<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 04.02.2023
SUBIDA DEL SMI

Sigue pendiente la subida del SMI: cuál ha sido su evolución en los últimos años

La mayor subida del SMI en las dos últimas décadas se produjo en 2019 con un incremento del 22.3%

yolanda_diaz

Gobierno y agentes sociales no han alcanzado aún un acuerdo para la subida del SMI en 2023 que se mantiene desde 2022 en los 1.000 euros. En diciembre, el Ministerio de Trabajo dio a conocer un informe elaborado por expertos en el que proponían una horquilla de entre los 1.040 y los 1.082 euros. La patronal se decanta más por la primera cifra lo que supondría un incremento del 4%, mientras que los sindicatos abogan por elevarlo hasta los 1.100 para compensar la fuerte subida de la inflación en 2022. Con todo, si el Gobierno no consigue acercar posiciones entre CEOE y CCOO y UGT, podrá legislar por decreto ya que tiene potestad, según el Estatuto de los Trabajadores, para fijar esa cuantía anualmente.

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, se comprometió en diciembre a subir el SMI en cumplimiento de la Carta Social Europea hasta llegar al 60% del salario medio en España. Pero, el alza de los precios en 2022 ha hecho que las centrales sindicales reclamen una subida mayor. Países de nuestro entorno ya han acometido subidas significativas cara a 2023, la mayor en Alemania con un 15% de incremento, seguida de Polonia (14,6%), Bélgica (13%), Países Bajos (10%), o Francia y Portugal en torno al 6%.

Mucho se ha hablado hasta ahora de los efectos positivos de la subida del SMI. El propio Banco de España ha reconocido que los salarios mínimos tienen un impacto directo en la población, en la mejora de su poder adquisitivo y por tanto en la lucha contra la pobreza.

Efectos positivos de una subida del 10%

Un análisis realizado por UGT confirma que el aumento del SMI a 1.100 reduciría la brecha de género y podría beneficiar a entre 2,6 y 2,8 millones de personas asalariadas, lo que supone el 16% del total. Esto implicaría un aumento muy importante respecto a los potenciales perceptores en 2022, que podría alcanzar 800.000 personas, debido, por una parte, a que el aumento del salario mínimo sería mucho mayor que las subidas de convenio y, por otra, al importante aumento del empleo asalariado en 2022, de 429.000 personas, explica el sindicato.

En este sentido, del total de personas perceptoras en 2023, seis de cada diez serían mujeres, lo que supone 1,75 millones frente a 1,1 millones de hombres. Con la subida del SMI a 1.100 euros habría un 55% de mujeres beneficiarias más que hombres. Además, el porcentaje de mujeres perceptoras del SMI sobre el total de asalariadas rondaría el 20%, frente al 12% de los hombres.

“Una subida del SMI del 10% ayudaría a seguir reduciendo la brecha salarial, que sigue siendo elevada. Las mujeres siguen teniendo en general salarios más bajos y ocupan mayoritariamente algunos sectores muy afectados por el SMI, como Empleadas de Hogar u Hostelería, por lo que el aumento del salario mínimo las beneficia en mayor medida”, asegura UGT.

Evolución del SMI

En los últimos 20 años, el salario mínimo ha pasado de los 442 euros del año 2002, a los 1.000 de 2022. Durante la última legislatura de José María Aznar (2000-2004) el SMI solo subió un 2% al año. No fue hasta el cambio de gobierno con José Luis Rodríguez Zapatero, cuando se produjo un mayor incremento, de hasta un 6,6% en 2004 y un 5% los siguientes años hasta situarse en 2008 en los 600 euros.

Con la crisis financiera las subidas fueron mucho menores y con 0% de incremento en los años 2012 y 2014. En 2017, el SMI se elevó un 8% llegando a los 707,7 euros.

El mayor incremento se produjo en 2019, bajo el Gobierno de Pedro Sánchez, cuando el SMI subió un 22,3% llegando a los 900 euros. Un año después, en 2020, se elevaba a los 950 (+5,5%); en 2021 llegó a los 965 y, finalmente en 2022 a los 1.000, cifra vigente hasta el día de hoy.

Salario mínimo en España desde 2002 hasta 2022 (14 mensualidades)

evolucion_SMI
Evolución del SMI en la dos últimas décadas.

Sigue pendiente la subida del SMI: cuál ha sido su evolución en los últimos años