martes. 05.03.2024
Portada-0-escape-room-2-teatre-condal

Mónica Grau Setó | @monmislilith

No es nada habitual que una obra de teatro tenga una segunda parte, crear sagas es un fenómeno muy habitual en el cine, pero no en el mundo del teatro, por ello reencontrarse con este grupo de amigos unos años después de los acontecimientos es realmente original. Ellos han cambiado y han superado que pudieron salir, una de las parejas ha roto y hasta tienen nuevas profesiones, pero lo que no ha cambiado es el vínculo de los cuatro, a pesar de que se aprecian siempre terminan discutiendo.

En noviembre de 2018 se estrenó en los teatros la comedia negra Escape Room, creada por Joel Joan y Héctor Claramunt, coincidiendo con el momento álgido de estas salas de escapismo, en las que debes resolver misterios en el plazo de 1 hora. El boom de los escapes room también se vio reflejado en el cine en diferentes filmes de terror que aprovecharon  el tirón del éxito de este nuevo formato de ocio para grupos.

En la primera obra de teatro, el público descubría a dos parejas de amigos que decidían divertirse en una sala de escape, esta estaba situada en el barrio de Hostafrancs en Barcelona, donde recientemente en  la zona se había hallado un cadáver de un hombre descuartizado. El juego empieza y salir de allí será mucho más complicado de lo que pensaban, ya que han caído en la trampa de un psicópata. El reparto original de la primera obra teatral era interpretado por Joel Joan, Paula Vives, Biel Duran y Miriam Tortosa. Con mucho sentido del humor, diálogos muy punzantes, tratando temas como las crisis en la pareja, ideología política catalana y española... los personajes iban avanzando en las pruebas, mientras hablaban de sus preocupaciones diarias, mostrando su identidades tan peculiares y diferentes. Posteriormente se presentó en Madrid y también fuera de España, tanto en México y Perú, donde se adaptó a su realidad geopolítica.

Fue todo un éxito y se trasladó la misma historia al cine bajo el título Escape Room: la película, estrenada en marzo de 2022 y dirigida por Héctor Claramamunt. Mezclando géneros como comedia y thriller. El cine les permitió mostrar diversos escenarios con salas más creativas y jugar con efectos visuales, permitiendo sorprender aún más al espectador. Los intérpretes en la película fueron Joel Joan como Edu, Paula Vives como Marina (ambos repitiendo los mismos papeles que en la obra teatral) y Ivan Massagué como Rai y Mònica Perez como Viky, sustituyendo a los actores teatrales. Actualmente el filme está incluido en el catálogo de Netflix.

Cinco años después del estreno de la primera obra teatral, los mismos personajes vuelven al escenario, aunque dependiendo de la función varían los actores y actrices que los interpretan. Estos cuatro amigos prometieron que nunca más volverían a participar en un escape room, y de nuevo caen en una trampa pensando que han sido invitados a un moderno local de copas que acaba de abrir sus puertas en Barcelona.

Estos personajes han variado sus caracteres después de cinco años y se encuentran en estados vitales muy diferentes. Los primeros en llegar son Edu y Marina, él vive aun atemorizado tras la pandemia del covid, con mascarilla, gel de manos, ahora se ha convertido en un auténtico hipocondriaco que no deja que nadie lo toque, mientras  su novia Marina ha ido madurando y se plantea la opción de una posible maternidad, aunque sigue con sus ideales anticapitalistas no ve claro su futuro con Edu y esconde algún que otro secreto. La siguiente en aparecer en escena es la excéntrica Viky, con proyectos en su faceta como directora de cine, sigue con sus principios feministas y superando la ruptura con su ex Rai, el cual no tarda en aparecer en el local, ahora reconvertido en un artista moderno. De nuevo tenemos al grupo reunido y las casualidades no existen, junto a ellos sólo hay una camarera que acaba de ser contratada, y curiosamente ningún cliente más. Por lo que ya tenemos todos los ingredientes para que empiece el humor, misterio y sobre todo los diálogos llenos de sarcasmo.

La obra repite la misma estructura que la anterior, con gags y chistes sobre política catalana, empoderamiento femenino, capitalismo, las apariencias... y sobre todo el clásico juego de la verdad y la mentira. Es una mezcla de géneros como terror, suspense, thriller, pero sin duda predomina el humor, junto a las pequeñas historias de cada personaje, con sus miserias y sentimientos.

