viernes 27/11/20
LA LUDOPATÍA, UN PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA

Casas de apuestas y menores, la salud mental está “en juego”

¿Recuerdan el nombre de Sheldon Adelson? Rondaba el mes de septiembre de 2012 cuando “Las Vegas Sands Corporation”, el mayor operador de casinos del mundo anunciaba la elección de Madrid como lugar para construir su proyecto de ocio y juego, llamado “Eurovegas”. Por suerte, el proyecto no fue llevado a cabo, y digo por suerte, porque eso de tener amplias salas sin ventanas para que los ludópatas no vean la luz del día y puedan seguir pensando que la noche de juego no ha terminado, que las salas no dispongan de relojes para que los ludópatas no sepan cuánto tiempo llevan derrochando su dinero, y que los hoteles en donde albergan a los ludópatas no dispongan de ventanas con posibilidad de abrirse, para que estos no opten por el suicidio al haber perdido todo su dinero, pues que quieren que les diga, sí, es una suerte.

Hemos sido testigos de cómo cerraban durante la pandemia los parques infantiles, los gimnasios, las bibliotecas y un sinfín de locales, mientras las casas de apuestas permanecían abiertas, algo ilógico desde quien sea capaz de visualizar el problema, y, por otro lado, algo lógico de quien pretende beneficiar económicamente a sus potenciales amigos estratégicos en el mundo de la política, un tándem muy conocido puede ser perfectamente el de Ayuso-Florentino.

Juan Lamas, Director Técnico de la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados me contaba al teléfono cómo la edad de comienzo al juego disminuye, a la vez que aumenta el porcentaje de jugadores menores de edad, situándose en un 20% los jugadores comprendidos entre los 14 y los 18 años, un problema que va en aumento y parece no importar mucho. La propuesta de la FEJAR es clara, una legislación estatal, no entra de ningún modo dentro de la lógica que un problema estatal tenga legislaciones autonómicas en lo que a casas de juego se refiere.

Catalogada como problema de salud mental, los principales síntomas de la ludopatía más habituales son:

  • Manipulación
  • Conducta huidiza
  • Gasto de grandes cantidades de dinero
  • Frecuentar lugares de juego
  • Desapariciones
  • Cambios de humor repentinos
  • Intentar acceder a líneas de crédito/microcrédito

Codere, unos de los gigantes empresariales de las apuestas online y propietario de gran número de locales de apuestas desde el año 2010 no ha bajado de los 1.000 millones de euros en ingresos, obteniendo en 2009, año de su irrupción en España el año más bajo con 968 millones de euros, 2017 el más provechoso con 1.638 millones de euros y 1.389 millones de euros ingresados en 2019.

Cuenta con nada más y nada menos que 148 salas de juego, en donde se reparten 57.130 terminales de juego, 4 hipódromos, y 7.659 puntos de puestas.

Codere es solo uno de los propietarios de los 2.970.000 resultados que aparecen en Google en 0,57 segundos si teclean “cuantas casas de apuestas hay en España”. A 10 de noviembre del presente he encontrado 13 empresas con licencia.

A menos de 100 metros de mi portal se encuentra una, en la puerta no hay nadie que solicite el DNI a quien pretenda entrar, a menos de 100 metros de esa puerta, se encuentra un colegio público, el riesgo es inminente del mismo modo que las medidas a tomar para salvaguardar la prohibición del juego a menores de edad son nulas.

Un menor siente afición por el fútbol, su equipo favorito es el Real Madrid, el Real Madrid publicita a Codere en las camisetas de sus ídolos, el menor andando por la calle ve un letrero luminoso de Codere, creo que todo queda lo suficientemente claro sin necesidad de ser muy listo. De aquí pueden extraer el vínculo Ayuso-Florentino, y lo ilógico de cerrar parques infantiles y mantener abiertas casas de apuestas.  

viñeta santero
Viñeta Paco Santero.

Pero hay esperanza, un grupo de jóvenes gallegos concienciados con el problema, comienza una andadura por los Concellos para dar a conocer el drama y afrontarlo con propuestas que poco o nada gustaran a los poderosos, pero que muy bien vendrían para el futuro de nuestros menores. Medidas más estrictas que las impuestas por sanidad para la hostelería, distancias mínimas entre locales de apuestas y centros de educación, alternativas de ocio para menores potenciando el deporte, el conocimiento, y las artes, o limitar la concesión de nuevas licencias, son algunas de las peticiones que han presentado con el apoyo de varias formaciones políticas. Tengo que reconocer que mi conocimiento de galego está casi al mismo nivel que mi conocimiento del esperanto, cuando leí la moción me lleve las manos a la cabeza, suerte contar con la inestimable ayuda de Tamara y Aitor, los enlaces de Galicia Rebeldía me facilitaron la versión adaptada al castellano para que pudiera hacerme una idea de por dónde iban los tiros. A sus 27 y 20 años respectivamente tienen la cabeza bien amueblada tal y como he podido comprobar al hablar con ellos, su mayor preocupación es la falta de alternativas en la comunidad galega, y lamentan profundamente que la Xunta no les facilite datos en lo que a ludopatía se refiere, “el amigo Feijoo” me dicen. La maniobra ha sido estudiada, una jugada pensada al detalle, el “órdago” lanzado por los jóvenes galegos, también ha sido enviado desde distintos lugares con total coordinación, justo antes de enviar estas líneas a redacción, los chavales de Rebeldía Getafe, donde se han lanzado propuestas similares al consistorio, me aportaban más datos. Eloy, 25 años, responsable de cultura y ocio de Rebeldía a nivel nacional, coincide conmigo en el serio problema que plantea la cercanía de locales de apuestas a colegios, lamenta la falta de espacios culturales y de ocio enfocados a la juventud, remarca el gran paso dado por el Ministro de Consumo Alberto Garzón prohibiendo la publicidad de casas de apuestas en entornos deportivos, pero es consciente que esta lacra también concierne a urbanismo y las autoridades locales. Ahí es donde entra a jugar Tito Morano, ariete de la formación morada en Madrid, al teléfono me cuenta algo que no me sorprende en absoluto, hace aproximadamente un año que se llegó al compromiso por parte de la Comunidad de Madrid a regular la legislación de las casas de apuestas, compromiso incumplido, ya saben, Ayuso-Florentino. Tito tiene claros varios aspectos por los que va a luchar, que no puedan estar a menos de 500 metros un local de otro, que no se concedan más licencias, y que las licencias que caduquen no sean renovadas si la distancia mínima con otro local no se cumple. Los morados van a luchar por unas medidas educativas en los propios colegios que aborden el problema de la ludopatía y no van a rendirse hasta conseguir una regulación autonómica que no ponga más en juego la salud mental.

Si lo tienes igual de claro que yo, es sencillo, #ApuestaPorLaJuventud

Casas de apuestas y menores, la salud mental está “en juego”
Comentarios