sábado 04.07.2020

Las comunidades autónomas asumen la dirección de la desescalada

El Presidente Sánchez hace una defensa cerrada del comportamiento de Salvador Illa y Fernando Simón
Las comunidades autónomas asumen la dirección de la desescalada

Acordada la abstención de ERC y el voto favorable del PNV para la sexta y última prórroga del estado de alarma, el Presidente ha confirmado a los presidentes autonómicos que en la fase 3 serán ellos la autoridad delegada del mando único y que les corresponderá dirigir la última parte de la desescalada.

El ministro de Sanidad cederá por tanto sus actuales atribuciones a los territorios más avanzados, si bien todas las Comunidades recuperarán su plena autonomía a las doce de la noche del 21 de junio, una vez decaiga el estado de alarma. El Gobierno se reserva, no obstante, hasta esa fecha la capacidad de limitar la circulación entre territorios para impedir que el virus pase de una provincia a otra. 

La única excepción será Euskadi, donde la unidad territorial será la Comunidad Autónoma, de tal modo que se podrá circular con absoluta libertad entre Guipuzcoa, Bizcaia y Álava,  probablemente como consecuencia de las conversaciones entre el gobierno vasco y el central.

Aún así durante la duodécima conferencia de presidentes telemática se ha informado a las comunidades que la Fase 3 de la desescalada será de "gobernanza absoluta" de las Comunidades. No obstante, les pidió que mantengan la prudencia hasta la "nueva normalidad", ya que los expertos recomiendan dos semanas más de limitación de la movilidad.

"Vosotros seréis -dijo Sánchez a los presidentes- las únicas  autoridades competentes como máximo representante del Estado en cada uno de los territorios y será a partir de la fase 3 cuando ya podéis gestionar la desescalada y  también los tiempos, incluso pedir al Gobierno de España que levante el estado del alarma en vuestro  territorio antes del 21 de junio en caso de que la situación epidemiológica lo permita".

El PNV  anunció en la noche del sábado que votaría  a favor de la sexta prórroga del estado de alarma que el Gobierno llevará el próximo miércoles al Congreso de los Diputados, después de que La Moncloa aceptase que la autoridad competente delegada para la adopción y ejecución de medidas en la tercera fase del plan de desescalada fuera exclusivamente del presidente de la comunidad autónoma, salvo para las medidas vinculadas a la libertad de circulación que excedan el ámbito de la unidad territorial de cada autonomía. 

El acuerdo con los nacionalistas vascos se hizo público horas después de concretarse el que el propio Sánchez alcanzó con el vicepresidente de la Generalltat de Catalunya, Pere Aragonés, en términos muy similares.

El Ejecutivo acepta de esta forma articular un "mecanismo alternativo" al del estado de alarma que permita una mayor cogobernanza en caso de que vuelva a darse una epidemia parecida, una reforma legal que se presentaría en comisión en el Congreso de los Diputados para ser tramitada "en un período de tres meses".

Un acuerdo que no ha agradado a Quim Torra, según fuentes del independentismo catalán. Torra ha hecho saber a su vicepresidente que el acuerdo alcanzado entre ERC y el PSOE no vincula al Govern, ya que impide la recuperación de las competencias de la Generalitat. 

De hecho, durante la videollamada con Sánchez, Torra trasladó  al presidente del Gobierno su rechazo a la sexta prórroga del estado de alarma por "por respeto a la institución" que representa y  "en defensa de las competencias de todas las Consellerias del Govern, y en especial de la de Salud". 

Andalucía, Galicia y Valencia piden la gestión del IMV

Por su parte, los presidentes  de Galicia y Andalucía, Alberto Núñez Feijóo y Juan Manuel Moreno, reclamaron que las Comunidades puedan gestionar el Ingreso Mínimo Vital .  Feijóo también ha solicitado que se defina un plan de rebrote a nivel estatal, con parámetros y criterios "homogéneos" que permitan una respuesta "coordinada, rápida y eficaz", así como la  "permeabilidad" en la movilidad entre las eurociudades que comparten Galicia y el Norte de Portugal.

En clave económica le ha recordado al Gobierno que Galicia cuenta desde hace casi 30 años con la renta de inclusión social (Risga), por lo que ha insistido en que sean las autonomías las que gestionen el recién aprobado ingreso mínimo vital. También reiteró por cuarta semana consecutiva "la necesidad de conocer cuanto antes" los criterios de reparto del fondo de 16.000 millones de euros no reembolsable y  que se establezcan protocolos y criterios para la vuelta a las aulas.

En la misma línea se mostró  Juan Manuel Moreno Bonilla, que se quejó de que  sólo se permita a País Vasco y Navarra gestionar el Ingreso Mínimo Vital, mientras que al resto al resto de comunidades no se le permite. Afirmó en este sentido que su Gobierno no cuestiona la necesidad de la ayuda, pero sí expresó  su "sorpresa" por escuchar al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones José Luis Escrivá, afirmar que sólo dos comunidades, País Vasco y Navarra, "están capacitadas para gestionarlo". 

El presidente de Andalucía reclamó  también que el día 8 de junio el conjunto de Andalucía pase a la fase 3 de la desescalada, sin "dejar atrás, como hasta ahora, a las provincias de Granada y Málaga, al no existir datos objetivos que lo justifiquen".

El valenciano Ximo Puig ha planteado  la necesidad de abordar grandes iniciativas conjuntas entre el Gobierno y las Comunidades  para impulsar el proceso de reconstrucción nacional, aprovechando la conferencia de presidentes como "marco de cooperación y cogobernanza".

Planteó por ello la conveniencia de trabajar juntos en tres grandes planes para la reactivación económica: un Plan Estatal de Infraestructuras y Energías Renovables, un plan de vivienda y otro de apoyo a la Industria de la Movilidad.  Sobre el Ingreso Mínimo Vital, ha resaltado que es "una aportación enorme que ha hecho el Gobierno para la dignificación de las personas", y que ahora es fundamental que los convenios previstos en el Real Decreto se pongan en marcha lo más rápidamente posible para que se garantice la coordinación y se eviten las duplicidades.

Sánchezha ha pedido a la población que sea responsable y siga cumpliendo las medidas para evitar el contagio del coronavirus, tras los repuntes detectados en algunos lugares. Y, aunque recordó que los datos son "esperanzadores" si se comparan con las cifras de semanas anteriores, señaló que en algunos territorios --como Ceuta o Lleida-- se han producido rebrotes que, si bien son "muy localizados y muy puntuales", demuestran la necesidad de "no bajar la guardia" y la importancia de la labor de detección precoz, en la cual cree que las distintas Administraciones están actuando "de manera muy ágil".

Las comunidades autónomas asumen la dirección de la desescalada