domingo. 14.04.2024
CSIC's central building in Chamartin district in Madrid (Spain). Designed by Miguel Fisac and Ricardo Fernandez Vallespin and built in 1943.
Fachada del edificio central del CSIC en Madrid.

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Recientemente se ha publicado por el CSIC un amplio informe de Memoria Democrática sobre el que voy a detenerme en el apartado 12.4, página 59, relativo a la recuperación del Claustro del antiguo Auditorio para actividades públicas y académicas que lo diferencie conceptualmente a la iglesia aledaña.

Ese antiguo Auditorio es hoy la Iglesia del Espíritu Santo, y desde el 25 de febrero del 2000, el entonces presidente del CSIC, César Nombela, firmó un convenio con el arzobispado de Madrid para la cesión de uso por un periodo de 58 años, prorrogado por 10 hasta un máximo de 99, a no ser que medie "expresa denuncia del convenio" (nota 4 pie de página).

Aclaremos que dentro está la estatua del creador del Opus Dei, Escrivá de Balaguer, y unas reliquias. 

César Nombela, vinculado a esta secta, fue un nefasto Presidente del CSIC desde 1996 hasta el año 2000, periodo durante el cual, con motivo de la rehabilitación, se destruyó el refugio antiaéreo que se construyó durante la Guerra Civil, por la II República, debajo de la Residencia de Estudiantes, y se ocultó toda la historia del Hospital de Carabineros, dedicado a curar a milicianos de una epidemia de malaria, que había dirigido el eminente doctor Luis Calandre Ibáñez; y eso que Nombela era catedrático en la Facultad de Farmacia. 

placa_claustro_csic
Placa.

Continuando con el Claustro de Memoria Democrática, la placa que han colocado los del CSIC, junto a la ministra de Ciencia, pone Junta "de" ampliación de Estudios, y debe poner Junta "para" Ampliación de Estudios, pues así fue creada en el año 1907 y presidida por Don Ramón y Cajal. Se tiene que corregir. 

Otra crítica a este apartado es que sigue sin estar señalizado y referenciado ese Claustro que, según la Ley de Memoria Democrática, debe de estar bien identificado y de fácil acceso público, y que yo personalmente he podido comprobar hace poco tiempo, pero no lo cumple. 

Tengo otras críticas a dicho informe, pero por ahora lo dejo aquí, y les recuerdo que Calandre, de la escuela de Cajal, fue el creador del primer laboratorio de la Residencia de Estudiantes, el de anatomía microscópica, en el año 1910, y el último subdelegado de la Junta para ampliación de Estudios (JAE) en Madrid en 1938-39. Es decir, un alfa y omega de la JAE.

Por dirigir el Hospital de Carabineros fue nombrado subdelegado de la JAE y duramente represaliado por los franquistas; lo digo por la solicitud de reparación a los científicos represaliados, que van a solicitar, según pone en el informe.

El tratamiento de la memoria democrática en el CSIC deja mucho que desear