viernes. 01.03.2024
 

Vicente I. Sánchez | @Snchez1Godotx

Quizás la forma más sencilla de reseñar y explicar una obra tan profunda como "Se busca un futuro posible en el que desear vivir", de Miguel Brieva, sea dirigirnos a una de las últimas viñetas de esta novela gráfica. En ella, el dibujante presenta una encuesta en forma de ilustración en la que pregunta: ¿Estaría usted dispuesto a renunciar a buena parte de los hábitos y comodidades de este modo de vida tecnologizado, espectacular y mercantil a cambio de una vida más sencilla y feliz, y de la posibilidad de un mundo que no quede en ruinas en las próximas décadas?

Esta compleja pregunta es el núcleo de esta interesante obra publicada por Astiberri Ediciones, en la que el dibujante sevillano Miguel Brieva se muestra profundamente crítico y pesimista con la sociedad actual. Si en obras anteriores como "Dinero", "Lo que me está pasando" o "Bienvenido al mundo", el autor demostraba una clara preocupación por la situación política y moral de la sociedad, en esta obra podemos afirmar con rotundidad que nos encontramos ante su obra más activista y comprometida.

Podemos afirmar con rotundidad que nos encontramos ante la obra de Miguel Brieva más activista y comprometida

Este sentimiento se refleja en el prólogo del libro, donde Brieva reconoce, además de haber caído en la moda de los teléfonos móviles y las redes sociales, en las cuales está publicando algunos interesantes trabajos, su enorme temor por el devenir de una sociedad hipertrofiada que poco a poco se está devorando y que va sin rumbo camino de la extinción. Es necesario replantearlo todo e imaginar y promover un futuro que no acabe en tragedia social y medioambiental. 

"Se busca un futuro posible en el que desear vivir" se articula como una poderosa novela gráfica llena de ácidas viñetas y de una crítica implacable al sistema capitalista. La obra se compone de numerosos dibujos breves que ofrecen su visión de temas tan variados como el cambio climático, la crisis energética, la adicción a las nuevas tecnologías, con un especial pesimismo hacia la desintegración moral a la que dirige la sociedad moderna. Algunos de estos dibujos son muy sencillos, otros juegan con las dobles palabras y otros simplemente buscan poner un espejo frente a nosotros mismos. Lo cierto es que todas las viñetas vienen dominadas por un tono poético lleno estímulos para el lector.

La obra se articula como una poderosa novela gráfica llena de ácidas viñetas y de una crítica implacable al sistema capitalista

La edición que nos presenta Astiberri, muy cuidada y detallada, también puede entenderse como un gran diccionario sobre la estupidez humana. Así, Miguel Brieva divide la obra en varios capítulos que permiten el desarrollo conceptual de sus planteamientos e incluyen temas tan variados como "Se busca algo que hacer con uno mismo", "Se busca fuerza de voluntad para desenchufar todos los aparatos", o "Se busca dar pie con bola", entre otros. Capítulos que el autor prologa y en los que se define como un auténtico escritor con textos llenos de referencias culturales y mucha filosofía.

En definitiva, "Se busca un futuro posible en el que desear vivir" es quizás su obra más madura y al mismo tiempo más pesimista. Todas las viñetas concluyen en una pequeña historia titulada "La visión", en la que Brieva da rienda suelta a toda su imaginación para recrear una bella utopía ecológica y social en la que el hombre finalmente ha encontrado el camino correcto. No cuesta nada soñar con que algún día sea posible. 

Se busca un futuro posible: La utopía de Miguel Brieva