viernes. 24.05.2024
Vídeo facilitado por Marea Blanca Gaditana

Poder contar con un médico de familia y que siempre sea el mismo el que nos atiende en nuestros problemas del día a día aporta beneficios a nuestra salud en términos de reducción de uso de las urgencias, ingresos hospitalarios y muertes.

En un momento en el que España atraviesa una de sus peores crisis sanitarias por el desmantelamiento progresivo en muchas comunidades autónomas de la atención primaria, y el conflicto que se libra en Madrid por la reconfiguración de las urgencias extrahospitalarias tras la pandemia, que ha dejado a muchos centros de salud en la capital y en los pueblos de la región sin médico, el colectivo sanitario defiende la necesidad de mantener este nivel asistencial por el beneficio que reporta para la salud de la población y que a la larga revierte en una menor presión asistencial hospitalaria con la consiguiente reducción de gasto.

Hace poco menos de un año, Nuevatribuna se hizo eco de un estudio realizado en Noruega que muestra que una mayor continuidad con un médico de familia se asocia con menores tasas de mortalidad, menos ingresos hospitalarios graves o agudos, y menos uso de los servicios de urgencias y otros estudios científicos confirman estos datos.

Las conclusiones de este estudio científico son determinantes a la hora de evaluar la necesidad de reforzar la atención primaria en todas las comunidades autónomas y destinar hasta un 25% del gasto sanitario público a la misma según recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, en España, la media nacional se queda en un 15%, siendo la Comunidad de Madrid la que menos invierte, con un 10,73% del presupuesto.

garfico

Ciudadanos y sanitarios de Madrid volverán a salir a las calles el domingo 12 de febrero para exigir a los poderes públicos una mayor inversión en atención primaria y la reapertura de las urgencias extrahospitalarias que ha derivado en un conflicto sin precedentes entre el Gobierno regional y los profesionales de la sanidad pública.

ENCUESTA MÉDICOS

Una encuesta nacional realizada el pasado mes de enero por la Sociedad Catalana de Medicina de Familia y Comunitaria entre sus asociados, muestra el fuerte consenso de los facultativos a la hora de identificar las necesidades y las amenazas de este nivel asistencial.

La demanda de aumento de los recursos sanitarios, mayor liderazgo profesional, eliminación de la burocracia, aumento del número de profesionales sanitarios y mayor autonomía de gestión, son los ejes hacia los que debe encaminarse la atención primaria en la era post covid según los encuestados.

En el sondeo participaron 1.051 afiliados (un 22,6% del total) y estás son las principales conclusiones de ese estudio:

_el 83,2% dijo dedicar demasiado tiempo a las tareas burocráticas; 
_el 91,8% estaba en contra de los sistemas de call center; 
_el 66% creía que la atención domiciliaria es responsabilidad de todo médico de familia; 
_el 77,5% apoyó la continuidad de la atención como un valor fundamental de la atención centrada en el paciente; 
_el 90% defendió la contratación de pruebas complementarias y primeras visitas hospitalarias desde la atención primaria.

Mantener a tu médico de familia beneficia a tu salud: estas son las cifras