miércoles. 22.05.2024

“Éxito sin precedentes”. Así valoraron los profesores hoy el seguimiento del primero de los paros previstos en la educación secundaria pública de Madrid. Un 78 por ciento de los docentes no han acudido a trabajar, lo que obliga a remontarse a la histórica huelga de 1988, antes del traspaso de competencias a las regiones, para encontrar cifras parecidas de participación en paro que continuará mañana miércoles con una segunda jornada de huelga. Además, en la tarde de hoy martes, una manifestación que los sindicatos prevén “masiva” recorrerá el centro de la capital, con salida en la Plaza de Neptuno.

Los cinco sindicatos con representación en el sector –Stem, Csif, Anpe, Fete-UGT y CCOO- han exigido este martes a la presidenta madrileña Esperanza Aguirre la retirada inmediata de las instrucciones que decretan la pérdida de personal en la enseñanza pública secundaria, cifrada en cada instituto en una media de 22 profesores por centro.

Los cinco representantes sindicales han exigido a Aguirre que abra una vía de diálogo con la convocatoria de la mesa sectorial de Educación. En caso contrario, los docentes se han mostrado dispuestos a “no dar un paso atrás” contra unas medidas cuyas consecuencias concretaron hoy.

Las medidas aprobadas por Aguirre supondrán cierres de bibliotecas escolares, ausencia de clases de laboratorio y de refuerzo –afectadas por la imposibilidad de practicar ‘desdobles’ en las aulas-, y el fin de las tutorías a partir de Tercero de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO), según afirmó Franciso García, de CCOO, que pidió a Aguirre que devuelva los recursos en Educación a la calidad que ofrecían los institutos “hace dos años”, cuando se iniciaron los recortes.

Por su parte, el representante de Anpe, Francisco Melcón, pidió a la consejera del ramo, Lucía Figar, abrir una vía de diálogo en la mesa sectorial a fin de evitar que el conflicto “se enquiste”.

“Llevamos dos años de recortes sin querer negociar”, ha añadido Antonio Martínez, el representante de Csif, quien criticó a la consejera Figar por la “intransigencia” demostrada por el Gobierno regional que ha lanzado diversas acusaciones contra los profesores desde el inicio de las protestas.

Los recortes en la educación secundaria pública por el Gobierno de Aguirre sitúan al profesor en la misma situación que tenía en 1960, explicó Eduardo Sabina, el representante de Fete-UGT. La falta de personal priva a los alumnos de recursos y deja al profesor “sin ningún apoyo” para ejercer la labor docente, afirmó.

“No vamos a dar un paso atrás”, afirmó el representante de Fete-UGt, quien acusó a Aguirre de “querer cobrar” por los servicios prestados en los centros públicos de bachillerato y Formación Profesional (FP).

Además, los docentes, muy molestos con las declaraciones del Gobierno ‘popular’, han reclamado a Aguirre “más inversión, más esfuerzo y menos demagogia”, según ha dicho el representante de Stem, Carlos Sanz, para quien la educación “debe ser prioritaria”.

Los profesores han rechazado además que las huelgas convocadas tengan tintes electoralistas, tal y como sostiene Aguirre. “Las instrucciones que dan origen a la protesta las inventó Figar, no Rubalcaba”, sentenciaron. “Que miren a otras comunidades también gobernadas por el PP”, dijo UGT, que añadió que en Castilla y León “no está pasando esto”.

“No va haber ninguna quiebra de la unidad sindical”, ha afirmado el representante de Csif, en referencia a las diferentes “estrategias de movilización” que las centrales seguirán a partir del 22 de septiembre. 

Los profesores cifran en un 78 por ciento el seguimiento de la huelga