martes 26/1/21

Apuestas seguras, ¿funcionan de verdad?

Es innegable que a la hora de apostar existe un cierto riesgo de perder la cantidad que el usuario ha destinado a la predicción en cuestión. Por supuesto, hay algunas de ellas que son un poco más seguras, tales como las que presentan una cuota muy baja, sobre todo si se trata de una apuesta en directo. 

Por ejemplo, si un partido de fútbol presenta un marcador de 2-0 en el minuto 60, es posible apostar por el equipo local. Evidentemente los beneficios serían escasos, aunque las probabilidades de acertar son bastante elevadas. Aun así, no se consideran apuestas seguras. 

En concreto, las apuestas deportivas seguras son aquellas con las que, suceda lo que suceda, siempre acabas obteniendo un cierto beneficio económico. Has leído bien, el riesgo es cero. 

Durante mucho tiempo este tipo de predicciones no eran practicadas habitualmente por los usuarios ante la incredulidad: ¿realmente funcionarán? Lo cierto es que sí, aunque para ello es imprescindible poner en práctica los pasos que describiremos a continuación. 

Así son las surebets 

Lo primero que debes asumir es que las surebets no siempre están disponibles en el mercado del fútbol. Sí, es el que suelen dominar la mayoría de españoles, pero en ciertas jornadas no hay diferencias entre casas de apuestas -aspecto en el que ahondaremos más adelante-. 

Antes de hacerlo, es reseñable que las apuestas deportivas seguras pueden abarcar multitud de disciplinas. Por ejemplo, en el momento de escribir estas líneas, un combate de UFC entre Nik Lentz y Mike Grundy es una surebet. Pero, ¿por qué lo es? 

Llega el momento de abordar el significado y funcionamiento de este tipo de apuestas y, precisamente, el ejemplo sacado a colación es perfecto para entenderlo. 

En la UFC no hay empates. Por ende, solo existen dos vías de apuestas si optas por predecir quién ganará el combate: Nik o Mike, el americano o el británico respectivamente. 

Supongamos que optas por el luchador de artes marciales nacido en los Estados Unidos. Haciéndolo en una misma casa, podrías apostar a favor de la victoria y en contra de ella. Debido al margen de la página web, sí o sí acabarías perdiendo dinero. Poco, por supuesto, pero no serviría de nada. Sin embargo, ¿qué sucede si haces este mismo movimiento en dos casas de apuestas distintas? 

Todo cambia, aunque ello te obliga a analizar muy bien el mercado de las cuotas. Por suerte, hay sitios web especializados que se encargan de ello, recopilando diariamente las surebets que están disponibles. 

Retomando el ejemplo sacado a colación, Nik tiene una cuota a su favor ahora mismo de 2.50 en Betfair. Esto significa que, en caso de apostar 10 euros, podrías perder esos diez o ganar veinticinco. En lo que se refiere a Mike, al ser favorito parte con una cuota bastante menor, aunque en otra casa de apuestas es ligeramente superior en comparación con la de Betfair. 

Concretamente hablamos de Betway, casa que te permite en estos instantes apostar a favor de la victoria de Mike a una cuota de 1.80. ¿Esto qué significa? Básicamente metiendo una cierta cantidad de dinero, ganarás pase lo que pase. 

Estamos hablando de un beneficio del 4,65 por ciento. Teniendo en cuenta que no hay riesgo de perder, no es de extrañar que las surebets hayan adquirido tanta popularidad en los últimos tiempos entre los españoles. 

Se acabó ver un partido de fútbol, de tenis o un combate de UFC con el corazón a punto de salirse por la boca. La emoción es puramente deportiva, ya que no existe riesgo alguno de que el dinero jugado acabe perdiéndose. 

Finalizando con el ejemplo que hemos mencionado, si Nik gana compensaría la suma de dinero que hubieras apostado por Mike, y viceversa. Como es menester, para que ello suceda es fundamental hacer un cálculo, averiguando así qué montante tendrías que poner en cada cuota para que se produzca la apuesta segura y siempre obtengas beneficios. 

De nuevo hay que agradecer la existencia de ciertas herramientas online, las cuales se encargan de calcularlo por ti. Ello es valorado muy positivamente sobre todo por quienes nunca antes han aprovechado esta posibilidad y quieren iniciarse en el apasionante mundillo de las apuestas seguras sin incurrir en ningún tipo de riesgo por equivocarse ellos mismos en algún paso. 

Precisamente hablando de principiantes no puede pasarse por alto un factor que potencia más si cabe los beneficios obtenidos. Nos referimos a aprovechar los bonos de bienvenida con los que ciertas casas de apuestas fomentan los registros en sus plataformas. 

De esta manera, por ejemplo, cuando una de las dos cuotas se da por perdida, obtienes el beneficio de la promoción en cuestión. Así puedes hacer otra surebet en un futuro sin tener que depositar dinero propio, cumpliendo para ello con el rollover estipulado en las bases legales si pretendes retirar los beneficios que obtengas por medio del citado método.

Apuestas seguras, ¿funcionan de verdad?