<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
miércoles. 01.02.2023
pensiones_no_contributivas

En julio de 2022 las pensiones de jubilación e invalidez no contributivas se incrementaron un 15% gracias al acuerdo alcanzado entre el Gobierno y EH-Bildu. La subida se incluyó en el decreto anticrisis aprobado a finales de junio para prorrogar hasta el 31 de diciembre el paquete de medidas económicas por la guerra de Ucrania. En el segundo semestre del año, los pensionistas vieron incrementada su pensión entre 60 y 100 euros mensuales, una pequeña, aunque importante ayuda para estas prestaciones que están por debajo de los 500 euros. En la negociación de los Presupuestos Generales del Estado, la izquierda Abertzale volvió a poner sobre la mesa la condición de mantener esta subida en 2023 a cambio de su apoyo a las cuentas públicas. De esta forma, las pensiones no contributivas en España seguirán teniendo un 15% de incremento en el nuevo año frente al 8,5% de subida decretada para el resto de pensiones contributivas, en línea con el alza de los precios.

El artículo 41 de la Constitución establece la obligación de los poderes públicos de garantizar un mínimo de asistencia y prestaciones a todos los ciudadanos en situaciones de necesidad. En cumplimiento de ese precepto, en 1990 se estableció por ley la regulación de estas prestaciones mínimas del Sistema de Seguridad Social. Tras la tramitación de solicitudes, se generalizó el abono de nóminas en septiembre de 1991. El Real Decreto Ley de 2015 derogó la normativa de 1990 aprobando el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social. A día de hoy, es bajo ese paraguas legal, como quedan reguladas estas pensiones.

La evolución del número de pensiones no contributivas que arrancó en 1992 con 34.000 beneficiarios, alcanzó su pico en 2003, llegando a los 490.000 beneficiarios, según datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Actualmente, la cifra oscila alrededor de las 450.000 personas.

Tipos

Existen dos tipos de pensiones no contributivas: las de jubilación y las de invalidez. Ambas son incompatibles.

Requisitos

Las pensiones no contributivas están gestionadas por el Imserso y se destinan a trabajadores que no hayan cotizado nunca o estén por debajo del periodo mínimo de cotización de 15 años obligado para cobrar una jubilación contributiva.

Para acceder a ellas hay que cumplir una serie de requisitos:

_Tener cumplidos los 65 años o más.
_ Acreditar que las rentas o ingresos anuales son inferiores a los 5.899,60 euros.
_Haber residido legalmente en España por 10 años o más (ciudadanos españoles y de otros países) y que, al menos, dos de ellos, sean inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud de manera ininterrumpida.

_Si se vive con un cónyuge o parientes consanguíneos de segundo grado, los ingresos totales tienen que ser inferiores a los 11.533,72 euros (para 2 convivientes); de 16.282,90 euros (3 convivientes); y de 21.032,08 (4 convivientes).
_Si son padres o hijos, la cuantía es de 28.834.30 euros (si son 2); 40.707,25(3); y 52.580,20 (4).

Cuantía básica

La cuantía básica de las pensiones no contributivas queda fijada en 2023 tras el incremento del 15% en 6.784,54 euros anuales, 484,61 euros mensuales, abonados en 12 mensualidades, más dos pagas extraordinarias.

Si se convive con dos beneficiarios, la nómina se reduce a 411,92 euros y si son tres o más desciende a los 387,69 euros mensuales.

Cómo se solicitan

La solicitud de la pensión con contributiva podrá presentarse en las oficinas de los Servicios Sociales de las Comunidades Autónomas que tienen transferidas las funciones del Imserso, en oficinas estatales del propio Imserso o en cualquier otra de la Seguridad Social, en las que se facilitará el impreso correspondiente, o por medios electrónicos.

Cuánto tiempo se tarda en cobrar

El plazo legal establecido para la resolución de las solicitudes de pensiones no contributivas es de 90 días.

Por cuánto tiempo se cobran

Las pensiones no contributivas son vitalicias siempre y cuando se mantengan las condiciones que dieron lugar a su otorgamiento. Si hay variaciones en su convivencia deberán ser comunicadas. En el primer trimestre de 2023 deberá presentarse una declaración de rentas para su revisión. En caso de haber recibido una cuantía mayor a la establecida legalmente, el pensionista está obligado a devolver los importes que se han cobrado indebidamente.

Pensión no contributiva: requisitos para cobrarla