martes. 23.04.2024

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) y la International Association of Health Policy (IAHP) denuncian que los temas de Salud Publica y control alimentario en Europa “no están suficientemente vigilados ni se dispone de una reglamentación homogénea y común”, fundamentalmente –denuncian- “por los intereses económicos de las multinacionales de la industria de alimentación y el enfoque mercantilista que la UE da a sus políticas en las que se antepone el negocio a la salud de los ciudadanos".

Así se han manifestado ambas asociaciones en relación al problema surgido por la muerte en Alemania de varias personas como consecuencia de un cuadro sistémico provocado por la contaminación alimentaría con una cepa enterohemorragica de ‘E.Coli’.

La FADSP y la IAHP consideran que “la actitud alarmista y acusadora sin pruebas ante este grave problema de salud publica, exhibida por las autoridades sanitarias alemanas y la tibieza de la Unión Europea ante la falta de evidencias que vinculasen el problema con productos de origen español pone de manifiesto una actitud peyorativa rozando la xenofobia hacia la que tiende cada vez mas la derecha en el poder en buena parte de Europa”.

En opinión de estas asociaciones, “en una situación de crisis económica para las clases populares muy grave como la que está atravesando nuestro país, esta forma de actuar supone acentuar el problema y aumentar la situación de precariedad de parte de los trabajadores del campo”.

Por todo ello, la FADSP y la IAHP instan a las autoridades sanitarias a “una mejora en los controles alimentarios y de Salud Pública que anteponga ésta a cualquier interés”, al tiempo que abogan porque en el marco de la UE se establezca una política sanitaria común que contemple tanto los asuntos de Salud Pública como una carta de derechos sanitarios común todos los ciudadanos.

Por una política sanitaria común