domingo 29.03.2020

Injerto capilar en Barcelona o Turquía, ¿Qué elegir?

Injerto capilar en Barcelona o Turquía, ¿Qué elegir?

Es un hecho que Turquía se ha puesto de moda en lo que se refiere a un trasplante capilar. Sin embargo, que esté de moda, no es una razón suficiente para poder justificar la calidad de los mismos. Cuando uno busca hacerse una operación de este estilo, ya sea un injerto de pelo o una rinoplastia, siempre trata de buscar las mejores clínicas para llevarlo a cabo. En el caso de Turquía, uno se encuentra más perdido. Ya sea porque es un país extranjero o por el idioma, resulta algo más complicado el aclimatarse a la operación y es por ello que en este artículo, vamos a darte algunas razones por las cuales pensamos que clínicas nacionales como Capilclinic son la solución perfecta para poder disfrutar de un injerto capilar, sin tener la necesidad de ir al extranjero.

Como en casa, en ningún sitio

La principal razón es que como en casa, no se está en ningún sitio. Turquía tiene la fuerte barrera del idioma y esto puede suponer algún que otro inconveniente cuando tengamos que pasar nuestra estancia allí. Además, si llevamos a cabo una operación de este tipo en España, no tendremos que desplazarnos tan lejos y estaremos siempre cerca de casa para cualquier imprevisto que pueda pasar.

Más cerca, más barato

Hacerse un trasplante capilar en Turquía tiene gastos más elevados que hacerlo en España, como, por ejemplo, el alojamiento. A la hora de llevar a cabo una operación de esa envergadura, tendremos que estar unos cuantos días en el país extranjero con el coste que eso conlleva de alojamiento más comida. Si lo llevamos a cabo en España, dependiendo de donde vivamos puede incluso que no tengamos ni que desplazarnos demasiado para realizarlo. Además, tendremos que pagar mucho menos dinero debido a que nos ahorramos tanto el alojamiento como la comida, además del viaje claro. Por último, resulta una buena idea invertir ese dinero que nos estamos ahorrando para llevar a cabo una operación de mejor calidad o contar los servicios de una clínica más contrastada. De esta manera, invertiremos el dinero mucho mejor.

Revisiones

Por último, otro aspecto importante a destacar, son las revisiones que tendremos que llevar a cabo una vez que el injerto haya tenido éxito. Si tenemos que hacer estas revisiones en Turquía, resulta irremediable el tener que desplazarnos de nuevo al país para someternos a dichas revisiones o a las curas. Esto no hace más que incrementar de nuevo el precio de la operación, incluso aunque esta ya haya acabado.

Si lo llevamos a cabo en España, las revisiones serán más sencillas y además tenemos la ventaja de poder contar con una cobertura sanitaria en el caso de que pueda pasar algo, como que nos pueda dar alergia o cualquier otro motivo. En definitiva, llevar a cabo una operación de injerto capilar en España termina por resultar una operación más beneficiosa para el cliente, tanto en términos económicos como en términos de comodidad.

Injerto capilar en Barcelona o Turquía, ¿Qué elegir?