viernes. 19.07.2024

Isel Sánchez Vega | @IselSv

Siempre es buena noticia el anuncio de un nuevo trabajo de Todd Haynes. Con poco más de 30 años de carrera y 9 largometrajes a sus espaldas podemos decir que el director tiene una filmografía relativamente mediana en la que siempre propone algo interesante. Su nueva película, presentada en el festival de Cannes y en el actual festival de San Sebastián, llegará a nuestras salas en diciembre.

La cinta nos sitúa directamente en el momento en el que Elizabeth, el personaje de Natalie Portman, decide ir a casa de la polémica pareja para convivir un tiempo juntos y así inspirarse para su interpretación en la película.

Natalie Portman debería sonar ya para la temporada de premios. Es alucinante como se va transformando en el personaje de Juliane Moore hasta conseguir una imitación prácticamente perfecta. Su obsesión va cada vez más lejos. Desde visitar aquellos lugares donde la profesora y el estudiante comenzaron su aventura hasta cambiarse el peinado progresivamente para parecerse poco a poco cada vez más a Gracie. Y no solo el aspecto, Elizabeth acaba hablando de la misma manera y haciendo los mismos gestos que el personaje de Moore. Cerrando los ojos llega a resultar difícil identificar cuáles Juliane Moore y cuál Natalie Portman.

La película no se centra en la polémica, el morbo, la época de Gracie en la cárcel ni el juicio que les sigue haciendo el pueblo

Charles Melton, cuya carrera acaba prácticamente de empezar, es la gran revelación de la cinta. No se hace pequeño al lado de dos monstruos como Portman y Moore además de tener un papel un tanto complejo. Un treintañero un tanto inmaduro que parece seguir teniendo la ingenuidad de un adolescente y sus hijos, que están realmente en esa etapa, parecen ser sus colegas de clase. Su frustración es evidente, ya que se ha perdido etapas vitales para su crecimiento y después de tantos años es incapaz de comunicarse como un adulto con su mujer.

Quizá Juliane Moore tenga el papel más simple a nivel superficial pero en el fondo es el personaje más complejo con una moral muy cuestionable. De lo que no cabe duda es que no había otra mejor para el papel. Prácticamente en cada escena tiene que reír, llorar o mostrar alguna otra emoción “radical” y Moore, con sus peculiares gestos, conduce muy bien al personaje.

Todd Haynes firma una de sus películas menos convencionales en cuanto a estética se refiere. Consigue transmitir a la perfección esa sensación de caos, confusión e incertidumbre que sienten las protagonistas. Su gran arma son los espejos, sobre todo con la escena que más se ha usado para la promoción de la cinta en la que podemos observar a las dos actrices a la vez. Simplemente con ese plano y un par de miradas (y sabiendo que Elizabeth se está obsesionando con Gracie) se puede apreciar una clara insinuación al cuestionamiento de la identidad de ambos personajes.

No cae en lo convencional de estas cintas que fácilmente entran a cuestionar absolutamente todo pero sí que abre pequeños debates morales

La película no se centra en la polémica, el morbo, la época de Gracie en la cárcel ni el juicio que les sigue haciendo el pueblo sino que trata de mostrar cómo se va sintiendo cada personaje con el hecho de que se vaya a hacer una película de sus vidas, (o interpretar una de ellas en el caso de Elizabeth), y como aquello les está haciendo remover y remover el pasado. No cae en lo convencional de estas cintas que fácilmente entran a cuestionar absolutamente todo pero sí que abre pequeños debates morales, sobre todo en las secuelas que están perjudicando a la pareja.

No todo es drama e introspección psicológica, sorprendentemente tiene muy buenos momentos de humor ácido que agilizan mucho algunas de las escenas. Muchas de ellas son situaciones absurdas acompañadas de una banda sonora intensa que concuerdan muy poco con la imagen lo que provoca una comicidad aparentemente involuntaria aunque realmente estén hechas con toda la intención, lo que les da aún más valor.

Quizá es muy pronto para hablar y quedan tres meses muy interesantes pero “Secretos de un Escándalo” será una candidata a tener en cuenta en la temporada de premios.


Duración: 113 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Todd Haynes
Género: Drama, Romance
Estreno en España: 01/12/2023
Reparto: Natalie Portman, Julianne Moore, Charles Melton, Cory Michael Smith, Charles Green, Andrea Frankle, Kelvin Han Yee.
Sinopsis: Veinte años después de que el mediático romance entre Gracie Atherton-Yu (Julianne Moore) y su joven marido Joe escandalizara al país, con sus hijos a punto de graduarse en el instituto, se va a rodar una película sobre su historia. La actriz Elizabeth Berry (Natalie Portman) pasará un tiempo con la familia para intentar entender mejor a Gracie, a la que va a interpretar en la película, provocando que la dinámica familiar se deshaga bajo la presión de la mirada exterior.

'Secretos de un escándalo': una Natalie Portman antológica