Ante la falta de factor sorpresa que evidentemente si existía en la primera obra, se compensa con una escenografía impactante y que es un auténtico desafío, esta combina con mucha agilidad y eficacia elementos digitales excelentemente incorporados con atrezo y estructuras muy originales. De hecho, la maquinaria es como un personaje más en la obra que va interactuando con los actores y descubriendo secretos que se ocultan entre ellos. Como siempre hay guiños a la realidad política actual, a movimientos como el feminismo o queer y a hechos recientes en la sociedad.

escape-room-2-teatre-condal

Hay que destacar el gran trabajo que han realizado todas las empresas que han creado estos elementos para recrear los diferentes retos de escape room, en este caso vinculados con la temática de la magia, consiguiendo una de las escenas que más impactan a los espectadores, con un momento muy Houdini, donde realmente el actor (no haremos spoiler) se deja la piel. Justamente por ser una obra, con momentos físicos que van más allá de una simple interpretación, todos los actores tienen un cover, y van alternando los cinco papeles.

Toda la adaptación que ha realizado el teatro Condal de Barcelona para poder llevar a cabo estas  estructuras necesarias hace que sea complicada una gira por diferentes teatros, sin duda ha sido un gran desafío técnico y con una elevada inversión económica. Han tenido que modificar hasta parte de la estructura del propio teatro, como reforzar parte del escenario, y el propio Mag Lari asesoró al equipo para algunos elementos del mundo de la magia.

Lo mejor es sin duda la diversión y el lleno en la sala que están consiguiendo en cada una de las representaciones, toda una oportunidad de descubrir a estos amigos tan diferentes y ver hasta donde son capaces de llegar. Aunque el público no hubiese visto la primera obra, fácilmente logra comprender la esencia de cada uno de ellos y reírse, sobre todo destacando el papel de Joel Joan, uno de los “padres” de la criatura, ya que es difícil definir la línea de quien es Joel o Edu, mima al personaje, dotándolo de una ternura y energía que contagia a todos los asistentes. Y como dicen no hay 2 sin 3, tal como anuncian en la propia función, no sabemos si habrá una secuela de la película o si tendremos que esperar cinco años más para reencontrarnos de nuevo en Escape room 3.


SINOPSIS:

Juraron que nunca más volverían a hacer un «Escape Room» …
Se equivocaban.
El juego no ha hecho más que empezar.

FICHA ARTÍSTICA

Autoría: Joel Joan y Héctor Claramunt
Dirección: Héctor Claramunt

Intérpretes:
Joel Joan / Xavi Mira – Edu
Paula Vives / Marta Codina – Marina
Borja Espinosa / Roger Batalla – Rai
Agnès Busquets / Mónica Pérez – Viky
Irene Jódar / Marta Codina – Max
Con la colaboración especial de: Lluís Soler

Producción de Arriska, Nakatomi y Focus
Escenografía: Enric Planas
Vestuario: Nidia Tusal
Iluminación: Mingo Albir
Espacio sonoro: Darío Diaz
Caracterización: Imma Capell
Producción ejecutiva: Nuria Costas, Joel Joan y Hèctor Claramunt
Dirección técnica: Moi Cuenca  
Coordinación técnica: David Ruiz  
Ayudante de dirección: Marta Albert
Ayudante de escenografía: Elisabet Rovira
Ayudante de vestuario: Marta Pell
Regiduría: Chiara Palladino
Maquinistas: Samu Schlechter y Xavier Llombart
Técnico especialista In Extremis: Mario Rubio
Jefe técnico del teatro: Jordi Ballbé 
Técnicos del teatro: Aleix Arbonès y Víctor Bartolomé 
Construcción de la escenografía: Pascualin Estructures, Taller d’escenografia Castells, Jorba-Miró Estudi-Taller d’escenografia, In Extremis Film Services
Supervisión de efectos: Pep Claret
Producción de efectos: Miriam Giménez
Montaje de video: Felipe Bravo y Jordi Arañó, Cubica
Estudiante en prácticas de escenografía: Cèlia Pujol (LCI Barcelona)
Marketing y comunicación: Focus
Fotografía: David Ruano
Diseño gráfico: Santi&Kco
Colaboradores: Munich Sports, Zen Eyewear
Agradecimientos: Mag Lari y Toni Cruanyes (Presentador de televisión)

Con el apoyo de: Generalitat de Catalunya – ICEC Institut Català de les Empreses Culturals

Escape Room 2