miércoles 22/9/21

Viajar en tiempos de pandemia

Los amantes de los viajes no ven el momento de volver a preparar su maleta para volver a dirigir sus pasos hacia cualquier destino. La vacunación generalizada para detener la expansión de la covid-19 parece que no llega en la medida deseada y nuevas cepas aparecen por doquier. Sin embargo, las ganas de recorrer el mundo no desaparecen, crecen con el paso de los días. Afortunadamente, las medidas se relajan y es posible, tomando las medidas de prevención oportunas, volver a viajar

La forma de entender el mundo y cómo se relacionan las personas con él ha cambiado sustancialmente con la llegada del coronavirus. Entre otros aprendizajes que está dejando a su paso este mal hay que destacar la importancia que tiene la naturaleza para frenar las pandemias y que las medidas de prevención han llegado para quedarse durante un buen tiempo.

Los cambios deben aceptarse y las personas deben adaptarse cuanto antes para volver a ganar el espacio arrebatado por el coronavirus. Uno de los privilegios robados es el de poder desplazarse libremente, viajar y disfrutar de otros espacios lejos de los hogares. Afortunadamente, comienza a verse la luz en este sentido y teniendo en consideración las medidas preventivas necesarias, es posible salir a viajar de nuevo.

Qué tener en cuenta para viajar

Hay cosas que han cambiado y que hay que tener en cuenta para los viajes turísticos, de estudio o profesionales alrededor del mundo. Otras no han cambiado tanto, como es la solicitud de una visa electrónica para entrar en ciertos países, un proceso que puede llevarse a cabo en plataformas online especializadas como Visaturismo.es, de forma sencilla y rápida, desde casa o desde la oficina, sin tener que trasladarse a ningún espacio físico.

Para entrar por aire a algunos países como Estados Unidos, Canadá o Australia es imprescindible la presentación de una visa. Un visado no es otra cosa que un documento que emite un país extranjero para autorizar la entrada a su suelo a cualquier turista o visitante. En la página web mencionada; visaturismo.es, se presenta la plataforma más ágil e intuitiva para conseguir este certificado, ya que ofrece un servicio integral de revisión y presentación para ayudar a los turistas con este cometido.

Es este un servicio que se presenta con un aumento en la seguridad, ya que, posiblemente, aunque se tengan todos los papeles en regla, sin el control sanitario de cada país no será posible la entrada final en el territorio de destino. Para que esto no termine ocurriendo, hay algunos otros consejos que se deben tener presentes.

Conseguir información del destino

Es importante acudir a fuentes fiables para saber en qué situación se encuentra el destino en relación a la incidencia de la covid-19, si esta se ha estancado o se está propagando, qué porcentaje de afectados tiene y cuáles son las medidas de protección que está tomando el gobierno de la región.

Tener en consideración el nivel de riesgo que se tiene. No es lo mismo que sea una persona joven quien se exponga que alguien de edad avanzada o que pertenezca a algún grupo de riesgo.

Conocer las leyes y normas a cumplir en los lugares que se visita, y mantener siempre una postura de defensa ante un posible contagio, aunque las normas se hayan relajado o no se cumplan.

Entre las obligaciones en algunos países se incluye la estancia en el interior de un inmueble de al menos 14 días desde su llegada. Es altamente aconsejable informarse bien, no sea que espere una sorpresa desagradable de este tipo y el viaje se convierta en un infierno.

Protección durante los viajes

Las medidas personales que se deben mantener en un país extranjero no distan mucho de las que obligan en territorio nacional. De entre todas las medidas no se habrá de olvidar del uso de las mascarillas en cualquier lugar público, bien ajustadas, que cubran boca y nariz, evitando tocarlas con las manos mientras se estén utilizando.

También habrá que mantener la distancia de 2 metros entre personas siempre que sea posible, evitando el contacto físico con ellas y con las superficies de tránsito, como pasamanos, botones de ascensor, pantallas táctiles, sillas y bancos públicos… Si se tienen que tocar es importante limpiarse rápidamente las manos con jabón o usar un desinfectante alcohólico.

En cualquier caso, siempre que se esté en espacios públicos y antes de lavarse las manos, habrá que evitar tocar a otras personas y los propios ojos, nariz y boca. Si se tiene que estornudar o toser, habrá que cubrirse bien la boca, colocándola bajo el brazo o cubriéndose bien con un pañuelo y mirando hacia una esquina o lugar donde no haya nadie.

El lavado de manos es fundamental, antes de comer, de ir al baño, después de toser, estornudar, sonarse la nariz o tocar cualquier objeto instalado en las vías públicas. Esta acción higiénica deberá ser con agua, abundante jabón y tener una duración mínima de 20 segundos. En caso de no encontrar un lugar o no disponer de jabón, se aconseja recurrir a los desinfectantes, aplicándolos con regularidad, y que contengan un mínimo de alcohol del 60 %.

Viajar en tiempos de pandemia