jueves 21/1/21

¿Cómo ha evolucionado la fotografía digital en los últimos años?

En la actualidad, la fotografía digital se ha convertido en una mezcla de lenguaje, medio de comunicación y arte

Sin duda alguna, el mundo de la fotografía ha experimentado una importante evolución en los últimos tiempos, sobre todo, a raíz de la implantación de las nuevas tecnologías en el conjunto de la sociedad. Hoy en día, la fotografía está al alcance de cualquiera, puesto que todas las personas tienen un teléfono móvil a mano. Además, el uso de las fotos se ha estandarizado, gracias en gran parte, a la aparición de las redes sociales.

Facebook, Instagram o Pinterest son un claro ejemplo de cómo la fotografía reina en la sociedad del siglo XXI, y más concretamente, la fotografía digital. Desde la invención de la primera cámara digital en el año 1975 -creada por Kodak-, el mundo de las fotos ha cambiado por completo, ya que actualmente, los aficionados a la fotografía pueden conseguir instantáneas de enorme calidad.

En este sentido, la tecnología ha jugado un papel muy importante. Y es que gracias a los avances tecnológicos, ya no hay que revelar y escanear las fotografías, puesto que se pueden trasladar directamente a un sistema informático para imprimirlas. La mejor prueba de ello, la podemos ver reflejada en algunos servicios de impresión de fotos gratis como el que ofrece Hofmann, el cual permite imprimir 50 fotografías al mes.  

El papel de la fotografía en el siglo XXI

Si algo está claro es que las fotografías son mucho más que simples imágenes, ya que éstas son capaces de captar lugares, momentos, historias, y en general, una serie de recuerdos que perduraran en el tiempo. Por ello, algunos especialistas señalan que las fotos son una perfecta combinación de lenguaje, medio de comunicación y arte. Pero, ¿para qué se utiliza la fotografía en la actualidad?

Con la aparición de la fotografía digital, el mundo visual ha dado pasos de gigante en cuanto a rapidez, abaratamiento de costes y facilidad de uso se refiere, puesto que las personas pueden tomar una gran cantidad de fotografías seguidas y previsualizarlas al instante. Algo inimaginable para la industria fotográfica del siglo XX, pero que hoy en día se ha convertido en una auténtica realidad.

Este increíble avance no hubiera sido posible sin la digitalización, la cual ha pasado a ser una solución ideal para multitud de problemas del siglo XXI. Por lo tanto, no resulta extraño que las fotografías digitales se utilicen en diversos ámbitos de la vida, como el personal -recuerdos de cumpleaños, vacaciones, reuniones familiares- o el laboral -imágenes de eventos, sucesos, personajes famosos-.

Principales ventajas de la fotografía digital

Como ya se ha comentado anteriormente, la fotografía digital ha facilitado la tarea de captar instantáneas, ya que por ejemplo, las personas no tienen que esperar a que se realice el clásico proceso de revelado. Todas las fotografías digitales se pueden ver al instante, de manera que los fotógrafos saben si han realizado una buena instantánea. Además, durante el proceso de impresión fotográfica no se dañan las imágenes.

Se puede decir por tanto, que la inmediatez es una de las ventajas más destacadas de la fotografía digital, pero los beneficios de la digitalización fotográfica no se quedan únicamente ahí. Y es que gracias a las cámaras digitales, los usuarios tienen la opción de almacenar muchas fotografías en una tarjeta digital. Un gran progreso, sobre todo, si lo comparamos con los rollos de 48 fotografías que se utilizaban en antaño.

Por otro lado, la fotografía digital ha permitido abaratar los costes, ya que el fotógrafo no tiene que comprar rollos fotográficos, ni tampoco pagar por el proceso de revelado. Es decir, se obtiene un importante ahorro en material -tan solo es necesario disponer de una cámara de fotos digital-. Y por supuesto, la fotografía digital ha proporcionado múltiples ventajas técnicas relacionadas con el histograma y los valores ISO.

Productos más populares de fotografía digital

Aunque la fotografía digital está muy enfocada al almacenamiento en discos duros, la realidad es que muchas personas prefieren imprimir fotografías. Esta acción es muy sencilla, ya que en Internet existen servicios de impresión profesionales, los cuales se encargan de llevar a cabo todo el proceso. Por tanto, las personas tan solo tienen que enviar las fotografías y elegir el tipo de producto que más les interesa.

Por ejemplo, uno de los productos más demandados por los usuarios son los álbumes digitales, puesto que son perfectos para inmortalizar cualquier recuerdo personal. Sin embargo, el abanico de posibilidades es mucho más amplio, de modo que es cuestión de analizar los diferentes tipos de productos fotográficos que realizan los servicios de impresión profesionales.

Los libros de fotos, los fotolienzos, las fotos decorativas y los calendarios son un buen ejemplo de cómo la fotografía puede formar parte de nuestra vida, pero no solo en un papel, sino que también puede ser impresa en otros productos como tazas, fundas de teléfono móvil, cojines, mochilas o estuches. Un sinfín de posibilidades, puesto que las fotos digitales se han convertido en una pieza fundamental de nuestro día a día.

¿Cómo ha evolucionado la fotografía digital en los últimos años?