lunes 14.10.2019
TRAS LAS DENUNCIAS DE CCOO

La Inspección de Trabajo frena el proyecto "tracker reparto" de Telepizza

El proyecto incluye cláusulas abusivas en los contratos de trabajo de repartidores.

La Inspección de Trabajo frena el proyecto "tracker reparto" de Telepizza

La Inspección considera que el convenio colectivo actual no establece ni regula la aportación de herramientas de trabajo y que éstas siempre deben ser proporcionadas por las empresas

La Inspección de Trabajo ha reclamado a la empresa Telepizza SAU que elimine de las cláusulas incluidas en los contratos de trabajo de los repartidores a domicilio al establecer condiciones de trabajo inferiores a las actualmente recogidas por convenio colectivo, inferiores a la Ley Orgánica de Protección de datos e ir en contra del Estatuto de los Trabajadores.

La acción de la Inspección llega después de las denuncias planteadas por CCOO sobre el conocido como proyecto "tracker reparto", un nuevo sistema de rastreo de pedidos para los clientes, que para el sindicato supone un “abuso en las condiciones laborales de los trabajadores”.

Dicho sistema obliga a los repartidores a asumir la aportación de su teléfono móvil personal y el correspondiente gasto económico por el desgaste del terminal y la conexión de datos a internet, a cambio de una compensación económica mensual, que para CCOO “siempre fue insuficiente”, señala el sindicato en un comunicado.

La Inspección de Trabajo ha unificado en Madrid todas las denuncias presentadas por CCOO en varias provincias, para dar una única contestación a las cuestiones planteadas por este sindicato en las reuniones del comité intercentros frente a la empresa y que creaban serias dudas de la legalidad de la implantación unilateral por parte de Telepizza del nuevo proyecto “Tracker Reparto”.

La Inspección considera que el convenio colectivo actual no establece ni regula la aportación de herramientas de trabajo, ni por parte de la empresa ni de los trabajadores (móvil, ordenador, tablet, etc.), y que éstas siempre deben ser proporcionadas por las empresas, ya que el móvil que Telepizza exige a los trabajadores, es meramente “un instrumento portante” y no una herramienta de trabajo necesaria para realizar el reparto de pedidos a domicilio.

El “régimen disciplinario interno” que establece Telepizza "está fuera de lugar" en el convenio colectivo actual, puesto que establece una nueva causa de despido para los trabajadores que firman el procedimiento Tracker distinta de los trabajadores que no lo firman.

Es la empresa la que decide la compensación económica que recibe el trabajador que se ve obligado a comprar un móvil para poder acceder al empleo sin que éste pueda decidir de antemano si le compensa o no.

Además, al trabajador no se le informa en su contrato sobre sus derechos de protección de datos personales como establece la Ley Orgánica de Protección de Datos y la empresa no garantiza la consulta y participación de los representantes legales de los trabajadores.

“Desde CCOO siempre hemos luchado por la eliminación de este tipo cláusulas abusivas en todos los contratos de trabajo de este o cualquier sector, convencidos plenamente de que son ilegales, obligando a los trabajadores y trabajadoras a aceptar condiciones de trabajo impuestas unilateralmente por las empresas para poder acceder al empleo, sin dar lugar al trabajador a decidir voluntariamente si quiere o no trabajar”, señala por último el sindicato.

La Inspección de Trabajo frena el proyecto "tracker reparto" de Telepizza
Comentarios