Miércoles 19.06.2019

¿Qué implica extender la amnistía fiscal al dinero en efectivo?

Esta semana se publicó en el Boletín Oficial del Estado la orden ministerial que desarrolla el Real Decreto Ley de Regularización de Activos Ocultos que ampara la amnistía fiscal, cuya lectura nos ha deparado otra desagradable sorpresa.

Y es que, según este texto, cuando se quiera lavar dinero en efectivo "será suficiente la manifestación de ser titular del mismo con anterioridad al 31 de diciembre de 2010". Es decir, que no hace falta demostrar desde cuándo se posee ese dinero negro, ni de dónde se ha sacado.

Otro aspecto conocido a través del BOE y que tiene tela es el hecho de que para regular este dinero negro no haga falta ni siquiera acercarse a una oficina de la Agencia Tributaria, ya que el trámite podrá realizarse de forma discreta directamente desde casa a través de Internet.

Esta situación no sólo supone una puerta abierta para regularizar dinero procedente de actividades delictivas, sino que además supone una invitación a continuar defraudando hasta el 30 de noviembre. Es, en resumidas cuentas, un 'todo vale' que no logra sino desincentivar a los contribuyentes a la hora de cumplir con sus obligaciones fiscales.

Contesta Carlos Cruzado,

Presidente de los Técnicos de Hacienda (GESTHA)

Comentarios