domingo. 19.05.2024
nadia_calviño
Nadia Calviño en una imagen de archivo.

Nadia Calviño avanzó este martes la puesta en marcha de un observatorio de márgenes empresariales para mantener “una competencia efectiva en los mercados” y una “distribución adecuada de las rentas”. La iniciativa se inspira en la propuesta presentada recientemente por los sindicatos para la creación de un nuevo indicador que refleje la situación económica real de las empresas y sirva como base para la negociación salarial en los próximos años.

Según ha anunciado la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Economía, el observatorio utilizará los análisis realizados por el Banco de España y los datos y estadísticas que ofrece tanto el Ministerio de Hacienda como el Instituto Nacional de Estadística (INE) para lograr “una mayor transparencia y calidad” de la información.

El anuncio ha levantado muchos recelos en la patronal. El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, espera que no se trate de “una política intervencionista en el trabajo de la empresa” cuestionando así una medida de la que aún queda por conocer “¿qué márgenes, cómo se mide, quién lo va a hacer?”, se preguntó en declaraciones a los medios. Los sindicatos por su parte, aplauden este anuncio en línea con el planteamiento realizado hace un mes y que se concretó en una propuesta por escrito presentada a la patronal. Para CCOO, el observatorio debe servir “para preservar la competencia” y para “evitar el abuso de las empresas frente al consumidor u otros proveedores más débiles de las cadenas de producción”, así como “propiciar un reparto equilibrado entre trabajadores y empresarios”.

Con el objetivo de reactivar la negociación salarial bloqueada desde hace un año, CCOO y UGT llevaron a la patronal una propuesta para ligar las subidas salariales no solo a la inflación sino también a los beneficios empresariales. Para ello proponen la creación de lo que han venido en llamar Sistema de Información Económica para la Negociación Colectiva (SIENC) basado en fuentes oficiales y registros actuales. “Con el fin de lograr un reparto justo de los costes de la alta inflación actual y, en general, de la productividad, la primera tarea del nuevo observatorio debería ser enviar a las mesas de negociación de los convenios colectivos información trimestral sobre ventas, compras y rendimientos del trabajo para cada ámbito de negociación”, ha señalado CCOO. En la práctica, esta información ya la publica la AEAT en su publicación “Ventas, Empleo, Salarios en Grandes Empresas y Pymes”, pero agrupada por ramas de actividad, por lo que, según el sindicato “sería de gran utilidad” que la Tesorería General de la Seguridad Social y el Ministerio de Trabajo -que conocen las empresas cubiertas por cada convenio colectivo-, se sumara a los organismos públicos que parece conformarán el observatorio: AEAT, INE y Banco de España.

CCOO también ve necesario que el observatorio publique información actual e individual a partir de los registros tributarios sobre las empresas energéticas y las que forman parte de la cadena de producción y comercialización de alimentos “debido a su potencial inflacionario”, en línea con lo que están haciendo otros países como Francia que ya ha anunciado una medida similar para las empresas de alimentación.

CCOO y UGT insisten que los costes de la inflación están recayendo principalmente en los hogares y que los salarios están registrando pérdidas acumuladas de poder de compra por encima del 6% en los dos últimos años.

El Gobierno hace suya la propuesta sindical para crear un observatorio de márgenes...