martes 11/8/20

Las empresas textiles y las nuevas necesidades frente al COVID-19

Las empresas textiles y las nuevas necesidades frente al COVID-19

Todas las empresas lo están pasando mal por culpa del Coronavirus y en especial las empresas textiles. Estas empresas no se esperaban un golpe tan fuerte. Por este motivo, ya se están preparando para reabrir los negocios y seguir trabajando con las necesidades que exige el COVID-19.

Medidas de seguridad en las empresas textiles

Los organismos de prevención se han puesto manos a la obra para conseguir que el mayor número de pymes textiles comience a trabajar lo antes posible. El objetivo es reducir al máximo el cierre de empresas y de desempleo. Para conseguirlo se han tomado una serie de medidas de seguridad a través de un plan que se está siguiendo en la gran mayoría de comunidades autónomas.

Para comenzar, todos los trabajadores tendrán que acudir a sus puestos de trabajo con las medidas de seguridad obligatorias. Esto quiere decir que tendrán que acudir con la mascarilla y guantes. El objetivo es evitar el contagio dentro de las empresas y con estas medidas se espera que el contagio no sea viable.

Por otra parte, se pide a las empresas que permitan a sus trabajadores en la medida de lo posible disfrutar de la distancia de seguridad. En ocasiones es difícil, en ese caso se está recomendado que haya una pequeña pantalla de plástico entre los trabajadores que tienen que estar muy juntos para reducir al máximo el riesgo de contagio.

Como comentan los organismos de regulación, lo importante es que las empresas conozcan las medidas obligatorias que deben tomar para conseguir evitar los contagios. Es muy recomendable invertir en medidas de seguridad. Y es que no invertir en ellas no solo irá acompañado de fuertes multas, sino que también provocará el riesgo de que su plantilla laboral se infecte del Coronavirus y eso se traduzca en la parada obligatorio de la producción de la empresa. Esto hace que ninguna empresa dude en invertir en esas medidas de seguridad para conseguir que la producción textil siga a buen ritmo.

Como hemos podido saber, lo importante es fomentar y mantener las cadenas de producción textil para evitar que las empresas puedan ir a la quiebra. Esto se puede evitar con las medidas de seguridad oportunas. Sin olvidar que la demanda ha caído con fuerza, pero si tenemos en cuenta los datos que nos ofrecen los analistas, la demanda volverá a crecer con fuerza. Y es que todo indica que la V es posible, de aquí que las empresas ya estén produciendo con fuerza para poder dar suministros a la demanda, la cual se espera que sea realmente potente.

Medidas de seguridad de las tiendas textiles

No solo las fábricas tendrán que tomar medidas para evitar un nuevo rebrote, sino que las tiendas también tendrán que tomar medidas para evitar que sus trabajadores y sus clientes se puedan contagiar.

Como podemos ver en TusKamisetas.com, las tiendas de ropa tienen que tomar una serie de medidas para abrir. Como todos sabemos, de momento nada será como antes, es decir, no podemos encontrar en la tienda de ropa a la ligera y salir.

Por ejemplo, los guantes se han vuelto obligatorios a la hora de entrar en la tienda de ropa. La gran mayoría de tiendas ofrecen a sus clientes los guantes de plástico, aunque es verdad que algunas tienda no disponen de ellos y obligan a los clientes a llevarlos de casa. No suele ser la técnica más común, pero algunos modelos funcionan así.

Los geles desinfectantes también están presentes en la tienda. El objetivo del gel desinfectante es luchar de manera directa contra el virus. Todo el mundo que entra en la tienda se tiene que desinfectar las manos con el gel. De esta manera se busca que nadie pueda dejar el virus en la ropa. Por supuesto, se recomienda tocar la ropa lo justo. Las tiendas pequeñas ofrecerán un servicio más personalizado para evitar que los clientes no toquen las prendas que no les interesa coger. Mientras que las tiendas grandes confían en sus clientes. Al principio el aforo estará limitado a un porcentaje de clientes, pero cuando todo vuelva a la normalidad se espera que los clientes solo manipulen la ropa que les interese por seguridad sanitaria de todos.

Otra de las medidas de seguridad que se deberán tomar en las tiendas de ropa son las distancias de seguridad. En las primeras fases de la desescalada se obligará a los clientes a tener una distancia de seguridad. Sin olvidar que el aforo será limitado al menos al principio. Las personas que quieran entrar a la tienda de ropa tendrán que hacer cola y esperar unos de otros a dos metros. La cola habrá que hacerla si el aforo está completo. El aforo dependerá de la fase en la cual se encuentre la tienda. No es lo mismo estar en la fase 1 que en la fase 3 por ejemplo.

Las mascarillas también serán obligatorias para todas las personas que estén dentro de la tienda. Muchos estudios han demostrado que el contagio es mucho más sencillo en interiores que en exteriores. Si en la calle las mascarillas son obligatorias, en las tiendas lo serán mucho más. No se permitirá el acceso a las personas que no tengan mascarilla, a excepción de los niños pequeños.

Otra de las medidas que se tienen que realizar para que todo funcione bien son las medidas de desinfección de la tienda y probadores. Es importante que la desinfección sea la adecuada. Muchas tiendas apuestan por realizar esa medida de desinfección al abrir y cerrar la tienda. Lo importante es que se haga de manera efectiva.

No hay que olvidar que las tiendas deberán desinfectar las prendas probadas que no sean compradas por los clientes. Es verdad que es un trabajo extra, pero es algo necesario para reducir al máximo el riesgo de contagio.

Finalmente, algunas tiendas apuestan por medir la temperatura de sus clientes para poder identificar a posibles personas infectadas. Aunque es verdad que esta medida no se usa por la gran mayoría de personas. Se confía en que las personas que tenga fiebre se queden en casa para evitar contagiar a terceros.

Las empresas textiles y las nuevas necesidades frente al COVID-19