sábado 04.07.2020

¿Atascos, fugas o pérdidas? La solución: un fontanero profesional

¿Atascos, fugas o pérdidas? La solución: un fontanero profesional

Un atasco en una cañería es una situación bastante frecuente, quien más y quien menos, muchos de nosotros hemos experimentado alguna vez algún tipo de atasco en alguna de las tuberías de nuestros hogares. Otra de las cosas por las que nuestras tuberías pueden darnos algún que otro dolor de cabeza son las fugas de agua y los grifos que gotean, que pueden costarnos muy caros en la factura del agua.

Efectivamente, ya sea en el lavavajillas, en el fregadero, en el WC o en cualquiera de las tuberías y bajantes de nuestras casas, desgraciadamente, esta situación es bastante habitual.

Causas de los atascos en las cañerías

Como muchas cosas en este mundo, saber las causas de estos problemas es un excelente punto de partida para prevenirlas. Una de las causas de estos atascos puede ser debida a la configuración de nuestras tuberías, que haya una mala instalación, y eso es algo que podemos observar a simple vista, para darnos cuenta, por ejemplo cuando miramos un nuevo piso a donde mudarnos, de que esa tubería puede darnos problemas en el futuro.

Así, podemos encontrarnos con tuberías con secciones inferiores a las montadas y es una de las principales causas de los atascos. Una sección demasiado reducida de tubo puede provocar que no pueda evacuar una gran cantidad de agua y también que queden atrapados deshechos que provocarán el atasco.

También podemos encontrarnos con tuberías con poca inclinación hacia el bajante. Las tuberías deben tener una pendiente adecuada para la correcta evacuación del agua (nunca menos del 2%) y una pendiente poco inclinada ralentiza la salida del agua y facilita la acumulación de residuos que podrían formar un atasco.

Los dos ejemplos anteriormente descritos son construcciones mal realizadas, pero también hay otros ejemplos de tuberías muy antiguas, o con excesos de giros o pendientes elevadas que provocan que el agua se acumule y, con ella los residuos que provocan atascos; y eso es algo que deberemos observar con atención cuando estamos pensando en trasladarnos a esa nueva vivienda.

Por último, es habitual una incorrecta manipulación de los residuos de comida, principalmente, que nos obliguen a desatascar lavavajillas o desatascar el fregadero. También es frecuente arrojar palillos de las orejas o toallitas al WC y ello nos va a provocar tener que desatascar el WC. 

A veces, la mala gestión de nuestros vecinos realizando esta mala gestión de sus residuos puede acabar provocando que haya que desatascar tuberías o bajantes más generales, así que, si todos nos hacemos un poco responsables de esos residuos, podemos evitar estos problemas, tanto en nuestros hogares, como en nuestras fincas.

Cuidado con las fugas de agua

Otro problema de fontanería con el que es habitual que nos encontremos en nuestra casa, es el de las fugas de agua. En muchas ocasiones, dichas fugas pueden no ser visibles, y puede ser que lo sean en otra vivienda, con los problemas que eso puede acarrearnos de no contar con un buen seguro que nos cubra estos problemas. 

Estas pérdidas, o grifos que gotean, pueden provocar que nuestra factura del agua se dispare. De hecho, un excesivo y anómalo consumo de agua en nuestra factura puede ser un síntoma de que tenemos una fuga o bien que conviene cambiar esos grifos que gotean por el bien de nuestro bolsillo.

Como solucionar estos problemas

Tener fontaneros cerca es la solución a estos problemas, puesto que los productos que podemos encontrar para desatascar tuberías, la mayoría de las veces, sirven para poco o nada. Un fontanero siempre tiene unas herramientas que nos ayudarán a realizar un correcto desatasco o nos cambiarán ese grifo que está haciendo que nuestro dinero se vaya por el bajante.

Es muy conveniente tener a mano un contacto de fontanero 24h, puesto que una avería de gran calado puede provocar daños irreparables, tanto en nuestro hogar, como en toda una finca y resulta esencial que, en el caso de una fuga, se corte dicha fuga lo antes posible, pues el agua puede causar, como hemos dicho, daños en la estructura de la edificación.

Y eso es especialmente delicado en lugares en donde las fincas son particularmente viejas. Existen, por ejemplo, fontaneros en Madrid centro que nos pueden ayudar a cortar de raíz cualquier problema, atasco, fuga o grifo que gotea, antes de que ello provoque un problema mayor en nuestro hogar o daños profundos en nuestra finca.

Recuerda tener a mano un contacto de estos profesionales, que te ayudarán a poner solución definitiva a esos atascos que se te resisten y que no consigues arreglar; o esos problemas de fugas de agua o de grifos que gotean que van a tener una incidencia directa sobre tu bolsillo.

Y nada mejor que un fontanero profesional para solucionarlos, personas con profesionalidad y experiencia que solucionarán definitivamente estos problemas tan habituales.

¿Atascos, fugas o pérdidas? La solución: un fontanero profesional