sábado 29/1/22
RECLAMAN LA INTERVENCIÓN URGENTE DE ZAPATERO

El sector alerta de que la ‘crisis del pepino’ puede llevarles a la ruina

150 toneladas de frutas y hortalizas se han paralizado en una semana y las pérdidas económicas alcanzan los 200 millones de euros. El sector exige una mayor “contundencia” al Gobierno español.

Los productores españoles de frutas y hortalizas han reclamado la intervención "urgente" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la 'crisis de los pepinos', que estiman que generará pérdidas de 200 millones de euros cada semana al paralizar la comercialización de 150.000 toneladas semanales de frutas y hortalizas, con el consiguiente desplome de precios.

La crisis derivada de la atribución a una partida de pepinos españoles de la alerta alimentaria causada por un brote de 'E.coli' en Alemania está causando un 'efecto dominó' en el conjunto del sector hortofrutícola español, con la pérdida diaria de pedidos de verduras y frutas en prácticamente toda Europa.

"El volumen afectado es de 150.000 toneladas semanales y Alemania tiene una cuota del 25%. No hay mercados alternativos, son productos perecederos y se va a producir una crisis de precios en las zonas de producción", advirtieron en rueda de prensa el presidente de la Federación Española de Asociaciones de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex), Jorge Brotons y José María Pozancos.

Los representantes de Fepex remarcaron que España exporta 9.500 millones de kilos de frutas y hortalizas al año a todo el mundo, mientras que la zona alemana de Hamburgo concentra "todos los casos" del brote. "Hay un problema alemán que debe ser resuelto por las autoridades alemanas", remarcaron.

REPROCHA FALTA DE CONTUNDENCIA AL GOBIERNO.

Además, consideraron que la Comisión Europea está "actuando mal" al incluir a España en una "alerta preventiva equivocada" y reprochó al Gobierno español, especialmente al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, no haber sido "suficientemente contundente hasta ahora" con Alemania, país al que exigieron que concluya la investigación y que "asuma que tiene un problema interior".

Brotons afirmó que los productores están tirando cada día "cientos de toneladas" de productos y reclamó compensaciones mediante las medidas de gestión de crisis que recoge el reglamento comunitario y retiradas de excedentes con destino a organizaciones caritativas, pero pagando al productor "a precios de mercado".

Según criticó Pozancos, "los sistemas de gestión de crisis no son válidos", dado que ofrecen precios de tres céntimos por kilogramo cuando algunas hortalizas tienen costes de producción de 50 céntimos por kilogramo. Con esta situación, los productos se están quedando estos días en el campo y los almacenes, porque a los productores no les interesa asumir el coste de recolección.

"RUINA" PARA EL SECTOR.

Los dirigentes de Fepex afirmaron que en algunos supermercados se están colgando carteles que rezan "aquí no se vende producto español", por lo que subrayaron que la crisis ha derivado en un "problema gravísimo" que, además, el sector teme que se pueda prolongar con un "macroproceso" y causar su "ruina". Por este motivo, volvieron a demandar la implicación de "las más altas instancias políticas".

Asimismo, exigieron una rectificación de Alemania para recuperar la imagen de los productos españoles, dado que esta crisis está afectando a la "credibilidad y la imagen" del sector.

El sector alerta de que la ‘crisis del pepino’ puede llevarles a la ruina
Comentarios