechos por la Comisión y economistas de relevancia, así como la existencia de ITF unilaterales en muchos países, muestran que un impuesto de este tipo en Europa no supondría una reubicación significativa de la actividad financiera. Con la evidencia claramente a su favor, y como grupo pionero que representa cerca del 90% de la Eurozona, tiene usted el peso económico y político para avanzar.

El tiempo para el ITF ha llegado: un impuesto que estimulará el crecimiento, ayudará a erradicar la pobreza y a luchar contra el cambio climático, e invertirá en una sociedad más justa para la próxima generación. Un legado del que usted y todos los líderes europeos podrán estar orgullosos. Le urgimos a ser audaz y concreto en las próximas semanas, y a que haga de esta propuesta una realidad, para el beneficio de Europa y del mundo".

Ricardo García Zaldívar

Presidente de Attac España

Attac pide a Rajoy la implantación del ITF
Comentarios