miércoles 20/1/21

Tener un préstamo personal bajo control: tranquilidad personal

Tener un préstamo personal bajo control: tranquilidad personal
Tener un préstamo personal bajo control: tranquilidad personal

Los datos de estudios recientes de Matchbanker.es por expertos y economistas nos muestran cómo la solicitud del préstamo personal se ha disparado por el período anterior a la Navidad, tanto en las entidades bancarias como de forma online. Sin embargo, según las conclusiones del análisis, 7 de cada 10 personas en España siguen viendo los préstamos con recelo y piensan en la financiación como algo negativo, pero a veces necesario.

Motivos para tener un préstamo controlado y sin miedo

Aunque la práctica de tener el dinero debajo del colchón nos parezca una locura, un alto porcentaje de la población lo sigue haciendo. Sin embargo, no hay por qué temerles a los créditos si nos enfrentamos a ellos tomando en cuenta estos consejos.

Uno de los principales miedos de los españoles es el coste de los préstamos personales. España se sitúa como el sexto país más caro de toda Europa, con una TAE media del 8,76%, según los datos de El Banco de España, frente al 6,19% de media europea. 

Para no pagar de más en este país debemos conocer bien el mercado financiero y controlar aspectos como el tipo de interés, para asegurarnos de que este no sea superior al de la media española y así no pagar de más. Por otra parte, se debe tener mucho cuidado si hay mucha diferencia entre el TIN y la TAE. La Tasa Anual Equivalente nos indica cuál es el precio final que deberemos pagar por nuestro crédito. En ella se incluyen los productos asociados y las comisiones, que incrementan el precio final del préstamo.

Precaución con costes añadidos

En multitud de ocasiones, solicitar un préstamo personal no es tarea fácil, a consecuencia de todos los añadidos que figuran en la letra pequeña de los créditos al consumo. Evitar los productos vinculados ahorra un buen dinero al final del préstamo y durante el mismo. Este es sin duda el segundo factor más temido por los españoles a la hora de solicitar un préstamo personal.

En muchas ocasiones, las entidades nos obligan a abrirnos una cuenta, domiciliar la nómina e incluso a hacernos un seguro de vida para aprobar nuestro crédito. Esto no debería ser así, pero lo es. En algunos casos incluyen un descuento de hasta un 1% en los intereses, pero podría ser un espejismo si el coste de dicho servicio acaba siendo superior al ahorro de ese 1% en intereses.
Si el precio de estos servicios aparece financiado en nuestro préstamo, el coste de la operación será mayor. Esto ocurre porque al importe de nuestro crédito se le añaden estos productos, aplicándose los intereses al total del capital.

Normalmente, los créditos online no nos obligan a contratar ningún producto adicional, por lo que el coste de préstamo se abarata. Teniendo en cuenta estos dos aspectos, podremos controlar el precio de nuestro préstamo y no pagar más de la cuenta esta Navidad.
 

Tener un préstamo personal bajo control: tranquilidad personal