viernes. 01.03.2024
billetes euros

El BOE ha publicado este viernes el real decreto ley para la reforma de las pensiones acordada entre Gobierno y sindicatos y aprobada esta misma semana en un Consejo de Ministros extraordinario. El texto, que inicia a partir de ahora su trámite parlamentario, culmina la reforma del sistema público que se inició en 2021 mediante la mejora de ingresos para garantizar las pensiones presentes y futuras.

Te contamos cuáles son las 10 principales medidas entre las que se incluyen subidas de las bases máximas de cotización, mejoras en las pensiones mínimas, el establecimiento de un modelo dual para calcular la pensión y mecanismos para reducir la brecha de género.

1º MODELO DUAL

La reforma permitirá elegir calcular la pensión en base a un sistema dual de cómputo. Esta nueva opción se irá introduciendo de manera progresiva, desde 2027 a 2038. La primera posibilidad se desplegará progresivamente durante 12 años a partir de 2026. Ello permitirá mejorar las pensiones de los trabajadores con carreras más precarias y discontinuas y donde las mujeres salen especialmente perjudicadas.

Así, desde el año 2038 hasta 2040, se podrá elegir los últimos 25 años (el que se aplica en la actualidad), o los últimos 29 años, pudiendo descartar los dos en que menos se haya cotizado, siendo el cómputo en este segundo caso de 27 años.

De 2041 a 2043, la opción de 25 años irá subiendo a razón de seis meses por año, desde 25,5 años en 2040 a 26,5 años en 2043, pudiendo elegirse entre este periodo o los 29 años (menos los dos peores).

A partir de 2044 ya no se podrá elegir y la pensión se calculará con 27 años efectivos de cotización (29 años menos los dos peores).

El aumento de las cotizaciones, además de reforzar la sostenibilidad del sistema, tendrá un efecto retorno para empresas y trabajadores por fiscalidad e IRPF.

2º BASES MÁXIMAS

Las bases máximas de cotización y las pensiones máximas se incrementarán gradualmente con el IPC y una cuantía fija de 1,2 puntos a partir de 2024 hasta alcanzar en 2050 un aumento acumulado del 38% por encima de lo que lo haga la inflación. De esta forma, se elevarán los actuales 53.940 euros anuales de base máxima hasta los 75.000 euros en 2050.

Las pensiones máximas también se revalorizarán con el IPC y un incremento de 0,115 puntos cada año hasta 2050. A partir de 2051 y hasta 2065 el alza será del 20%

3º CUOTA DE SOLIDARIDAD

Se crea una cuota de solidaridad para los salarios más altos que queden por encima de la base máxima avanzando así en la cotización por ingresos reales. Esta medida tendrá un componente distributivo, se desplegará gradualmente, partiendo de cuotas de alrededor del 1% en 2025, que se irán incrementando 0,25 puntos cada año hasta alcanzar valores alrededor del 6% en 2045. El 5% correrá a cargo de la empresa y el 1% el trabajador.

4º MEI

La ‘hucha de pensiones’ alcanzará en los años 40 entre 120.000 y 130.000 millones, el doble de lo que tuvo en 2011 (68.000 millones de euros), hasta ahora la cifra más alta.

Desde 2030 a 2050, los fondos del MEI se irán desembolsando para pagar las jubilaciones de la generación de los ‘baby boomers’.

En 2023 se hace la primera dotación al fondo de reserva de la Seguridad Social en más de una década.

El llamado Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) ya desplegado en la primera parte de la reforma de pensiones se amplía hasta el año 2050. A partir de 2024, crecerá una décima cada año hasta alcanzar 1,2 puntos porcentuales en 2029. La sobre cuota del 1,2% se mantendrá desde 2030 a 2050 y podrá aumentar de manera automática si el gasto en pensiones sobrepasa el 15% del PIB. El 1% correrá a cargo de las empresas y el 0,2% de los trabajadores.

Este mecanismo sustituye al Factor de Sostenibilidad que estableció la reforma de 2013 y que suponía un recorte de la pensión inicial que se situaba en un rango entre el 2% para una persona de 60 años y un 10% para un joven de 25 años.

La norma incluye una senda de subidas de las pensiones más bajas, mínimas y no contributivas, inspirada en la evolución del salario mínimo.

Por primera vez, se incorpora una garantía en la Ley General de la Seguridad Social para que el umbral de riesgo de pobreza actúe como suelo.

Estas medidas tendrán un efecto de reducción de brecha de género, ya que 2/3 de las personas que son titulares de estas prestaciones son mujeres.

5º PENSIONES MÍNIMAS

Las pensiones mínimas se incrementarán con carácter general por encima de la inflación los próximos 4 años, de 2024 a 2027. En el caso de las pensiones mínimas con cónyuge a cargo, la senda es hacia la convergencia con el 60% de la renta mediana de un hogar con dos adultos en 2027.

Un pensionista con cónyuge a cargo, uno de los perfiles más habituales, tendrá una pensión mínima de 16.500 euros anuales en 2027, un 22% más que ahora

6º PENSIONES NO CONTRIBUTIVAS

Las pensiones no contributivas crecerán hasta converger en 2027 con el 75% del umbral de la pobreza de un hogar unipersonal.

Se refuerzan las medidas para reducir la brecha de género en pensiones que se mantendrán mientras sea superior al 5%.

7º BRECHA DE GÉNERO

También se refuerzan las medidas para reducir la brecha de género en pensiones. El complemento de brecha se subirá en los dos próximos ejercicios (2024 y 2025) un 10% adicional al IPC.

Se incluye el incremento de los periodos reconocidos como cotizados a 3 años en caso de reducciones de jornada y excedencia por cuidado de hijos, menores o familiares de hasta segundo grado.

8º COBERTURA DE LAGUNAS

Mejora la fórmula de integración de lagunas para las mujeres trabajadoras, aumentando hasta 5 años, frente a los 4 actuales, los vacíos de cotización con el 100% de la base mínima y hasta 2 años adicionales los que lo hacen al 80% de esa referencia frente al 50% actual.

9º PRÁCTICAS FORMATIVAS

Se incluye en el sistema de Seguridad Social a los alumnos que realicen prácticas formativas y académicas incluidas en programas de formación. Se trata de las prácticas realizadas por alumnos universitarios, tanto las dirigidas a la obtención de titulaciones oficiales de grado, máster y doctorado, como las dirigidas a la obtención de un título propio de la universidad, ya sea un máster de formación permanente, un diploma de especialización o un diploma de experto.

También se incluyen las realizadas por alumnos de formación profesional, siempre que las mismas no se presten en el régimen de formación profesional intensiva. A las cuotas a la Seguridad Social por contingencias comunes se les aplicará una reducción del 95%.

10º 'FISCALIZACIÓN' DE LA AIReF

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ‘fiscalizará’ la reforma a fin de que el gasto en pensiones no supere el 15% del PIB. Para ello, publicará y enviará al Gobierno, desde marzo de 2025 y cada tres años, un informe de análisis sobre cómo van evolucionando los ingresos.

Las 10 principales medidas de la reforma de pensiones