viernes. 12.07.2024
1

Mientras que las mujeres acuden anualmente al ginecólogo desde la pubertad, los hombres no tienen tan interiorizado visitar al especialista en el aparato reproductor masculino. De hecho, muchos ni siquiera saben con exactitud a qué se dedica un urólogo. Sin embargo, y en contra de esta tendencia, los médicos especialistas aconsejan acudir a revisiones de urología desde una edad temprana -40 años en adelante- pues los urólogos, médicos especializados en el aparato urinario y el aparato reproductor masculino, pueden prever gran cantidad de enfermedades gracias a ellas. Además, encontrar especialistas no es difícil. Existen una gran cantidad de clínicas y muchas de ellas, como Clínicas Devigor, han desarrollado métodos efectivos e indoloros en los últimos años.

En general, cualquier hombre debería acudir al urólogo sin importar la edad. Gracias a la intervención de estos especialistas se pueden diagnosticar y resolver gran cantidad de problemas.

Eyaculación precoz

Aunque es el problema sexual más común entre los hombres, son pocos los que se atreven a acudir a un especialista y admitir este inconveniente. Sin embargo, consultar a un urólogo supone la visión de alguien externo que podrá ayudar y guiar al paciente para su superación. Además, se ha demostrado que combinar tratamiento urológico con terapia aporta resultados beneficiosos.

No obstante, cuando hablamos de eyaculación precoz no nos referimos a un momento puntual. Los especialistas hacen hincapié en que se trata de un problema cuando la calidad de vida de la persona se ve alterada y la situación es incontrolable. En estos casos, es normal que el afectado se sienta inseguro e incluso avergonzado. A ello hay que añadir que, de no acudir a un especialista a tiempo, la eyaculación precoz puede derivar en otros problemas mayores, entre los que se encuentra la disfunción eréctil.

Disfunción eréctil

Al igual que la eyaculación precoz, la disfunción eréctil causa serios estragos en la autoestima. De hecho, se calcula que menos del 35% de los hombres que la sufren acuden a un especialista, ya sea por miedo o por vergüenza.

La disfunción eréctil puede estar causada por múltiples razones. Algunas son de origen físico, entre los que se encuentran la edad, los hábitos poco saludables, la obesidad o incluso algunas enfermedades. Otras, por su parte, tienen una causa psicológica. Por ello, acudir a un urólogo es imprescindible para descartar causas mayores, además de buscar un tratamiento adecuado. En este sentido, el método Devigor se basa en impulsos acústicos indoloros sin efectos secundarios. Por ello, los resultados muestran un 95% de eficacia.

En algunas ocasiones el tratamiento del urólogo debe combinarse con terapia psicológica. En este sentido, fomentar la comunicación con la pareja es el primer paso para dejar atrás la disfunción.

Prostatitis

Uno de los problemas más frecuentes y molestos entre los hombres es la prostatitis o inflamación de la glándula prostática. Normalmente, se debe a una infección bacteriana, aunque pueden existir otras razones.

Entre los síntomas de la prostatitis se encuentra el ardor al orinar, el dolor en el pene o los testículos, la incontinencia o la necesidad de orinar a todas horas. El urólogo llevará a cabo los exámenes y controles pertinentes para buscar las causas y tratará el problema de un modo profesional e indoloro dependiendo del diagnóstico.

Curvatura del pene peyronie

La curvatura del pene no tiene por qué suponer un problema en sí. Como sabemos, existen penes de diversos tamaños y formas. Sin embargo, cuando hablamos de la enfermedad de Peyronie nos referimos a curvaturas que, en el momento de la erección, causan dolor en el paciente. Por lo tanto, es un problema serio que debe estudiar un médico especialista, pues la causa es un tejido fibroso cicatricial en el pene.

Al igual que otros problemas, si no se aplica un tratamiento adecuado puede derivar en otros, como disfunción eréctil. Dada la complejidad y dolor que puede causar, tratamientos como el método Devigor demuestran su efectividad.

Dolor pélvico

Experimentar dolor en la pelvis no implica, necesariamente, que un individuo sufra de dolor pélvico. Para que podamos calificarlo como tal el paciente debe haberlo experimentado al menos durante 3 meses. El dolor pélvico consiste en un dolor agudo en la zona de la pelvis y dificultades a la hora de desarrollar ciertas actividades.

No tiene por qué ser constante ni continuo. Muy al contrario, el dolor pélvico puede manifestarse de manera intermitente. Como consecuencia, mucha gente no cree tener un verdadero problema y evita acudir a un especialista. Sin embargo, el dolor pélvico puede ser consecuencia de muchas causas, entre los que se encuentra el síndrome del intestino irritable o síndrome de la vejiga dolorosa.

Cáncer de próstata y otras enfermedades

Acudir al urólogo y seguir las revisiones ayudará también a prevenir ciertos tumores y examinarlos antes de que desemboquen en una enfermedad seria como el cáncer. La sangre en la orina, el dolor de riñón o la sangre en el semen son síntomas que esconden causas que debe revisar un urólogo.

El método devigor, además de corregir la disfunción eréctil como hemos comentado, está totalmente diseñado para tratar todos estos problemas que surgen en el aparato reproductor masculino. Es un método que no necesita hospitalización, ni medicamentos y no tiene efectos secundarios, por lo que podrás seguir con tu vida normal sin que este tratamiento afecte a ella.

¿Qué es un urólogo y en qué puede ayudarte?