jueves 24/9/20

Cómo serán los chats y la mensajería personal en el año 2050

Cómo serán los chats y la mensajería personal en el año 2050

Los chats ya llevan bastante tiempo entre nosotros, pero la verdad es que han evolucionado. En nuestro país ganaron popularidad gracias al chat de Terra, el cual se hizo muy popular entre todas las edades, sobre todo entre los jóvenes. Pero tras su desaparición, los chats en vez de desaparecer han ido evolucionando para adaptarse a los nuevos tiempos.

Evolución de los chats online

Como hemos comentado, tras la desaparición del gigante Terra en nuestro país, los chats online evolucionaron y a día de hoy se puede decir que hay muchas opciones entre las que elegir. Pero estamos seguros de que en el futuro se harán mucho más populares y en consecuencia podremos usar chats que nos permitan comunicarnos con los demás como si estuviésemos al lado.

Por ejemplo, viendo la evolución de LatinChats, podemos darnos cuenta de que en el futuro no solo habrá un chat general, sino que las salas se harán todavía más populares. Esto quiere decir que en el futuro habrá tantas salas que seguro que encontramos la que más nos interesa.

Además, los expertos ven como posibilidad que los hologramas pasen a formar parte de los chats. Esto quiere decir que no solo podremos comunicarnos con otras personas con texto y videocámara, sino que además podremos comunicarnos como si estuviésemos al lado de esa persona. Es como se conoce como hologramas y lo más seguro es que a mediados de este siglo puedan ser una realidad en el mundo de los chats. Por supuesto, destacarán por ser muy fáciles de usar. Y para conseguirlo, no solo hace falta desarrollar esa tecnología, sino que también habrá que mejorar las conexiones, cosa que parece que sucederá. Hay que recordar que las velocidades no paran de aumentar, por lo que en el 2050 seguro que serán mucho más elevadas que las que tenemos actualmente. Esto hará que los hologramas no sean un problema y en consecuencia nos podamos comunicar por ese medio. Es decir, nos veríamos como si estuviésemos al lado y podríamos escribir los mensajes a través del método tradicional.

Los chats en aplicaciones móviles

Los móviles seguirán evolucionando y con ellos seguirán evolucionando los chats a través de las diferentes aplicaciones. Es difícil adivinar cómo evolucionarán los chats a medidas de siglo en los móviles, pero lo más seguro es que estén mucho más evolucionados.

Algunos expertos comentan que podrían ofrecer la opción de compartir todo tipo de archivos y de comunicaciones en el acto. Eso sería posible si las velocidades siguen aumentando. Hay que recordar que en pocos meses veremos cómo se introduce en nuestra sociedad el 5G, pero a mediados de siglo ya seguramente vayamos por el 7G, es decir, las velocidades de trasmisión serán realmente elevadas. Además, podría ser que la comunicación a través de hologramas con el móvil también fuese posible. Es decir, podríamos ver a la otra persona en formato de holograma. Sería el sustituto a las videollamadas tradicionales, es decir, todo haría que el trato fuese más cercano.

Chats seguros

Para que los chats puedan seguir siendo un sistema de comunicación a mediados de siglo, las medidas de seguridad tendrán que ir a más. El sistema de cifrado actual seguro que quedará anticuado en pocos años, de aquí que los sistemas de seguridad tendrán que ir en aumento.

Escribir con la vista

Cada vez son más los estudios que apuestan por escribir a través de la vista y no pulsando la pantalla como lo hacemos ahora. Actualmente nos parece algo muy lejano, pero puede que en menos de lo que pensamos podamos comenzar a disfrutar de ese tipo de tecnología. Hay que recordar que hace unos años nos parecía mentira que pudiésemos escribir directamente en una pantalla y ahora está al orden del día. Pues según los expertos, escribir directamente con la vista podría ser el futuro para conseguir que las comunicaciones fuesen más sencillas.

Chats con olores

Otra de las novedades que seguramente lleguen a los chats son los olores como leemos en este artículo sobre perfumes. La tecnología no para de evolucionar y los olores podrían llegar a nuestros dispositivos en la próxima década. Es decir, para el año 2050 seguramente sea un tipo de tecnología que esté presente en todos los dispositivos.

De momento podemos ver como desde la universidad de Extremadura se están haciendo investigaciones que permiten enviar y recibir diferentes olores. De momento su funcionamiento es muy sencillo, pero con el paso de los años seguro que evolucionará y se podrá integrar en las teles y por supuesto en los ordenadores y teléfonos. De esta manera, cuando una persona nos mande en un chat un olor, lo podríamos recibir sin problemas. Actualmente funciona a través de un sistema parecido a un fax, es decir, escanea el olor que se quiere emitir y manda la orden para que el dispositivo lance el olor con la máxima fidelidad posible. En caso de que ese tipo de tecnología siguiese evolucionando y los usuarios agradeciéramos ese tipo de tecnología, lo más seguro es que a mediados de siglo fuese un tipo de tecnología muy integrada.

Actualmente podemos decir que el olfato digital es un tipo de tecnología que no solo se está desarrollando en la universidad de Extremadura, sino que también se está desarrollando en muchas otras universidades. Una vez que esa tecnología de con la clave, el siguiente paso que dará será reducir su tamaño para poderla integrar en todo tipo de dispositivos. Y como viene siendo habitual, con el paso de los años será más pequeña y se usará más. Al usarse más, habrá más investigaciones y en consecuencia seguro que los chats acompañados con olores serán una realidad en el futuro.

Como puedes ver, los chats todavía tienen mucho camino a la hora de evolucionar, de aquí que cada vez podamos hacer más cosas con ellos. Y aunque a día de hoy nos parezca que ya no pueden evolucionar más, podemos asegurar que en tres décadas evolucionarán y mucho. No parecerán ni su sombra de la gran cantidad de oportunidades que nos ofrecerán.

Cómo serán los chats y la mensajería personal en el año 2050