#TEMP
miércoles. 29.06.2022
miguel angel ferris
Miguel Ángel Ferris

Durante una entrevista concedida al programa radial “Cenizas de Babilonia. Diáspora Española” (Radio Argentina), el Profesor de Política Educativa de la Universidad de Valencia y coordinador de “La Ruta del Despilfarro”, Miguel Ángel Ferris, se refirió a la amenaza que representa la extrema derecha de Latinoamérica para las democracias progresistas, a las diversas modalidades de golpes de estado que ésta promueve en la región; y trazó las diferencias de las crisis inflacionarias entre los países de la Comunidad Europea y de América Latina.

Ferris, que en en 2012 puso en marcha en Valencia una oferta de “turismo ciudadano” que recorre los 15 puntos negros del endeudamiento de la ciudad, es –además- editor del periódico vecinal Xarxa Urbana y miembro del Equipo de Acción Política y Comunicación de Podemos en el exterior.  

Walter C. Medina | ¿Cuáles son las repercusiones que está teniendo en España y en Francia el alto nivel de inflación?

Miguel Ángel Ferris | Yo creo que después del tema del incremento de los precios de la gasolina y del malestar generado por el precio de la luz, no ha habido un proceso de indignación y de revuelta que se les atribuya de alguna manera a los respectivos gobiernos, ni en Francia ni en España. Y en ese sentido yo creo que no se ha convertido en el principal baluarte de la oposición a cada uno de los respectivos gobiernos. Y eso quiere decir que posiblemente hay medidas europeas destinadas -mediante las ayudas- a superar el problema del aumento de precios. El gobierno de España ya ha dicho que a final de año la inflación bajará a un 4 o 5 por ciento. Lo que está claro es que las subidas salariales en los convenios colectivos de trabajadores no están preparadas, para nada, para una escalada del doble o el triple de la inflación anual habitual. Y eso se va a pagar muy caro. Como no se regularice de alguna manera o se favorezca una revisión de los convenios, va a haber una pérdida del poder adquisitivo en España, claramente; en Francia también, aunque en Francia la capacidad de convenios colectivos es mucho más fuerte y el sindicalismo tiene más garantías que el de España, que ha perdido mucho terreno.

¿Qué diferencias ves entre el impacto que puede tener en España o en Francia el incremento de la inflación, respecto de los países de Latinoamérica que tú conoces?

Miguel Ángel Ferris | En América Latina tenéis una tradición en países como Perú, por ejemplo, que en alguna época alcanzó una inflación de hasta un 300 o 400 por ciento. Yo creo que al existir en Europa la creación de la moneda única, del Euro, los países mantienen una estabilidad. Y en el plano económico también a la inflación. Lo que pasa es que yo creo que todavía cada gobierno tiene sobre su país ciertos mecanismos que no son la devaluación de la moneda ni otros mecanismos que antiguamente se utilizaban, pero yo creo que de alguna manera en Europa los efectos de la subida de la inflación tiene mecanismos correctores. Lo que está claro es que en Argentina, por ejemplo, con toda la trayectoria que ha tenido con los procesos inflacionarios, y en otros países de América Latina, la población está acostumbrada a esos saltos en el vacío y cada uno tiene ya métodos para intentar sobreponerse.

Francisco López, conductor del ciclo radial de la Diáspora Española, comparó los procesos inflacionarios entre España y Argentina señalando que el país sudamericano experimenta en tal sentido un incremento porcentual constante. El pico máximo histórico inflacionario en España fue del 20 por ciento, en 1986.

Miguel Ángel Ferris | “Desde el año 2015, inicio del gobierno de Mauricio Macri (quien sostuvo que solucionaría el tema de la inflación (“en cinco minutos”) hacia adelante, ha sido una inflación imparable”. Cabe señalar que durante los cuatro años de gobierno de Macri, la inflación fue del 300 por ciento.  

Situación política por la que atraviesa Chile

Miguel Ángel Ferris | “Fruto de los conversatorios que lleva a cabo Podemos Latinoamérica, en los que analizamos los procesos de subida del fascismo en estos países en los que a muchos de ellos ya han regresado los gobiernos de izquierda, vimos que una de las constantes es que una vez que alcanzan nuevamente la democracia o los partidos que pretenden hacer políticas progresistas, de nuevo vuelve a ver ruido de sables. Y también con las especialistas de lo que fue el Plan Cóndor en la región, estuvimos comparando cuáles son los nuevos procesos de golpismo: El golpismo blando, el golpismo parlamentario, el fraude electoral; el trumpismo, etc. Una nueva forma de golpe es el que pretende hacer la derecha en Colombia, en donde ya están  avisando los militares que no van a reconocer el triunfo electoral de la izquierda. Este es el ejemplo que Trump dio al mundo. La democracia mayor, la ejemplar para ellos, es en donde el propio Biden fue cuestionado hasta hace muy poco. Es decir que una forma nueva de golpismo es no reconocer la victoria de la opción progresista que, al revés, no suele ser habitual. Hemos hecho hace unos días un acto en París de toda la plataforma de izquierda colombiana que históricamente se ha puesto por primera vez de acuerdo, por eso se llama el Pacto Histórico de Colombia. Hicimos un acto en el Anfiteatro Obrero. Y en aquel sitio en donde se han producido muchos hechos históricos estuvimos hablando de la situación que hay en Colombia, donde en estos momentos hay mucha inquietud por las amenazas de golpe de estado. Sucede como en Chile. Allí el ejército tiene un componente ideológico golpista; y por más que haya ganado Gabriel Boric, siempre están al acecho porque la extrema derecha en América Latina ya no apuesta por la democracia, sino que utiliza la democracia para acabar con la democracia. Los militares allí han tenido una educación prusiana, y muchos de ellos nazi. Ante el abismo que ha generado la pandemia y el incremento de la pobreza, la respuesta del sistema capitalista es utilizar a los militares y a la extrema derecha.

“Existen muchas nuevas formas de golpismo”