sábado 04.04.2020

Los 10 mandamientos para hacer cunnilingus inolvidables

Los 10 mandamientos para hacer cunnilingus inolvidables

Si quieres ser el rey o la reina del cunnilingus tienes que tener claro una serie de mandamientos que harán que la persona receptora vibre de pasión y que pueda llegar incluso a uno de los orgasmos más placenteros que haya experimentado en su vida. Con la ayuda de estos consejos y recomendaciones, serás capaz de practicar el cunnilingus perfecto.

¿Qué es el cunnilingus?

Para hacer un buen cunnilingus lo esencial es saber exactamente qué es esta práctica sexual, como también alguna que otra curiosidad que convendría que supieras. Para empezar, se trata de la práctica sexual en la que se chupa, se mordisquea o se lame con la lengua, los labios o incluso toda la boca la vulva, la vagina y por supuesto el clítoris de la mujer.

Esta práctica no es que haya surgido en las últimas décadas, sino que lleva siglos con nosotros, algo que podemos observar en muchas ilustraciones eróticas japonesas, de la India o incluso en China, en la que se da la curiosidad que una de sus emperatrices llamada Wu Zetian decretó que todos sus invitados debían practicarle sexo oral por ley.

Primer mandamiento: juega

El primer mandamiento que vamos a darte es que puedas jugar y disfrutar del momento. Como leemos en esta guía para hacer un cunnilingus verdaderamente placentero de Diversual lo esencial es poder disfrutarlo y hacer disfrutar a la pareja y para que esto sea posible, lo mejor es jugar lentamente, sin necesidad de tener prisas y quererlo todo en dos minutos. Puedes empezar explorado la vulva como también los labios mayores y menores, con la lengua plana, sin ejercer fuerza solamente rozando.

Segundo mandamiento: de menos a más

La aguja de placer tiene que ir desde cero hasta cien lentamente y con tranquilidad pero sin perder el ritmo. Es necesario que se pueda explorar pero que la intensidad vaya subiendo junto con la excitación. Cuando se llega a un nivel, no tienes que bajar, sino mantenerlo hasta que se suba de nuevo.

Tercero mandamiento: labios menores

Uno de los grandes olvidados de los cunnilingus son los labios menores y por este motivo hay que dedicarle un poco de atención para conseguir que la persona pueda disfrutar de una experiencia que jamás olvidará. Pasa la lengua en punta por los labios menores lentamente ejerciendo presión por estos y viendo qué es lo que más le gusta a tu pareja, si le gusta de esta manera o por el contrario prefiere la lengua plana a modo de lametazo.

Cuarto mandamiento: masajes con la lengua

Una de las recomendaciones que podemos hacerte es que puedas darle masajes con la lengua en los labios mayores y menores, como también si deseas impresionar, succiona levemente esta parte de su cuerpo para ver como se retuerce de placer consiguiendo jugar con el factor sorpresa. Es aconsejable en todo momento que estés pendiente de las expresiones corporales de tu pareja, ya que de esta manera sabrás qué es lo que más le gusta y qué no.

Quinto mandamiento: ayúdate con las manos

Hay muchas personas que, cuando van a realizar un cunnilingus se olvidan por completo de las manos y de los dedos. Es imprescindible jugar con absolutamente todo lo que tengas a mano, ya bien sea masajeando con las manos o dedos mientras pasas la lengua por su cuerpo, como también con otro tipo de juguetes eróticos o lubricantes para que la zona esté mucho más estimulada y se pueda disfrutar más.

Sexto mandamiento: clítoris

Una vez que has jugado con los labios y la vulva, será el momento de estimular el clítoris. Por lo general, ya la persona estará bastante excitada, por lo que en el momento de llegar a esta parte de su zona erógena será mucho más potente el placer y más divertido ya que verás como se mueve de gusto al mover tu lengua sobre su clítoris.

Séptimo mandamiento: no todo es clítoris

Recuerda que cuando llegues al clítoris no te olvides del resto de partes del cuerpo a estimular, y que puede ocurrir que la pasión y la excitación se vaya bajando lentamente por lo que sigue tocando sus senos, su cuerpo, los glúteos y no dejes de lado ninguna parte.

Octavo mandamiento: repite varias veces

No lo hagas todo de seguido, es decir, repite las veces que quieras, como hemos repetido en más de una ocasión, recuerda que estás disfrutando y estás haciendo que disfrute la otra persona, por lo que no tienes que parar ni mucho menos cuando ya lo hayas hecho todo, sino que puedes repetir una y otra vez para que la estimulación sea aún mayor.

Noveno mandamiento: intensidad máxima

Una vez que ya compruebes que tu pareja está al máximo de su placer, te recomendamos que empieces a darle más intensidad y presiones con más dedicación las partes que más le han gustado. Por otro lado, no temas en introducirle los dedos por la vagina para llegar a estimular mejor la zona del clítoris interna, ya que esto hará que vibre de puro placer hasta que llegue a uno de los mejores orgasmos de su vida.

Décimo mandamiento: la práctica hace al maestro

Es importante recalcar que para hacer un cunnilingus inolvidable lo que debes hacer es practicar, practicar y practicar. Es cierto que es posible que llegues a hacerlo de primeras como un profesional, sin embargo, cuanto más practiques más podrás sorprender a tu pareja. Quizás en la primera sesión no llegues a darle ese placer tan grande como esperas, pero al final poco a poco y con dedicación, podrás descubrir cuáles son las zonas más sensibles y estimulables de tu chica. Como puedes imaginar, no todas las mujeres disfrutan de la misma manera, y aunque el clítoris es una de las zonas de su cuerpo con las que más sienten, es cierto que, cuanto más explores más conoces lo que le gusta y por este motivo, no dejes de practicar para ser el mejor.

Los 10 mandamientos para hacer cunnilingus inolvidables