viernes 18/9/20

Nuevo desarrollo español después de la cuarentena COVID-19: ¿qué está pasando en el mercado inmobiliario?

Nuevo desarrollo español después de la cuarentena COVID-19: ¿qué está pasando en el mercado inmobiliario?

Las principales empresas constructoras de España solo dejaron de trabajar por 2 semanas en abril durante el confinamiento, por lo que el mercado de construcción de nuevas viviendas sigue activo en el país. El mercado de las casas nuevas en España se ha venido revalorizando desde el año 2010, pasando de 2,7 millones de viviendas nuevas hasta los 25,4 millones en el año 2018.

Además, alrededor del 25% de las viviendas nuevas ubicadas cerca del mar son compradas por extranjeros en la actualidad. Cabe preguntar, sin embargo, ¿Qué pasará ahora? Después del confinamiento del Covid-19, se registró una caída en los tratos de compra/venta de viviendas que se espera se vaya revirtiendo a medida que pasa el tiempo; sin embargo, la recuperación del mercado inmobiliario será paulatina y no se espera que llegue a los niveles previos a la cuarentena hasta, al menos, mediados de 2022.

Sin embargo, el New Housing, o la construcción de casas nuevas, sigue siendo un mercado con potencial, según explican los expertos en mercado inmobiliario de España de Virtoproperty.

¿Qué sucederá con el mercado inmobiliario en España?

Si bien el gobierno español eliminó las restricciones a los trabajadores del área de reparación residencial y construcción el 25 de abril, no fue hasta junio que las oficinas inmobiliarias empezaron a trabajar de nuevo, pudiendo aceptar personas en las oficinas; sin embargo, el número máximo permitido sigue siendo de 1 persona y se debe agendar una cita para entablar las reuniones. Estas medidas previenen el hacinamiento de personas en lugares cerrados, donde es más fácil el contagio.

Del mismo modo, las visitas no deben hacerse a espacios residenciales, por lo que el mercado de las casas en construcción, al no ser lugares residenciales activos siguen estando disponibles. Estas condiciones propician que los compradores de viviendas prefieran invertir en casas en construcción a futuro, para asegurar, del mismo modo, una revaloración a largo plazo de su inversión.

También existe la posibilidad de realizar las visitas en espacios virtuales 3D para reducir el riesgo de contagio sin perjudicar el mercado inmobiliario.

Obras en construcción y ofertas de reservación para visitas

Un ejemplo de este tipo de ofertas en la industria de la construcción, es el complejo residencial que se está construyendo en el paseo marítimo de Marina Dor, donde puedes echar un vistazo virtual y reservar tu opción de apartamentos por 3000 euros, y, cuando vayas a España, puedes elegir visitar de nuevo dicho apartamento, visitar otro o solicitar la devolución total de tu dinero.

Según Idealista.es, desde el mes de enero, el mercado inmobiliario español se había decantado por la práctica conocida como Build-to-rent, que significa construir complejos residenciales y casas para rentar como alternativa a la venta directa de las casas. Es un mercado mucho más sencillo y accesible tanto para las empresas como los posibles inquilinos de dichas viviendas.

Este modelo sigue siendo importante para los trabajos que se realizan en la actualidad, y probablemente lo seguirá siendo durante un tiempo, incluso después de que el mercado vuelva a encausarse.

Aumentan las ofertas de pago de comisiones a promotores de ventas

Según Theconversation.com la pandemia sacudió fuertemente al mercado inmobiliario al mismo tiempo que al turismo; en respuesta a lo cual, en la actualidad existen muchas más empresas inmobiliarias que ofrecen incentivos a las ventas de viviendas en forma de comisiones den entre el 2 y el 8% del total del valor de cada venta.

Este tipo de incentivos es ahora mucho más frecuente, según el Gerente de Ventas de Virtoproperty, Tony García, quien afirma que, si antes del coronavirus existían importantes empresas que promocionaban sus ventas de esta manera, más aún con la llegada del Covid-19, pues esta modalidad acerca las ofertas a los compradores y hace más fácil encontrar prospectos de venta a las inmobiliarias.

En el caso del New Housing, al agente se le suele pagar después de que finalice la construcción, por lo que en el pasado solían ser pagos muy retrasados, que superaban los 12 a 18 meses. Sin embargo, en la actualidad, con la situación económica, existen ofertas en el que tiempo de pago se reduce hasta entre 1-3 meses.

Además, las inmobiliarias se aseguran de que el proceso de compra sea lo más seguro posible, por lo que a cada agente se le asigna una cuenta bancaria en la que se depositarán los pagos, para que el mismo no sea intermediario con la empresa, por lo que no debe temer un posible sobreprecio exagerado por la comisión del agente.

Nuevo desarrollo español después de la cuarentena COVID-19: ¿qué está pasando en el...