sábado. 15.06.2024

La oposición irresponsable del macrismo

MACRI ALBERTO

Apenas a nueve días de haber asumido el nuevo gobierno argentino, la derecha más reaccionaria hace un llamamiento a boicotear la Ley de Solidaridad Social que el oficialismo propone en pos de atender las emergencias que deja la pésima gestión del macrismo.

La ex Ministra de Seguridad, Patricia Burllrich, aseguró que su fuerza política no daría quórum en la Cámara baja y llamó a “tirar 14 toneladas de piedras” contra las medidas que pretende aplicar Alberto Fernández.

Las medidas económicas anunciadas esta semana por el oficialismo han encendido las alarmas de una derecha que no desea ceder los privilegios que el macrismo le concedió

Pero la de Bullrich no es la primera expresión de violencia contra el gobierno del Frente de Todos. Varios ex funcionarios del gabinete de Mauricio Macri ya han manifestado su particular defensa de la República en los medios hegemónicos con declaraciones que incitan a la rebelión contra el gobierno que ganó las elecciones el pasado 27 de octubre.  Si bien Mauricio Macri había asegurado que ejercería una oposición responsable y constructiva, los diputados y senadores de su espacio político parecen dispuestos a hacer precisamente lo contrario. 

La impunidad con la cual la oposición juega a “defender la República” está avalada por los medios de comunicación hegemónicos que han agudizado su llamado periodismo de guerra contra el gobierno de Alberto Fernández. Patricia Bullrich llama a tirar piedras contra el gobierno y los medios del poder real no se escandalizan. La ex Ministra –y responsable de las muertes de Rafael Nahuel y Santiago Maldonado- habla de “democracia clausurada” y de un supuesto cambio de “República por Monarquía”, sin que a los medios se les mueva un pelo.

Las medidas económicas anunciadas esta semana por el oficialismo han encendido las alarmas de una derecha que no desea ceder los privilegios que el macrismo le concedió. El aumento de las retenciones al campo, el dólar turista, el protocolo del aborto no punible y el incremento en las jubilaciones y los programas sociales son medidas que cambian el sujeto beneficiario de las políticas. Durante el gobierno de Mauricio Macri sólo un sector muy reducido de la economía resultó beneficiado, mientras que las clases media y baja fueron las grandes perdedoras del modelo neoliberal. Alberto Fernández cambia el orden de las prioridades para atender las urgencias. Macri deja una Argentina con el 52,6 por ciento de niños en la pobreza, con la tasa de desempleo más alta desde 2006, con los valores de indigencia más altos desde 2008, con la inflación más alta de los últimos 28 años, con una deuda externa que en relación al PBI está en su peor momento desde 2004.

El gobierno de Alberto Fernández ha propuesto que quienes más tienen deben pagar más. Y la reacción de la oligarquía argentina no se hizo esperar

El gobierno de Alberto Fernández ha propuesto que quienes más tienen deben pagar más. Y la reacción de la oligarquía argentina no se hizo esperar. Los medios de comunicación del poder real ya han salido a respaldar a los grandes terratenientes, pretendiendo construir la idea de que “el campo somos todos”, de que hay que defenderlo. Sin embargo los señores del campo ni se inmutaron con las subas de los servicios del 3000 por ciento que aplicó el gobierno de Mauricio Macri, tampoco protestaron contra los brutales ajustes que sufrieron los sectores más vulnerables de la sociedad. La cita de Don Arturo Jaurecthe se hace imprescindible: “La oligarquía es una minoría ínfima en nuestra sociedad; son los dueños de la tierra, si, pero su mayor poder es el de ser dueños de la cabeza de miles de argentinos de clase media que, sin poseer más tierra que la de los canteros del patio, se comportan como fieles defensores de un modelo que no les pertenece”.

La oposición irresponsable del macrismo