domingo 07.06.2020

Que debes tener en cuenta a la hora de comprar una aspiradora

Que debes tener en cuenta a la hora de comprar una aspiradora

Desde que Henry Hoover, inventó la primera aspiradora eléctrica para uso doméstica a principio del siglo XX, estos equipos se han convertido en parte del equipamiento básico de todo hogar. Existen muchos tipos de aspiradoras; de hecho, a medida que se han popularizado también han ido adaptando su tecnología para una gran variedad de funciones, ofreciendo diversos tamaños, tipos de filtros, sistemas de almacenaje, opciones de limpieza y potencia, cepillos, etc.

Entonces, inmediatamente surge la pregunta ¿Cómo puedo saber cuál es la que debo comprar? A continuación, te presentamos una lista de aspectos que debes tener en cuenta a la hora de elegir tu aspiradora.

¿Para qué vas a usar la aspiradora?

La amplitud del espacio, el tipo de pisos y el mobiliario que deseas  limpiar definirán varias de las características de tu aspiradora. Para dejarlo más claro, necesitarás  una “vacuum cleaner” muy distinta si quieres aspirar la tapicería de tu coche o si necesitas asear tu taller de bricolaje. Estudia las características de cada modelo para saber cuál se adapta mejor a tus requerimientos. Los principales puntos que debes evaluar son:

  • El peso del equipo: Los modelos más pequeños y livianos pueden llegar a pesar menos de  1 kilogramo. Son muy manejables y portátiles, pero tienen tanques más pequeños y, por lo general, menos potencia. Los aspiradores más robustos rondan los 14kg. Son mucho más poderosos, tienen mayor capacidad de almacenaje, pero ofrecen menos comodidad en su movilidad.
  • El radio de acción: Se refiere al alcance que tienen las aspiradoras cableadas desde la fuente de poder (enchufe) hasta el punto más lejano al que pueda llegar. Se calcula sumando la longitud del  tubo de aspiración con a la del cable de alimentación. Mientras mayor sea la cifra resultante (en metros) podrás cubrir una superficie más amplia sin tener que desenchufar el aparato para buscar otra conexión eléctrica.

· La autonomía: Es el tiempo que puede trabajar tu aspirador inalámbrico con una sola carga de la batería. Para que sea realmente útil, no debería estar por debajo de los 30 minutos. De igual forma, es importante que conozcas el tiempo recarga (ciclo de carga). Los modelos más avanzados puede recargarse en una hora, aproximadamente. También existen modelos que permiten el uso con ambos sistemas: cable y/o batería.

· La capacidad del depósito: Aquí hablamos del volumen de desechos que puede llegar a almacenar en su recipiente antes de tener que vaciarlo. Los aspiradores manuales  más pequeños tienen una capacidad promedio de 0,5 litros; en tanto que los de mayor tamaño pueden llegar hasta los 30 litros.

· La succión: Se trata de la  capacidad para absorber aire que ofrece cada dispositivo. Frecuentemente se expresa en kilo pascales (kPa). Si necesitas limpiar pisos rústicos, alfombras tupidas o tejidos gruesos debes elegir las que te ofrezcan mayor succión.

· El caudal de aire: Tiene que ver con la velocidad de entrada del aire al aspirador y se mide en litros por segundo (l/s). Este valor es importante si va a usar tu aspirador sobre superficies lisas y duras (parqué, granito, cemento, baldosas).

· La potencia útil: Es la resultante al relacionar la de succión y el caudal. Se expresa en vatios (W) y describe el verdadero rendimiento de tu aspirador. Los aparatos con mayor vatiaje son mucho más eficientes en trabajos grandes y difíciles.

· El nivel de ruido: Todos deseamos aspiradoras lo más silenciosas posibles. Los modelos que producen menor impacto sónico promedian entre 60 o 70 decibelios (dB). Prefiere siempre los equipos con menor nivel de sonido para que puedas trabajar más cómodamente y no afecte su salud auditiva.

· Los filtros: Existen diversos tipos (metálicos, de espuma, de papel, de agua, etc.), pero lo más importante es que sean HEPA, es decir, filtros de alta eficiencia que garanticen la retención de hasta un 99,99% de todas las partículas que ingresan, incluso las más pequeñas, tales como ácaros, polen, bacterias y microorganismo patógenos que pueden afectar tu salud. Son la mejor opción para personas que sufren de enfermedades respiratorias crónicas (alergias, asma, afecciones bronquiales, etc.)

· El sistema de filtrado: Siempre recomendamos los aspiradores ciclónicos debido a que separan el polvo del aire que expulsa de forma más eficiente, evitando así que salga de nuevo al ambiente. No obstante, otros sistemas pueden darte también buenos resultados.

· Los cabezales de aspirado: La variedad de ellos puede cubrir varias páginas. Pero, si debes decantarte por alguno, te sugerimos aquellos que estén provistos de cepillos motorizados ya que pueden rotar independientemente y facilitan las labores de aspirado en superficies irregulares, muy sucias o en alfombras.

· Las boquillas: Existe una enorme gama de ellas. Las que nunca deben faltar son las de tipo angosto (para ranuras y lugares estrechos) y las de tapicería.

· La eficiencia energética: Si quieres ahorrar dinero en tu factura eléctrica y darle una mano a la ecología del planeta, entonces te recomendamos las aspiradoras con eficiencia A o superiores, dependiendo de la escala.

Otros consejos que te pueden ayudar a elegir

Si todavía no puedes elegir, Mundo Aspirado compara los mejores modelos para que conozcas sus características técnicas y evalúes sus ventajas y falencias en función a tus necesidades particulares.

También te sugerimos que tomes en consideración las opiniones de otros usuarios. En ellas encontrarás valiosa información que te revelará el desempeño real de cada equipo más allá de las promesas del fabricante.

Que debes tener en cuenta a la hora de comprar una aspiradora