martes. 25.06.2024
Pepe Álvarez y Unai Sordo en la rueda de prensa para presentar el 1º de Mayo.

La negociación colectiva sigue en punto muerto. La patronal no ha dado respuesta a la última propuesta presentada por CCOO y UGT y por las declaraciones formuladas en las últimas semanas por el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, no parece que vaya a haberla. Los sindicatos han vuelto a hacer un llamamiento para volver a la mesa de negociación y acordar subidas salariales a diez días de un 1º de Mayo reivindicativo que afrontan como un punto de inflexión: si no hay acuerdo, las organizaciones sindicales irán a “un proceso intenso de movilizaciones”.

Unai Sordo y Pepe Álvarez han presentado este jueves las convocatorias para la celebración del Día Internacional de los Trabajadores bajo el lema “Subir salarios, bajar precios, repartir beneficios”. Una jornada que, este año, celebrará más de 70 manifestaciones conjuntas por todo el país, “récord histórico”, según los sindicatos, para un 1º de Mayo que estará marcado por el arranque de un periodo electoral clave y en el que los sindicatos hacen un llamamiento por el voto a favor de las opciones progresistas, en la defensa de los derechos laborales y los servicios públicos. Porque este 1º de Mayo, se presenta, a juicio de CCOO y UGT, como el momento de hacer balance sobre lo conseguido y lo que está por venir y también como un pulso para la mejora de salarios como fórmula para contener la inflación.

Los secretarios generales de ambos sindicatos han sido muy claros en su apuesta por reconducir la negociación con la patronal y alcanzar un gran acuerdo de la AENC. Critican a la CEOE por su “irresponsabilidad” y su “falta de corresponsabilidad” en un momento de crisis donde trabajadores y familias están soportando la carga de una escalada de precios descontrolada que merma sus salarios y que puede llevar a la conflictividad social. “Si no hay acuerdo nosotros vamos a promover la movilización”, han insistido ambos líderes sindicales. Los dirigentes sindicales han advertido de que “las movilizaciones sabemos donde empiezan, pero no cómo acaban” y lejos de pronunciarse sobre un posible escenario de huelga general, han puesto el énfasis en la deriva que puede tomar un desacuerdo sine die en materia de negociación colectiva que pueda prender en un mayor descontento de la clase trabajadora.

“Si no hay acuerdo nosotros vamos a promover la movilización”

Unai Sordo y Pepe Álvarez vuelven a poner la pelota en el tejado de la CEOE. Reclaman a los empresarios una respuesta sobre la AENC para que “no quede enterrada” y advierten de que continuar con el inmovilismo llevará inevitablemente a la movilización. Pero CCOO y UGT también hacen un llamamiento al Gobierno para que tome cartas en materia fiscal, con el Impuesto de Sociedades, por ejemplo, una reivindicación que desde hace tiempo vienen planteando las dos organizaciones sindicales. Asimismo, piden al Ejecutivo que detalle y de entrada a los sindicatos en el observatorio de beneficios empresariales anunciado por la vicepresidenta económica Nadia Calviño y que pretende servir como indicador para subidas salariales ligadas a los márgenes de las empresas.

Manifiesto 1º de Mayo

CCOO y UGT afrontan un 1º de Mayo como punto de inflexión en la negociación con la CEOE